País

Ejecutivo condiciona abono de deuda con la CCSS a aprobación de créditos internacionales

El diputado Walter Muñoz califica de "demagogia y chantaje" el acuerdo presentado esta tarde.

El Gobierno de la República y la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) firmaron esta tarde un acuerdo para saldar la histórica deuda del Estado con la institución, pero este pago dependerá de que la Asamblea Legislativa apruebe una serie de créditos internacionales.

El acuerdo señala que «el Ministerio de Hacienda transferirá a la CCSS el 10% de los créditos de apoyo presupuestario que se tramiten en adelante y durante el 2020, lo cual se estima podría ascender a entre $250 y $300 millones».

Además, Hacienda tramitará un crédito por $500 millones con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), para el financiamiento de infraestructura médico y hospitalaria.

Este escenario condiciona que los emprésitos sean aprobados, ya que el Ejecutivo no detalló alguna otra opción de saldar la deuda con la Caja.

De igual forma, ambas partes siguen sin definir cuál es el monto total adeudado por el Estado a la seguridad social; empero, el monto ronda los ¢1,95 billones.

Lea más: Las 4 deudas que mantienen con pronóstico reservado a la CCSS

Consultado por UNIVERSIDAD, el diputado del partido Integración Nacional (PIN), Walter Muñoz, calificó de «chantaje e insulto» el documento firmado esta tarde en Casa Presidencial.

«Nos están chantajeando, es un insulto, un acto de demagogia por parte del presidente de la República y de la Caja hablarle al país de un acuerdo de pago sin establecerse los montos reales que le debe el Estado», dijo.

El legislador aseguró que la movida refleja el deseo del Gobierno de seguir endeudándose en el extranjero y solucionar los problemas a partir de dineros prestados.

«Están disfrazando lo que han querido desde el inicio, que es traer préstamos. Firman acuerdo de intención de pagos a medias donde nos parece que la intención primordial es seguir pidiendo prestado y endeudando al país, dándole porcentajes bajos a la Caja. Yo les digo que agarremos el dinero del tren eléctrico y que se lo pasemos a la CCSS», afirmó.

Muñoz incluso dijo que presentará una moción para que el presidente ejecutivo de la Caja, Román Macaya, comparezca en la Asamblea Legislativa.

«Me parece que debe ser llamado el señor Macaya a la comisión legislativa para hacerle muchas preguntas entre ellas por qué razón firma este acuerdo, para que se desenmascare lo que le está diciendo al país», sentenció Muñoz.

Ir al contenido