Juan Diego Castro responde con insultos a consulta de UNIVERSIDAD

Candidato del PIN se negó a aclarar datos sobre disputa con su madre y sobre trayectoria profesional de esposa

El candidato a la presidencia de la República por el Partido Integración Nacional (PIN), Juan Diego Castro Fernández, utilizó insultos y calificativos denigrantes para responder una serie de preguntas que UNIVERSIDAD le remitió en relación con el testimonio que su madre, Carmen Fernández Robles (fallecida en el 2015) ofreció en una disputa judicial , y también con respecto a los puestos que ocupó su esposa, Sara Castellón Shibles, en los ministerios de Seguridad y Justicia, cuando él era jerarca.

La tarde de este jueves, enviamos al candidato –a través de su equipo de prensa- un listado de consultas acerca de declaraciones que su madre brindó el 28 de setiembre del 2012 durante un dictamen psicosocial forense, realizado por funcionarias del Poder Judicial como parte de una denuncia de violencia doméstica que Carmen Fernández había interpuesto en contra de su hijo.

LEA TAMBIÉN: Juan Diego Castro y Sara Castellón, ¿Nepotismo o coincidencia?

En dicho dictamen –que consta en un expediente judicial y al cual UNIVERSIDAD tuvo acceso- la madre del candidato expresó: “él quiere, haciendo referencia a su hijo Juan Diego, dividir el capital, el trabajo que logramos mi esposo y yo, además me ha tratado de ladrona, me quitó el poder generalísimo que tenía en la sociedad familiar y eso generó que no reciba los ingresos económicos que antes tenía como representante de la sociedad”.

Así consta en el informe firmado por la trabajadora social, Sandra Picado Brenes y por la psicóloga Marcela Madriz Arce.

Además de este tema, se le pidió a Castro brindar unas declaraciones sobre el hecho de que su actual esposa, Sara Castellón (con quien contrajo matrimonio en el 2000), hubiese sido contratada en los ministerios de Seguridad (en 1995) y Justicia (en 1996), durante los mismos años en que Castro Fernández dirigió esas carteras.

Sobre ese punto en particular, se le pidió aclarar si él actuó de alguna manera para beneficiar a su ahora esposa con los nombramientos.

A todas estas consultas, el candidato respondió  calificando las preguntas de “villanías”, “canallada”  y “vilezas” y refiriéndose a la periodista que las formuló con una serie de calificativos peyorativos como:  terrorista de la prensa amarillista, insolente, grosera e irrespetuosa.

Además, el candidato del PIN le atribuye erróneamente a la reportera un título profesional de abogado, que esta no posee y señala que este medio y varios de sus periodistas tienen intención de perjudicarlo y de “destruir” su honor y su “tranquilidad”.

La siguiente es una copia exacta del correo de respuesta de Juan Diego Castro en el que incorporó cada una de las preguntas enviadas por UNIVERSIDAD:

“JDC: ALa viles preguntas de Hulda. (sic)

SU: El primero es con respecto al conflicto legal con su madre.
Como parte de de una denuncia que ella interpuso en el Juzgado de Violencia Doméstica de Cartago, existió un dictamen psicosocial forense, realizado por la oficina regional de trabajo social y psicología de Cartago, del 28 de setiembre del 2012, a la señora Carmen Fernández Robles.

-JDC: Las preguntas formuladas son irrespetuosas y maliciosas. Propias de la campaña terrorista desatada por ese pasquín financiado con nuestros impuestos, para servir a los intereses electoreros del PAC y del FA. Usted, Flores, Murillo y su director, hace mucho tiempo, con el claro afán de destruir mi honor y mi tranquilidad.

Vuestra inverecundia y falta de seriedad profesional, es impropia de alguien que haya cursado sus dos carreras. Usted como abogada, antes de tomar un dictamen privado de una señora fallecida hace dos años y sobre un asunto que a usted ni a nadie le incumbe, debería respetar el derecho. Usted actúa como un terrorista de la prensa amarillista.

Utilizar lo dicho por mi madre a una trabajadora social, en un expediente confidencial y así continuar con el escándalo propiciado por sus anteriores patronos de LN en junio del 2012, es delictivo y de inigualable bajeza.

Usa usted un documento que no es público, ni existe ningún interés público que le permita utilizarlo. Eso es un delito y una canallada.

SU: 1. En dicho dictamen, la señora Carmen Fernández indicó que había sido destituida del cargo de representante de la sociedad familiar. ¿Esto fue así? ¿Por qué se dio? ¿Quiénes tomaron esa decisión?

-JDC: A usted no le respondo estas groserías y no tengo por qué explicarle. Esta pregunta es una villanía. Mi madre murió el 7 de agosto del 2015. Insolente. Ese doloroso caso yo lo gané. Y todo fue resuelto judicialmente. Déjeme en paz. Y

SU: 2. ¿Está resuelto el conflicto de herencia de su padre y el manejo de la sociedad familiar? ¿Cuándo y cómo se resolvió este proceso?

-JDC: No sea irreverente. Vaya investigue en los tribunales. Haga su trabajo. Sea seria. No me haga perder el tiempo.

SU: 3. En el dictamen, doña Carmen expresó: “él quiere, haciendo referencia a su hijo Juan Diego, dividir el capital, el trabajo que logramos mi esposo y yo, además me ha tratado de ladrona, me quitó el poder generalísimo que tenía en la sociedad familiar y eso generó que no reciba los ingresos económicos que antes tenía como representante de la sociedad”.
¿Son ciertas estas afirmaciones? ¿Nos puede ampliar su posición sobre cada una de ellas?

-JDC: No.
No.
Su pertinacia y su grosería no tiene límites. Deje en paz a mi difunta madre. Irrespetuosa.

SU: 4. Indicó también doña Carmen que fue “víctima de violencia verbal y física” de parte de don Juan Diego. Que incluso tuvo amenazas de muerte. Don Juan Diego ha insistido en que nunca agredió a su madre. ¿Sostiene las declaraciones de que nunca la agredió ni física ni verbalmente?

-JDC: Así fue resuelto el caso. Nunca agredí a mamá. Usted sabe como se resolvió.

SU: El segundo tema sobre el cual deseo consultarle tiene relación con lo siguiente:
Don Juan Diego ha resaltado la experiencia profesional de su esposa.
-En 1995, ella inició su carrera como asesora jurídica de la Fuerza Pública, en el Ministerio Seguridad Pública. Para ese momento, don Juan Diego era ministro de Seguridad.
-De 1996 a 1997 fungió como asesora del Ministro de Justicia y Gracia. En ese periodo, don Juan Diego fue ministro de Justicia.
-Entre 1997 y 1998 fue asistente de las Cátedras de Derecho Penal y Criminología en la Escuela Libre de Derecho. Durante ese tiempo, don Juan Diego fue profesor de esa universidad, adquiriendo el reconocimiento de catedrático en el 2000.
-Actualmente, labora en su bufete Júrisis.

-JDC: Que falta de seriedad. Cuanto rencor.

SU: Las consultas sobre este tema son las siguientes:
¿En qué año inició su relación sentimental con su actual esposa?

-JDC: Cuando nos enamoramos.

SU: ¿Tenía una relación sentimental con ella en 1995?

-JDC: No.

SU: En los cargos que ella ocupó en el ministerio de Seguridad y Justicia, siendo su subalterna porque usted era el máximo jerarca, ¿lo asesoraba a usted directamente?
-JDC: No

SU: ¿Usted contrató o pidió la contratación de doña Sara en los ministerios de Seguridad y Justicia?
-JDC: No.

SU: En la Escuela Libre de Derecho, entre 1997 y 1998, ¿doña Sara fue asistente suya?
-JDC: Si

SU: ¿Es usted el único dueño de Júrisis o su esposa es codueña? ¿Cuáles otros dueños hay?

-JDC: Eso no es de su incumbencia.

SU: Don Juan Diego, ¿incurrió usted en nepotismo cuando ocupó cargos de ministro en Seguridad y Justicia, o cuando fue profesor universitario, con el fin de beneficiar a su ahora esposa.

-JDC: No.
Todas sus anteriores preguntas son de profunda bajeza. Deje en paz a mi esposa. Busque datos y acuse. Poco seria. No tengo nada que responderle. Usted me ofende. Sus viles conjeturas son asquerosas. Que relajo.
Solo usted ha sido capaz de tanta agresividad”.

 

Estas son parte de las manifestaciones que la madre de Juan Diego Castro hizo en un dictamen psicosocial, en el 2012.

0 comments