Interacción en Facebook de Fabricio Alvarado se disparó tras el fallo de la Corte IDH

Especialista advierte que puntos altos de candidatos como Juan Diego Castro y Fabricio Alvarado coinciden con situaciones específicas que pueden no sostenerse en el tiempo.

  • UNIVERSIDAD realizó un repaso por la estadística de los seis candidatos que comandan la intención de voto según la última encuesta del CIEP

Si se analizan las páginas de Facebook de los seis candidatos que comandan la intención de voto —según la última encuesta del Centro de Investigación y Estudios Políticos de la Universidad de Costa Rica (CIEP-UCR) publicada por UNIVERSIDAD— habría que resaltar, por encima de cualquier otro detalle, que Fabricio Alvarado experimentó un salto exponencial en la fase final del periodo analizado: entre el 1 de diciembre y el 20 de enero.

¿Por qué? La tendencia no puede atribuirse de manera única al reciente fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH); sin embargo, no puede negarse que dicho momento y las intervenciones del candidato por el Partido Restauración Nacional (PRN) posteriores significaron todo un punto de inflexión en los niveles de difusión de sus medios, que llegaron a niveles nunca antes vistos en una campaña.

Alvarado, eso sí, ya había tenido algunos picos de actividad con dos publicaciones suyas sobre corrupción y  sobre sus propuestas financieras (a mediados de diciembre y principios de enero); pero tras el fallo de la Corte, todos los indicadores se dispararon.

El candidato tomó como su bandera un tema al que le ha dedicado (directa o indirectamente) gran parte de sus publicaciones con un mayor impacto, entre las que destaca un vídeo en el que resumió su postura ante el fallo (11 de enero), compartido en 11.314 ocasiones, con más de 3.000 comentarios de apoyo y rechazo, y con casi 15.000 likes, entre otras reacciones divididas (“me encanta”, “me enoja”, “me entristece” y “me sorprende”).

Estos números son toda una “explosión” en redes; donde —hasta el momento del fallo— sólo Juan Diego Castro, del Partido Integración Nacional (PIN), y el propio Fabricio Alvarado habían logrado superar los 5.000 likes en algún par de oportunidades.

De cualquier manera, vale destacar que lejos quedaba la apropiación que representan comentar un post o compartirlo, cifras que habían sido residuales o muy esporádicas, hasta que el candidato por Restauración encadenó seis publicaciones con sumas superiores a las 3.800 retransmisiones, todas entre el propio 9 y el 18 de enero tras el fallo de la Corte.

Estas publicaciones alcanzaron los puntos más altos en ese rubro de la historia electoral costarricense (en el mismo periodo); aunque todavía queda lejos en materia de likes, donde una foto del hoy presidente de la República, Luis Guillermo Solís, rodeado por cachorros (publicada el 7 de diciembre de 2013) es el contenido más  gustado.

Las publicaciones más gustadas de Fabricio Alvarado, muy distintas, han sido dos vídeos: el primero comprometiéndose a “luchar por la familia hasta las últimas consecuencias” (11 de enero) y el segundo bajo el título “Sepamos ser libres, no siervos menguados” por lo que consideró “una imposición de la Corte IDH y el gobierno PAC” (9 de enero).

Estas son también las publicaciones más compartidas,  acompañadas siempre por menciones de agrado o desagrado del público.

La cantidad de veces que un contenido se comparte es esencial para entender ciertas dinámicas en las redes sociales, pues representa no sólo el alcance de las publicaciones, sino también la apropiación que existe sobre ciertos discursos (para aprobarlos o rechazarlos).

Sobre ese punto, el comunicador especialista en sociedad y tecnología, Ignacio Siles, aseguró que  “uno podría pensar que un share es una forma de expresar tu misma opinión, pero no siempre lo es”, pues “a veces incluso representa todo lo contrario, en especial cuando se trata de temas que polarizan la elección”.

“Qué significa un clic es una respuesta más cualitativa que cuantitativa; es decir, un clic puede querer decir miles de cosas, igual que un like o un share“,  subrayó.

Castro: El segundo más bullicioso, pero a la baja

Antes del abrupto crecimiento de Alvarado en la red social analizada, Juan Diego Castro —el polémico abogado que es segundo, aunque en empate técnico en el primer lugar de intenciones— se posicionaba como el mejor ubicado en todos los rubros: reacciones, comentarios y contenidos compartidos.

Entre sus mensajes más retransmitidos estaban tres publicaciones de entre el 2 y el 9 de enero, la primera refiriéndose a la cancelación de última hora para participar en una entrevista con Alexis Rojas de Repretel (9 de enero), la segunda anunciando el apoyo de José Miguel Corrales (2 de enero) y la tercera promoviendo una supuesta “ruptura del monopolio de Riteve” (4 de enero). Todas estas publicaciones fueron compartidas al menos en 1.375 ocasiones.

