Las paredes del odio

Luego de que el edificio fue entregado por los estudiantes, resultó claro que, además de los grafitis y consignas seleccionadas para su difusión, había otros, de circulación restringida, dirigidos a profesoras y profesores de la UCR.

Ir al contenido