Arqueología personal en las ruinas de la utopía

En esta primera novela de Álvaro Rojas Salazar, quien ha ejercido la crítica literaria, el relato de viajes y la crónica,

Greytown

Álvaro Rojas Salazar

Novela

Uruk Editores

2017

En esta primera novela de Álvaro Rojas Salazar, quien ha ejercido la crítica literaria, el relato de viajes y la crónica, construye un universo literario del viaje interior pero sustentado en recuerdos y lugares.

La estructura, cronológica y lineal, se basa en la el recuento que uno de los personajes hace a otro en un bar en San José; pero esa estructura se rompe constantemente, oscilante entre el recuerdo y las descripción pormenorizada.

Muchas historias se van desgranando del recuento de Daniel Luján a su amigo Esteban. Historias que parecen darle contenido a los rostros anónimos que se entrecruzan en la ciudad de San José.

Desde la confesión de Daniel se despliega un mundo de emociones, que demuestra cómo todas las vidas están afectadas unas por otras. La materia humana se comporta igual en distintos escenarios. Decisiones, capacidad de adaptación, pasiones, temores, traiciones, lealtades, amores, ilusiones, desengaños, brutalidad y ternura. La ciudad o el campo son libertad y prisión alternativamente, en una Costa Rica que es descrita aquí de manera rara vez vista en la literatura nacional.

Por eso los personajes escapan, huyen a otras geografías, ponen tierra de por medio con sus pesadillas y dolores, para intentar empezar otra vez, escapando del abuso o el maltrato o bien persiguiendo ilusiones.

En la caótica constitución sentimental del adolescente Daniel Luján, la pasión que le despierta una sensual muchacha esquiva y la historia de una mujer mayor que escapó de un destino de agresión y sometimiento le marcan un derrotero mediante el cual logra descubrirse a sí mismo alejándose de lo que es.

El ruinoso pueblo de Greytown, en la desembocadura del río San Juan, será la utopía donde encuentra sosiego.

El lugar, de naturaleza exuberante y pasado legendario, es una Arcadia donde logra reunirse con su amada fugaz.

Pero la realidad no escribe poesía, al menos no ese tipo de poesía. Con el despiadado desinterés con que la ola golpea, los acontecimientos cotidianos borran los ensueños. La vida es implacable sobre las ilusiones.

“Ella fue mi Greytown.” sentencia Daniel Luján, el protagonista de esta novela. El amor imposible, el desencanto amoroso, el desasosiego producto de la pasión desbordada nunca correspondida, todo se lo tragó la maleza. De aquel arrebato de amor que imaginaba como la solución a todas sus ausencias y temores, que soñaba con delirios de grandeza amatoria y vivía con avidez infantil, solo quedan ruinas devoradas por la selva vital. La naturaleza se impone sobre el sueño de los hombres.

Esta es una novela de gentes y lugares. Gentes cuyos afectos y relaciones los superan como dioses humanizados de antiguas culturas que jugaran a capricho con sus destinos.

Una novela muy costarricense, pero a la vez muy distinta. Un homenaje a las personas simples, que llevan sus historias por dentro, la gente que habita esos lugares cargados de leyendas y misterios pero que lo hacen con la naturalidad de un sobreviviente.

 

 

 

 

0 comments