No obstante, desde la publicación del 9 de enero hasta el 20 de ese mes, el máximo registro de Castro en este apartado no ha logrado alcanzar las 800 veces compartidas; algo que había logrado repetir en siete ocasiones desde diciembre pasado.

La tendencia a la baja también se ha podido apreciar en la cantidad de likes registrados; cuyos diez mejores registros también ocurrieron antes del 9 de enero.

Con el punto de quiebre coinciden gran parte de los más serios encontronazos de Castro con la prensa, incluido un rechazo de entrevista al noticiero NCOnce de Repretel, una respuesta llena de ofensas a una consulta de este medio y una amenaza al periódico La Nación, al que advirtió que dejaría de circular en su primer año de gobierno.

Sobre los casos de Alvarado y de Castro, la comunicadora especialista en comunicación política, Carolina Carazo, afirmó que “parte de lo más interesante es que se han apoyado en temas de coyuntura, aunque —como se ha dicho— la campaña ha tenido poca narrativa”.

“Así a como Luis Guillermo Solís se apropió de la narrativa del cambio en 2014, aquí tal vez Juan Diego Castro tomó su narrativa en la corrupción, muy ligada al caso del cemento, y Fabricio Alvarado hizo lo propio con su coyuntura muy específica”, señaló.

“Muy hábilmente lograron aprovechar (…) el tema es que se ve cómo se desinfla Juan Diego Castro en los últimos días cuando baja el tema de la corrupción, y ahora el tema es ver si lo de Fabricio es sostenible o cuánto podría tardar en desnflarse”, aseguró.

La popularidad del abogado en Facebook ha decaído incluso a un nivel similar al del oficialista Carlos Alvarado, quien —por el contrario— ha experimentado un interesante repunte en los últimos días.

Según Carazo, al caso del oficialista habría que “prestarle atención”. El periodo analizado por este medio llegó hasta el 20 de enero.

Carlos Alvarado y otros tres candidatos (casi) en silencio

Más lejos de lo mostrado por los candidatos del PRN y del PIN, aparece Carlos Alvarado del Partido Acción Ciudadana (PAC), cuya tendencia creciente en el periodo analizado para nada es despreciable.

El oficialista incluso alcanzó su pico de contenidos compartidos este 18 de enero con más de 1.250 registros, instando a debatir más allá del tema del “matrimonio” igualitario, aunque en fechas posteriores podría superarse pues la tendencia está en alza.

En el caso de Alvarado, cifras manejadas por Carolina Carazo —quién junto a Siles también ha estado trabajando en el campo— indican que si bien sus seguidores son menos en cantidad, son los que registran una mayor tasa de interacción (actividad de los seguidores en relación con el total registrado).

Más abajo, aparece un Antonio Álvarez del Partido Liberación Nacional (PLN) que tuvo algún par de picos de interacción, pero que parece despertar poquísimo movimiento en los últimos días, similar al caso de Rodolfo Piza del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) y Rodolfo Hernández del Partido Republicano Social Cristiano (PRSC).

Las publicaciones de estos candidatos hasta el 20 de enero suman cifras residuales en términos de reacciones, veces compartidas y comentarios; con excepción de un par de publicaciones del liberacionista los días 14 de diciembre y el 9 de enero.

La primera publicación con un vídeo de niños preguntando por sus intereses como presidente con cientos de likes de usuarios de países exóticos, mientras que la segunda fue advirtiendo que recibió una cantidad inesperada de seguidores de esos lugares.

En los casos de Piza y de Hernández, las publicaciones con más me gusta y compartidos han sido un discurso “pro-familia” en el caso del rojiazul (14 de enero) y una reacción negativa ante el pronunciamiento de la Corte IDH en el caso del doctor (9 de enero).

Sobre todos estos análisis, el comunicador Ignacio Siles asegura que “desde luego contar engagement en general es un indicador de algo, pero que siempre tiene sus propios bemoles”.

Además, detalló que otro punto a tomar en cuenta es que “la gente no interactúa con un solo perfil”, pues no sólo busca a la persona por la que va a votar sino también sus contrincantes. “Está todo muy desperdigado”.

Este es un punto importante si se toma en cuenta que candidatos como Castro y Fabricio Alvarado han tomado la batuta en los temas que más han polarizado a la población en diferentes momentos, punto que podría generar una mayor confluencia de criterios en torno a sus contenidos, más allá de una verdadera apropiación.

“Esto matiza ese argumento de que Facebook está lleno de ‘cámaras de eco’, si uno considera los comportamientos de la gente ve que interactúa con perfiles de las posturas ideológicas más distintas”, concluyó.

** Todos los registros utilizados en esta nota se contabilizaron hasta el 20 de enero de 2018, como indican los gráficos.

0 comments