Hacienda informó que los cambios en la reforma ya dilapidaron más de una tercera parte de su recaudación

Gobierno echa para atrás y mantiene el plan fiscal en el Congreso con la meta de revertir sus recortes

La ministra de Hacienda, Rocío Aguilar, se presentó sorpresivamente en la sesión del Plenario legislativo porque “no encontró otra forma de hacer llegar su profunda preocupación por los cambios en la reforma fiscal”.

El Gobierno del presidente Carlos Alvarado tomó la decisión de mantener convocada la reforma fiscal que se tramita en el Congreso, a pesar de que horas antes anunciaron que pausarían el trámite por lo que resta del mes de sesiones extraordinarias, en las que el Ejecutivo define los temas que se discuten en Cuesta de Moras.

El Ejecutivo informó a través de un comunicado de prensa que la intervención de la ministra de Hacienda, que irrumpió sorpresivamente en el Plenario legislativo esta tarde para suplicar que se reviertan decisiones como exonerar la canasta básica y los servicios de salud privados, abrió “posibles ventanas de nuevas negociaciones”, las cuales continuarán a partir de este martes en la mañana.

La intención del Gobierno es frenar y revertir el debilitamiento que ya dilapidó más de una tercera parte de la recaudación que se estimaba alcanzar con el proyecto fiscal, un panorama que parece poco claro, pero en el que todavía confían.

Las alarmas en el Congreso se encendieron desde las 3:00 p.m.; hora en la que inició la sesión ordinaria del Plenario legislativo, a la que llegó sorpresivamente la ministra de Hacienda, Rocío Aguilar, quien apareció ante los diputados como lo permite un recurso —rara vez aplicado por los Ministros de la República— que se fundamenta en los artículos 145 de la Constitución Política y el 172 del Reglamento Legislativo.

Allí, la ministra dijo haber tomado la decisión “porque no encontró otra manera de hacerles llegar su profunda preocupación ante los cambios que los diputados de la comisión incorporaron el proyecto con la mejor fe, pero cuyos resultados no son acordes con la suficiencia de la reforma, suficiencia necesaria para comenzar una ruta de consolidación”.

Visiblemente preocupada, como ha sido la tónica desde el miércoles anterior, cuando los diputados agregaron exoneraciones a la canasta básica y a los servicios privados de salud en el plan fiscal, que dilapidaron un 13% de los ingresos estimados por Hacienda con la reforma.

Ese 13%, según la ministra, es parte de los cambios que ya mermaron el aporte del texto en más de una tercera parte, un impactante cambio que hizo que ya no sea suficiente. Según Aguilar, el texto presentado inicialmente procuraba un 1,9% del PIB, el primer texto con reducciones se redujo a un 1,72%, el segundo a un 1,42% y los últimos cambios lo dejaron en un máximo posible del 1,12%.

Esos últimos cambios serán los que busque revertir en negociaciones con los diputados y las fracciones legislativas, de modo que se abran las puertas que siguen cerradas, al menos en la comisión especial que tramita la iniciativa.

Este motivo, indicó el jefe de fracción del Partido Acción Ciudadana (PAC), Víctor Morales, obligó a pensar en retirar el proyecto de las sesiones extraordinarias y anunciarlo (aunque finalmente no lo hicieron), como parte de ese periodo en el que  corresponde al Ejecutivo proponer los proyectos que discuten los diputados.

“Queremos disponer del resto del día de hoy, de mañana, y el resto de la semana para poder abrir espacios serenos de diálogo, de trabajo con las fracciones y los grupos productivos involucrados en esto, en la lógica que la señora ministra lo está planteando. Tenemos que recuperar los contenidos presupuestarios que se previeron en la presentación de este texto sustitutivo que fue aprobado la semana pasada”, dijo en ese momento Morales.

“Sabemos que este es un tema que no es popular y no es un tema que nos hace felices a nosotros, pero es un tema absolutamente necesario y absolutamente indispensable de ser atendido, por lo que queremos hacer un llamado adicional (…) vamos a redoblar los esfuerzos con los demás diputados y diputadas que están en esta iniciativa para ver si logramos realmente volver con los contenidos como inicialmente los propuso la Ministra de Hacienda”, subrayó.

No obstante, tres horas después de anunciar que retirarían el proyecto de las sesiones, revirtieron su decisión a eso de las 6:30 p.m., momento en el que el mismo Morales, como jefe de la bancada de Gobierno, señaló a través de un comunicado de prensa que «la intervención clara y contundente de la Ministra de Hacienda en el Plenario Legislativo, nos abrió nuevos espacios de diálogo y posibilidades de seguir construyendo acuerdos»

«Es en esta perspectiva que nos parece muy válida la decisión del Poder Ejecutivo de mantener el expediente N° 20580, no obstante el que valoramos en la tarde las posibilidades de que no ocurriera y que se produjera un retiro”, puntualizó

Lea también:

Vehemente

La ministra Aguilar habló por 17 minutos en el Plenario legislativo esta tarde, en los que fue más directa que nunca con los diputados.

Les recordó que no era la primera vez que los visitaba, pues ellos le habían llamado para que presentara un proyecto de contención del gasto público, que ellos mismos le habían solicitado como una especie de moneda de cambio —junto con medidas contra la evasión fiscal— para echar a andar un texto fiscal que fuera suficiente.

También les recordó que ellos le habían pedido un texto sustitutivo que garantizara esa suficiencia, mismo que primero fue votado negativamente en la comisión fiscal y que no se aprobó sino hasta que se redujo en casi una cuarta parte.

