País Análisis Universidad Hispanoamericana:

Fiestas de diciembre muestran su efecto: tasa de contagio de COVID-9 sube de 1.06 a 1.12

Expertos señalan que la conducta inadecuada de la población durante festejos de diciembre influyó en el crecimiento.

“Estamos en un aumento franco de la pandemia en Costa Rica, ocasionado entre otras cosas, por una conducta ciudadana inadecuada durante el mes de diciembre”,  esa es una de las principales conclusiones del informe Una pandemia en perspectiva, dado a conocer por la Universidad Hispanoamericana este jueves.

Según datos de la Universidad Hispanoamericana, la tasa de reproducción o de contagio pasó de 1.06 a 1.12 del 3 al 9 de enero de este año; es decir, presentó un aumento del 5%. Esto significa que una persona con el virus SARS-COV-2 contagiará a 1.12. 

La tasa de contagio o tasa R indica el número promedio de personas que contagia cada infectado durante todo el tiempo en que puede transmitir el virus.

Si la tasa es menor que la unidad, la epidemia está en camino de extinguirse, pero si es mayor que uno, hay proliferación. 

Muchos lo advertimos, pero resultó sumamente difícil la contención y prevención en un mes caracterizado por el ambiente festivo navideño, el acercamiento familiar, amistoso y la ruptura de algunas normas que habían sido acatadas en semanas anteriores”, señaló el epidemiólogo de la Universidad Hispanoamericana, Ronald Evans.

“Ahora solo nos queda insistir en la vuelta a la aplicación de las medidas de mitigación, que aunque repetitivas, cansonas, molestas y nocivas para la economía del país, es lo único de que disponemos en la actualidad, para paliar el aumento de la pandemia, ya que la vacunación, por cualquiera de los productos disponibles, tardará más tiempo en surtir efecto, del que todo desearíamos”, agregó.

En cuanto al comportamiento de la pandemia por provincias, el informe de la Universidad destacó que en ese mismo período, Puntarenas presentó la tasa de contagio más alta con 1.18, seguido por Heredia con 1.14 y Guanacaste con 1.06. 

En la misma semana, el promedio diario de casos, presentó un aumento al pasar de 896 a 1.040 (44 casos más) y lo mismo sucedió con la tasa de incidencia promedio, dado que pasó de 174,8 por millón de habitantes, a 202,9; es decir, se incrementó en un 16 %. 

La tasa de incidencia se calcula dividiendo el número de casos nuevos (incidentes) diagnosticados con respecto al total de personas a riesgo de padecer el evento al inicio de un período. Indica el cambio en el estado de una persona de «sin» a «con» la enfermedad o evento

Las autoridades de Salud y distintos expertos proyectaron un aumento de casos en las primeras dos semanas de enero, el cual sería generado por las celebraciones de fin y principio de año.

Hasta el momento, pese a que se ha dado un aumento, el mismo está lejos de las proyecciones realizadas por los investigadores, quienes estimaron cerrar la primera semana del año entre 174.200 y 205.000 casos acumulados.

El país reportó el viernes anterior 176.407 casos acumulados del virus en el país desde el mes de marzo. 

A inicios de esta semana, el presidente de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE), Alexander Solís, externó que en la tercera semana de marzo el país verá un pico en la atención hospitalaria. 

Ir al contenido