Terra Verbena: Un megaproyecto de vivienda que desata ola de incertidumbre

Más de 122 personas han presentado denuncias en diversas instancias con el fin de recuperar sus dineros o casas.

El megaproyecto Terra Verbena (antes Málaga City), impulsado por Aldesa Corporación de Inversiones, parecía una excelente oportunidad para adquirir una vivienda. Sin embargo, son cada vez más las personas que exigen se les devuelva su dinero, ante el inminente fracaso del desarrollo habitacional.

Terra Verbena es un complejo habitacional ubicado en Alajuelita, que consistía en la construcción de 1.593 casas. Arrancó como Málaga City en el 2015 y se esperaba que estuviera finalizado en 2020; sin embargo, en 2018 fue adquirido por Infinito Versol -subsidiaria de Aldesa-, con la perspectiva de concluir en 2022.

Inicialmente Rock Constructions and Development S. A. lanzó en preventa el Proyecto Málaga City en 2015. Como era una constructora que había llevado a cabo exitosos proyectos habitacionales, generaba confianza en los compradores.

De esta forma, se comercializó el proyecto y mucha gente comenzó a adquirir contratos y entregar dineros de la prima. Para el año 2017 debía comenzar la construcción, pero no fue así.

Voceros de la empresa adujeron entonces problemas en el financiamiento de las obras, incluso realizaron intentos en la bolsa para obtener recursos, sin resultados positivos. Para el 2018, con varias denuncias interpuestas en su contra, la empresa decide retirarse y ceder el proyecto a Infinito Versol.

La llegada de Infinito Versol fue vista como un rescate y generó muy buenas expectativas en quienes tenían contratos. No obstante, en el avance de la obra -antes de su paralización en junio pasado- solamente se habían hecho movimientos de tierra y se contabilizaba la construcción de cimientos y paredes de la infraestructura de 72 casas, en distintas fases, pero todas con pendientes por terminar.

Lea también: Familias en desvelo: “Yo hace rato sentí que perdí todo mi dinero”

A la fecha, el proyecto está paralizado y existen más de 60 demandas penales, además de 62 denuncias presentadas ante la Oficina del Consumidor del Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC) por incumplimiento de contrato.

En relación con las 62 denuncias presentadas ante el MEIC contra la empresa desarrolladora del proyecto, Infinito Versol, la jefa del Departamento de Educación al Consumidor y Ventas a Plazo de la Oficina de Apoyo al Consumidor, Kattia Chaves, explicó que se encuentran en el proceso ordinario, es decir, no fue posible conciliar entre las partes y pasaron a otras instancias.

Existen, además, 40 denuncias por presunto delito de estafa, presentadas ante la Fiscalía Adjunta de Fraudes contra Rock Málaga City -primer desarrollador del proyecto- las cuales fueron confirmadas por el Ministerio Público a UNIVERSIDAD.

Aunque en este último grupo de denuncias se investiga la actuación de al menos ocho personas, de momento sólo existen tres imputados, dos hermanos de apellido Jorge y un hombre apellidado Lizano.

Estas son solo una parte de las casi 500 familias que tienen contrato con Infinito Versol (empresa subsidaria de Aldesa) y que entregaron millonarias sumas para cumplir su sueño de contar con casa propia.

Este número no es definitivo, las denuncias podrían incrementarse, dado que todavía hay un grupo importante de clientes a quienes no se les ha vencido el contrato firmado con la empresa, por lo que no pueden tomar acciones legales en este momento.

Según establecía el contrato con los clientes, el proyecto sería entregado por etapas, y a cada persona la correspondía una fecha de entrega definitiva. Por ejemplo, se estipulaba que para julio del 2019 estarían entregadas un total de 267 viviendas; a marzo de 2020 unas 324 y en octubre del mismo año, otras 269.

El resto de las etapas quedarían para mayo del 2021, con una entrega de 312 viviendas; para setiembre 182 y para febrero del 2022 la entrega total del proyecto con 239 casas.

Todas las personas que adquirieron un contrato de compra de casa en Terra Verbena lo hicieron bajo la promesa de vivir en un complejo habitacional de primer nivel, con áreas comunes como pista para correr, canchas de fútbol cinco, ciclovía, parque de patinetas, senderos, gimnasio al aire libre, parque para mascotas, centro de oración, parque infantil, canchas multiusos, ranchos, pista de patinaje y sala de eventos.

El poco avance de las obras generó preocupación, no solo para aquellos compradores a los que se les venció el contrato, sino también para los que aún no pueden tomar acciones y sienten que cada vez es menor la esperanza de tener su vivienda.

UNIVERSIDAD conoció el caso de tres familias que apostaron grandes sumas de su capital a este proyecto y que a la fecha no han tenido una respuesta clara sobre el futuro de su inversión. (Ver nota: Familias en desvelo: “Yo hace rato sentí que perdí todo mi dinero” )

Terra Verbena: un nuevo comienzo

Sobre el terreno donde está el proyecto Terra Verbena, aún no se ha concretado, hay viviendas a medio acabar que representan solo una parte del sueño truncado de familias y parejas que destinaron ahorros de años y siguen sin ver resultados hasta ahora. Ahí, en medio de las casas que aún no se construyen, yace un rótulo que irónicamente anuncia “un nuevo comienzo”.

El megaproyecto habitacional Terra Verbena, prometía ser una gran inversión, era el “rescate” que hacía Aldesa Corporación de Inversiones, mediante su subsidiaria Infinito Versol, de Málaga City. Le devolvían la esperanza a muchas familias que temían perder su dinero y el sueño de llegar a poseer una casa propia.

Infinito Versol llegó con todo: contrató a la empresa Traesa para la parte constructiva y a la Urbanizadora La Laguna como comercializadora del proyecto, cuyo costo total se estimó en $150 millones.

Para dar solvencia al proyecto, estableció un fideicomiso con Banco Improsa y Banco Promerica, con el fin de obtener un crédito que le permitiera llevarlo adelante.

De acuerdo con Silvia Mora, gerente general de La Laguna, fueron contratados en setiembre de 2018 por Infinito Versol S. A. Pero la empresa estaba instalada en las oficinas de Aldesa y el contrato fue firmado por Javier Chaves, presidente de Aldesa.

“El contrato era por el servicio de correduría de bienes raíces, con el fin de comercializar las casas. El proyecto ya tenía como 900 casas vendidas, por el anterior desarrollador (Rock Constructions and Development S. A.- Málaga City), entonces nos correspondía llamar a los clientes para saber si querían quedarse o retirarse del proyecto”, explicó Mora.

Según narró a UNIVERSIDAD, unas 500 personas decidieron quedarse para adquirir sus viviendas. Con ellas se firmó un nuevo contrato en el que se establecieron nuevas fechas de entrega; y las personas que no quisieron continuar firmaron un finiquito y se les devolvió el dinero que habían entregado, mediante cheques emitidos por Banco Promerica.

“Durante nuestra gestión devolvimos cerca de $2.750.000, entre todas las personas que firmaron su finiquito. Como parte del contrato de correduría, Infinito Versol me dio un poder específico para firmar los contratos con opción de venta a los que se quedaban, pero los dineros que pagaban las personas iban directamente a cuentas de la empresa desarrolladora”, añadió la representante de la Urbanizadora La Laguna.

En paralelo se realizaba la construcción de las viviendas, que aparentaba avanzar con rapidez. Eso generó mucha confianza a los participantes, pues no solo se devolvía el dinero a quienes querían irse, sino que se notaba que estaban trabajando.

Las cosas parecían estar en orden: Infinito Versol firmaba con los clientes que querían los finiquitos; se establecieron nuevos contratos; el MEIC había dado la autorización a la empresa de continuar el proyecto, pues había cumplido con los requisitos; y la gente continuaba haciendo los depósitos de dinero, según acordaron en el contrato.

Sin embargo, en marzo pasado el proyecto presentó una baja significativa en su ritmo de construcción, luego de que Javier Chaves solicitara una administración y reorganización con intervención judicial para el Grupo Aldesa, debido a problemas de liquidez.

Tras ser rechazada esta petición, interpuesta por el conglomerado, los dueños de contratos se preocuparon por el futuro de sus inversiones y Urbanizadora La Laguna detuvo cualquier proceso de generación de contratos.

Para Silvia Mora, el proceso fue muy transparente y las acciones previas de Infinito Versol generaban mucha confianza, por lo que nunca sospecharon que esta situación se fuera a presentar.

“Un día me levanté, abrí el periódico y vi que Aldesa había pedido la intervención; a partir de ese momento no firmé un solo contrato más, a pesar de lo que ellos quisieran, pues entendía el riesgo que eso significaba. Sin embargo, nos mantuvimos, pues nos decían que el proyecto seguiría adelante; pasaron las semanas y no fue así”, indicó Mora.

La representante de la urbanizadora indicó que en junio pasado presentaron la renuncia, pero Infinito Versol les solicitó quedarse para hacer la transición de los documentos y contratos. Al ver que la situación no mejoró, el lunes 9 de setiembre se retiraron por completo.

Mora explicó que su empresa hizo la entrega de toda la documentación a Aldesa; no obstante, pesan sobre su persona más de 60 denuncias penales por no cumplir con los contratos.

Ante estas denuncias, fue enfática en que la Urbanizadora La Laguna tenía un contrato con Aldesa para comercializar las casas y, por ello, estaba autorizada para firmar los contratos. Pero todos los dineros y gestiones eran a nombre de Infinito Versol y, por lo tanto, las denuncias deberían dirigirse a la empresa desarrolladora, ya que ellos no son responsables del proyecto.

“Hicimos nuestro trabajo, somos una víctima más en este caso y nunca vimos las alertas; de haber tenido dudas jamás hubiéramos entrado. Nosotros éramos la cara de Infinito Versol (Aldesa) ante la gente; pero nunca pasó por nuestras manos dineros; todo fue directamente con la desarrolladora”, aclaró.

A pesar de que los representantes de La Laguna comunicaron a los clientes que se retiraban del proyecto, las personas que tienen contratos con Infinito Versol para el proyecto Terra Verbena no han sido notificadas oficialmente por parte de Aldesa.

“Mala suerte” con el proyecto Verbena

El Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC) confirmó que hasta la fecha ha recibido 62 denuncias contra Infinito Versol por el proyecto Terra Verbena.

Para la ministra de Economía, Victoria Hernández, los dilemas financieros que afronta el proyecto son producto de la “mala suerte”, pues aseguró que cuando el proyecto fue presentado ante el Ministerio se visualizó como “un excelente negocio”. Externó, por ejemplo, que tenía condiciones positivas como la ubicación, el volumen y el potencial de atraer otros desarrolladores inmobiliarios a la zona.

Además, dijo que el proyecto llegó muy bien respaldado por bancos privados. “No se les eximió de ningún requisito, más bien fuimos doblemente cautos pensando en cómo ayudar a que realmente esto se llegara a buen término. Cuando vimos a un banco grande confiando en el proyecto también nos dio buena espina”.

La Ministra explicó que para evitar que este tipo de casos ocurran están preparando una reglamentación que permita mayor regulación al sector construcción e inmobiliario, el cual será presentado a este mismo año. Dichas normas establecerían la obligatoriedad de crear un fideicomiso de primas para salvaguardar los dineros de los clientes.

“Eso no va a quedar en el aire. Es una meta que nos hemos propuesto (sacar la reglamentación este año). Es un tema mediático. Usted ve todas las torres que se están levantando. Nada de eso está en quiebra, todo está perfecto. Pero los sectores sociales son gente joven, personas que están iniciando su vida profesional, que escasamente el ahorro que generan es para pagar la prima o el préstamo. No es justo desincentivar el anhelo de tener una vivienda”, comentó.

La ministra de Economía, Victoria Hernández, aseguró que no se ha reunido con el presidente de Aldesa, Javier Chaves hasta la fecha. Foto: Katya Alvarado.

Cuando se le consultó a la ministra si se había reunido con los representantes de Promerica (ahora los dueños del proyecto) sostuvo que no. Sin embargo, segundos después Kattia Chaves, de la Oficina de Apoyo al Consumidor, le recordó que sí se reunieron en julio de este año.

“¿Qué acordamos, porque yo no tengo en mi cabeza que conozca al gerente de Promerica?”, le preguntó la ministra a Chaves, y añadió: “Refréscame, no tengo ningún problema. Tampoco creo que hayamos acordado nada muy relevante, porque te diría: sí, claro cuando nos reunimos con Promerica. Porque la ilusión mía es que alguien asuma el proyecto”.

Hernández también dijo que no se ha reunido, hasta la fecha, con Javier Chaves, representante de Aldesa. En este caso manifestó que la reunión ha sido reprogramada dos veces por su parte y una por parte de Chaves. Cuando se le consultó si consideraba “urgente” la reunión con él, la ministra dijo que no. “Me parece ‘importante’ entender qué está pasando. Me gustaría escuchar un poco”.

UNIVERSIDAD intentó obtener la posición de Banco Promerica para conocer si ejecutarán la garantía de este proyecto. Sin embargo, indicaron que “Banco Promerica es un acreedor del proyecto y por lo tanto consideramos que es mejor que conversen con el desarrollador. Este es un tema que les corresponde a ellos”.

De acuerdo con Aldesa el proyecto cuenta con cerca de 300 contratos firmados y más de 150 pendientes de firma. (Foto: Katya Alvarado).

Aldesa: El proyecto sigue en firme

UNIVERSIDAD solicitó una entrevista con el presidente de Aldesa, Javier Chaves, para evacuar las dudas sobre la situación del proyecto por medio de llamada telefónica; sin embargo, no contestó.

También se visitaron las oficinas de Aldesa en Curridabat el pasado viernes 13 de setiembre para conversar con Chaves, pero el guarda de seguridad indicó que no era posible pues solo atendía con citas previas; por lo tanto, se contactó a su secretaria para pedir formalmente la entrevista.

Asimismo, se consultó a la empresa a través de María Morales, gerente de Comunicación, quien indicó que las preguntas respecto del proyecto Terra Verbena debían ser consultadas únicamente vía correo electrónico por políticas de Aldesa. La comunicadora también enfatizó que como Chaves afronta un proceso judicial, prefiere no hablar, para no afectar el proceso.

Estas son parte de las preguntas que se le remitieron a la empresa y que fueron contestadas vía correo electrónico.

¿Cuál es el estado del proyecto Terra Verbena?

Durante este mes de setiembre estamos formalizando una propuesta que nos permitirá reactivar la construcción en octubre.

¿De cuántas casas se constituye el proyecto? ¿Cuántas casas hay construidas, finalizadas y cuántas por terminar?

El proyecto consta de 1.593 unidades, de las cuales en este momento existen 109 coladas y 72 finalizadas.

¿Cuántos contratos están en firme y cuántos están por vencerse?

El proyecto cuenta con cerca de 300 contratos firmados y más de 150 pendientes de firma.

¿Hay expectativas de continuar con el proyecto?

El proyecto sigue en firme, tal como lo hemos transmitido en todo momento a los diferentes públicos de interés.

¿Cuáles son las acciones que se han tomado para quienes se les ha vencido el contrato? ¿A quienes lo piden se les devuelva el dinero?

A partir de la reactivación del proyecto vamos a realizar todas las gestiones contractuales con nuestros clientes, respetando los términos de cada contrato.

¿Existe un fideicomiso o financiamiento de alguna entidad bancaria para el proyecto? ¿Es Improsa o Banco Promerica?

El proyecto es financiado por Banco Promerica.

¿El préstamo de Promerica por $7 millones se utilizó para pagarle a los clientes a quienes no quisieron continuar con el contrato o a qué se destinó?

A la fecha los desembolsos del banco ascienden a $19 millones, los cuales se han utilizado para el desarrollo de la obra, capital de trabajo y el pago de finiquitos.


 


Warning: file_get_contents(https://graph.facebook.com/?ids=https://semanariouniversidad.com/pais/terra-verbena-un-megaproyecto-de-vivienda-que-desata-ola-de-incertidumbre/): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /home/alfred06/public_html/wp-content/themes/abomb-child/elements/element.php on line 80
0 comments