Esos cambios eran importantes; sin embargo, la gota que derramó el vaso fueron los últimos cambios que le restaron más de un 0,3% del PIB a la reforma, que ya había perdido fuelle hasta alcanzar apenas un 1,42% del PIB antes del miércoles anterior. Ese conjunto de cambios, dijo Aguilar, atentan contra la sostenibilidad del Estado como lo conocemos.

“Tenemos en nuestras manos el peor déficit fiscal de nuestros últimos 30 años. Estimamos cerrar el año 2018 con un déficit primario (sin los intereses de la deuda) cercano al 4,2% y financiero del 8,2%, ambos sobre el PIB. Es decir, casi ¢3 billones, con una deuda del Gobierno Central que superará el límite natural de la deuda para superar, según las estimaciones, el 55%, y una tendencia que se mantendrá al alza aún con los esfuerzos para contener el crecimiento del presupuesto de la República del año 2019”, advirtió.

Ese presupuesto, dijo, contemplará que más de un 40% del gasto (¢4,5 billones) se dedique al servicio del pago de la deuda, algo que alimentará el endeudamiento total hasta alcance un acumulado anual en 2019 de otros cinco puntos más cuando menos.

Así mismo, dijo que en el presupuesto —que se presentará este viernes— se hizo un esfuerzo para reducirlo en un 0,8% sin contar lo que aumentará por el servicio de la deuda y las pensiones, una medida que terminó de atender las solicitudes de los congresistas.

Según la jerarca, su visita al Plenario la realizó “como ciudadana, abuela, madre e hija” más que como ministra, pues —desde su punto de vista— lo que está en juego es el pacto social del país. ”Costa Rica cuenta con un extraordinario contrato social, histórico, que nos hace una nación solidaria e inclusiva, de la cual todos nos sentimos orgullosos, pero hoy este contrato está en riesgo entre todo y debemos asumir la responsabilidad de seguir garantizando las condiciones que como sociedad hemos disfrutado históricamente”, puntualizó.

Los reproches

Entre sus palabras, la ministra Aguilar no se guardó reproches a modo de súplica.

A los diputados, por ejemplo, les recordó que “han sido claros en expresar su compromiso para atender de manera responsable una urgente solución”; sin embargo, aseguró que ese compromiso, a pesar de que se atendió el llamado de distintos sectores, finalmente se cayó con decisiones que debilitaron intensamente el proyecto, por presiones de sectores.

Al respecto, lamentó que “todos los sectores que fueron atendidos compartían el mismo criterio sobre la necesaria e importante reforma, y la convicción de que había llegado el momento de su aprobación; sin embargo, todos por igual se tomaban su tiempo para explicar lo diferente que era cada uno de ellos y el tratamiento diferenciado que merecían”.

“Todos apoyan pero quieren una reforma personalizada (…) si bien es cierto las peticiones en muchos casos son atendidas, estas solicitudes al ser atendidas en su totalidad le quitarán suficiencia a la reforma”.

Finalmente, apuntó de nuevo a los diputados de manera directa. La apuesta será convencerlos para así revertir las decisiones de las últimas semanas y alcanzar, cuando menos, el 1,42% con el que iniciaron las discusiones del último texto sustitutivo, que se aprobó pero se debilitó,

“Debo de ser honesta con ustedes y con el el país. De no revertir las modificaciones al proyecto, tocará que tomar decisiones difíciles para evitar el ajuste automático que realizarán los mercados (…) quiero que seamos francos con los costarricenses, reducir el tamaño de la reforma es un espejismo de corto plazo, sólo lograremos posponer decisiones que costarán más al país, entre más tiempo sean pospuestas más fuertes son las medidas, las supuestos beneficios detrás de los cambios a la reforma pueden resultar en cantos de sirena, un discurso agradable al oído que esconde grandes miserias y consecuencias para el país”.

“Costa Rica se juega, como pocas veces. La década de los ochenta nos dejó amargas enseñanzas sobre el desastroso impacto de una crisis económica, y el Gobierno hará lo necesario para evitar una situación similar”, concluyó, antes de recordarle a los congresistas que “el futuro del país está en manos de ellos”.

“Esta reforma debe ser lo más robusta posible, si ustedes la reducen, deberán asumir la responsabilidad de desperdiciar la oportunidad de un procedimiento expedito como es el 208 bis (vía rápida). Por eso, de la forma más respetuosa les pido que hagamos un alto en el camino y que construyamos los acuerdos para fortalecer de nuevo el proyecto por el bien del país. El instrumental está en el conjunto de mociones que aún quedan por conocer. Hay alternativas de solución, no las desperdiciemos”, concluyó.

Así las cosas, la comisión fiscal retomará sus labores este martes en horas de la mañana. Quedará por verse si consiguen acuerdos para reintegrar o exonerar actividades de impuestos, o si todo queda para las sesiones de la próxima semana, pues este jueves los diputados se desplazan a la provincia de Limón para celebrar la semana de la afrodescendencia.

Conferencia posterior

CONFERENCIA DE PRENSA Sobre mensaje de la Ministra de Hacienda Rocío Aguilar, ante el Plenario Legislativo acerca de las modificaciones recientes que ha sufrido el proyecto de Ley 20.580 para el Fortalecimiento de las Finanzas Públicas.#ProgresividadFiscal

Posted by Fracción Legislativa PAC on Monday, August 27, 2018

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments