Un solo transportista contagió a 18 personas en el país, informó hoy el ministro de Salud

Autoridades gubernamentales informaron hoy que las medidas sanitarias se mantendrán en las fronteras; pero se trabaja en buscar un plan B que permita agilizar el flujo de mercancías.

El ministro de Salud, Daniel Salas, informó este martes que los transportistas centroamericanos han jugado un papel en el aumento de casos de los últimos días, y detalló que 38 de los 882 casos confirmados en el país corresponden a transportistas o sus contactos primarios y secundarios . “El riesgo es tal que solo uno de esos casos logró contagiar a 18 personas”, indicó el jerarca.

El Ministro explicó que si no se aplican las medidas que amerita este momento epidemiológico de la pandemia del COVID-19, la curva de casos podría aumentar y se tendrían que volver a decretar más medidas restrictivas.

“No podemos dejar ningún flanco del país al descubierto. La ruta que ha tomado Costa Rica es priorizar la vida y la salud de las personas en primera instancia. Tenemos que ser muy estrictos y muy responsables con las medidas que hemos aplicado”, dijo Salas hoy en la conferencia de prensa diaria.

El funcionario aclaró que, considerando que el período de incubación del virus oscila entre cinco y 14 días, con los transportistas además se corre el riesgo de que se les aplique la prueba y den negativo; pero podrían dar positivo si la prueba se les repitiera al tercero o cuarto día. Sin embargo, como deben continuar su trayecto y por temas logísticos, esta repetición de pruebas no se puede hacer.

Ante la pregunta de por qué no se realizan pruebas de detección rápidas en la frontera, señaló que las pruebas rápidas o PCR cerradas requieren instalaciones más sofisticadas y un personal con otro nivel de preparación; pero que además, no se encuentran tan disponibles en el mercado. Por eso es que se están aplicando pruebas PCR abiertas, que se procesan en la capital, lo cual demora la entrega de resultados.

Desde hace 15 días el país no permite el ingreso de transportistas con síntomas de COVID-19. Hasta el momento, 61 transportistas extranjeros han dado positivo en las pruebas realizadas por el personal de salud en frontera. De ellos 50 fueron diagnosticados como positivo en frontera y se impidió su ingreso al país; pero en territorio nacional hay 11 que ingresaron previo a la directriz de gobierno o que no fueron recibidos por Nicaragua al ser diagnosticados con COVID-19 en frontera y no ser nicaragüenses.

Por otra parte, el Ministro de Seguridad Pública, Michael Soto, aclaró que el país está preparado para empezar a ejecutar el mecanismo de enganche y desenganche de cabezales y furgones de carga (el furgón ingresa a la zona primaria, se desengancha la mercadería del cabezal, el transportista regresa a su país de origen y la mercadería la toma un transportista nacional y la entrega).

Este es uno de los dos mecanismos establecidos por el Gobierno para el tránsito de mercancías. El otro es el convoy sanitario, que  ya se ha ejecutado tres veces, dijo Soto. Consiste en que los camiones con materias primas o productos (que ingresan por la frontera norte y su destino final no es Costa Rica) son custodiados por policías, hacen paradas estratégicas y toman precauciones para evitar el contagio.

“Las fronteras de Costa Rica están abiertas de parte del gobierno costarricense y son circunstancias de los países vecinos las que han hecho que no fluyan las mercancías”, subrayó Soto.

La Ministra de Comercio Exterior, Dyalá Jiménez, afirmó que el diálogo continúa con los gobiernos de la región y con el sector privado y que se acordó conformar un grupo regional que construya un protocolo basado en evidencia científica, de aquí al lunes.

No obstante, mencionó: “estamos viendo que tal vez un plan B sería mejor”. La jerarca dijo que necesitan que se empiece a abrir el tránsito en las fronteras de los países vecinos para probar si el plan del Gobierno costarricense funciona.

Hoy también se conformó una mesa de trabajo Gobierno-sector privado “para buscar alguna otra solución para garantizar que no se generen estos focos de contagio y a la vez se garantice mayores facilidades para las empresas transportistas y el flujo comercial”.

“Esta pandemia es inédita; nunca en la historia de la unión aduanera en estas décadas se ha visto algo similar, por eso nuestras medidas han sido extraordinarias, a la altura de las circunstancias. Seguiremos dialogando hasta encontrar un punto de encuentro en común, que permita desbloquear esta situación”, declaró Jiménez.

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments