El Caballo de Troya vuelve a la carga

Iván Molina Jiménez, profesor de Universidad de Costa Rica y de la Facultad de Ciencias Sociales, nuevamente arremete contra esta casa de estudios superiores, Benemérita de la Educación

Iván Molina Jiménez, profesor de Universidad de Costa Rica y de la Facultad de Ciencias Sociales, nuevamente arremete contra esta casa de estudios superiores, Benemérita de la Educación, según su costumbre desde las páginas del periódico La Nación. Los exabruptos del profesor Iván Molina han sido muchos a lo largo del tiempo, su último pretexto fue la reciente aprobación del Doctorado en Ciencias Sociales sobre América Central. Por la naturaleza de su “artículo”, sarcástico y carente de argumentos, el mismo no merece respuesta alguna; pero por respeto a la comunidad de Ciencias Sociales y de quienes trabajaron honesta y decididamente en este proyecto, voy a hacer algunas breves alusiones. Respondo desde el Semanario UNIVERSIDAD porque tengo fundadas sospechas de que estas palabras no pasarían la censura previa de La Nación, quien ha acogido a Iván Molina como su hijo pródigo, aliándose a los intereses espurios de dicho periódico en contra de las conquistas sociales, el Estado social de derecho y, por supuesto, en contra de la educación superior pública, heredera legítima de las reformas sociales.

Ironiza don Iván respecto de la situación de empleabilidad en las Ciencias Sociales. Si aplicáramos su “razonamiento”, nada original por cierto, tendríamos que cerrar los posgrados y la propia carrera de historia donde él labora, y quizá la misma Facultad de Ciencias Sociales para beneplácito de La Nación Tal vez don Iván nos haga el favor y se recicle, al tiempo que, henchido de patriotismo y espíritu universitario, estudie ingeniería de sistemas -nunca es tarde-, carrera que tanto necesita el mercado. Por cierto, los doctorandos, ya lo debía saber don Iván, se encuentran generalmente insertos en el ámbito laboral, y muchas veces requieren de nuevos elementos teóricos, metodológicos, técnicos e instrumentales para mejorar su desempeño.

Tal vez don Iván lo ignore, pero a nivel centroamericano hay una importante carencia en cuanto a investigaciones y estudios regionales en los más diversos ámbitos de las ciencias sociales. Por ello, el Doctorado pretende aportar al conocimiento de la región con investigaciones de calidad y con la formación de científicos sociales de toda Centroamérica. Le recomiendo la lectura del documento aprobado por el Doctorado. Prestigiosas universidades de Europa y de Estados Unidos cuentan con cátedras de estudios sobre América Central, con las cuales se abre una perspectiva interesante para establecer sinergias. Solo una estrecha mentalidad puede dudar que, históricamente nuestro destino se encuentra en muchos sentidos atado al de los vecinos, y que sus tragedias serán indefectiblemente también las nuestras.

Por último, la tácita argumentación del señor Molina no solo es de claro corte neoliberal, sino que coincide plenamente con las tesis de Bolsonaro, que recientemente propuso cerrar las carreras de filosofía y sociología en Brasil. La quinta columna habita entre nosotros.

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments