CCSS realizará estudios clínicos para retomar uso de hidroxicloroquina en pacientes COVID-19

Pese a suspender el uso de la hidroxicloroquina el jueves anterior, la Caja Costarricense del Seguro Social espera realizar un análisis de riesgos y beneficios para volver a aplicarlo como tratamiento.

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) realizará una serie de estudios para conocer el impacto de la hidroxicloroquina en pacientes COVID-19, afirmó hoy 29 de mayo el presidente ejecutivo de la institución, Román Macaya.

«Vamos a hacer una evaluación, es la segunda que hacemos, de toda la estadística de efectos secundarios y beneficios que podrían estarse mostrando en estos pacientes. Estamos hablando de dos estudios: uno prospectivo, para saber los riesgos y beneficios del medicamento, y el retrospectivo, donde ya sabemos el perfil de seguridad de esos pacientes», dijo Macaya.

Según el jerarca, la idea es que una vez aprobados estos análisis, el uso de la hidroxicloroquina se retome en los pacientes con la enfermedad. El jueves 28 de mayo la institución suspendió el uso de este tratamiento, luego de que la OMS aplicara la misma medida porque detectó un aumento en la mortalidad de los pacientes que participaban de un estudio con el medicamento en varios países del mundo.

Caja dejará temporalmente uso de hidroxicloroquina como tratamiento para COVID-19

«La idea es que se apruebe el estudio clínico lo antes posible. Los estudios serán validados por un comité ético-científico, porque la idea es continuar usándolo una vez que tengamos un protocolo aprobado, bajo una sombrilla de investigación clínica», indicó Macaya.

De acuerdo con la información dada por la CCSS, en Costa Rica la hidroxicloroquina se aplicaba en el momento del diagnóstico, contrario al caso de los estudios internacionales realizados, donde el tratamiento se daba una vez que la persona estaba hospitalizada.

Los protocolos nacionales para su uso también han variado. El 20 de marzo se tomó la decisión de usar el fármaco en los casos confirmados y probables. El 24 de marzo se amplió a casos sospechosos y el 22 de abril el comité central de farmacoterapia modificó el protocolo para que fueran solo los casos confirmados y los sospechosos, si eran trabajadores de la salud.

«Se ha aplicado en 2.434 pacientes, entre todas esas categorías, ya sean confirmados, sospechosos o probables. El 29,4% han tenido algún efecto secundario, principalmente efectos gastrointestinales, como diarrea, dolor abdominal y la tercera náuseas. Este medicamento también se da a pacientes con lupus y artritis reumatoide, y los pacientes reportan los mismos efectos secundarios», explicó Macaya.

Al 28 de mayo, 4.300 pacientes con distintas afecciones estaban tomando hidroxicloroquina en el país. La Caja espera tener un informe sobre el uso del medicamento para finales de este viernes y presentar la propuesta de investigación al comité ético-científico a inicios de la próxima semana.

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments