País Calienta discusión de proyecto de alfabetización digital

Sutel y Micitt se enfrentan por recursos disponibles para dar Internet a los estudiantes necesitados

Sutel alega que los recursos para dar Internet a la población de bajos recursos y zonas rurales están comprometidos, pero Micitt sostiene que el fondo tiene ¢104.890 millones para usarlos en la Red Educativa del Bicentenario.

Justamente cuando se debate y se buscan consensos para aprobar una iniciativa de ley que pretende asegurar recursos del Fondo Nacional de Telecomunicaciones (Fonatel) para 425 mil estudiantes de centros educativos públicos carentes de conectividad a Internet en sus hogares, Fonatel argumenta que ya no hay recursos, pues los comprometió en programas hasta el 2027.

Pero, la ministra de Ciencia y Tecnología (Micitt), Paola Vega y la diputada Yorleny León confirmaron a UNIVERSIDAD que la Sutel tiene presupuestados $170 millones (¢104.890 millones) para el proyecto de la Red Educativa del Bicentenario, incluido en el Programa Nacional de Alfabetización Digital.

La Red Educativa del Bicentenario es un proyecto que conecta los centros educativos públicos del país a Internet de banda ancha. Pero no resuelve el acceso a Internet en los hogares de los 425.000 estudiantes, quienes según el Ministerio de Educación Pública (MEP) aún no tenían conectividad ni equipos a principios de este año, de acuerdo con el censo realizado a través de la plataforma Saber.

Sin embargo, la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel) -que administra Fonatel- indicó que el año pasado el MEP dijo que había 215.936 niños que requerían de conexión a Internet o computadoras, porque estaban obligados a recibir lecciones virtuales por el confinamiento provocado por la pandemia. Basado en esta información, el Micitt solicitó a Fonatel ampliar el número de niños que debía atender.

Fonatel afirma haber entregado una computadora y conexión a Internet a 257.479 niños en edad escolar a marzo de 2021. Este dato se contrapone a los números dados por el MEP de los estudiantes sin acceso a Internet en sus casas.

“Si existe una cantidad mayor de estudiantes con necesidad de equipos o conexión, le corresponde al MEP determinarlo y solicitarle al Micitt su incorporación en las metas del Plan Nacional de Desarrollo de Telecomunicaciones (PNDT)”, declaró Sutel a UNIVERSIDAD.

Contratos amarrados hasta 2017

El proyecto de ley que crea el Programa Nacional de Alfabetización Digital fue presentado en setiembre de 2020 por el Gobierno y la legisladora liberacionista Yorleny León y, justamente entre diciembre de 2020 y marzo de 2021, la Sutel firmó contratos con empresas de telecomunicaciones por $208.960.326 (¢128.236 millones) más.

Para la diputada Yorleny León, “lo que parece que ha ocurrido, es que la Sutel se ha apresurado a firmar contratos que tenía atrasados, para venir a argumentar ante la opinión pública que no tienen recursos, en un intento desesperado de evitar el avance del proyecto de ley, al cual se han opuesto desde el día uno; pero, efectivamente hay dinero para el financiamiento de la Red (Red Educativa del Bicentenario)”.

En su criterio debería cuestionarse a la Sutel y Fonatel ¿por qué decidieron comprometer tal volumen de recursos en contratos, si el Plan Nacional de Desarrollo de las Telecomunicaciones (PNDT) vence este 2021 y se está construyendo el nuevo PNDT. “¿Cómo pueden estar hablando hasta el 2027 si el PNDT correspondiente a ese quinquenio aún no se ha definido?”.

El proyecto de ley de Alfabetización Digital propone usar dineros de Fonatel para construir infraestructura, dar servicio de conexión a Internet, equipos y contenido didáctico a estudiantes de escuelas y colegios públicos, priorizando zonas vulnerables como territorios rurales.

Según la información provista ante consulta de este medio, la Sutel y la dirección de Fonatel indicaron que hasta el momento esta última ha invertido $188.6 millones (¢116 mil millones) en cuatro programas en desarrollo y tiene comprometidos contratos por $622 millones (¢383 mil millones) hasta el año 2027.

Esto incluye el pago mensual del servicio de Internet a escuelas, colegios, centros de salud, Centros Comunitarios Inteligentes, Cen Cinais, pago a espacios públicos con acceso a Internet gratuito para la población, el pago del servicio a hogares conectados y contratos de construcción de infraestructura.

De acuerdo con las cifras enviadas por la Sutel, Fonatel tiene contratos asumidos que incluso sobrepasan los recursos disponibles en el Fondo (Ver infografía).

Uno de los problemas más graves y señalados de forma recurrente por la Contraloría General de la República (CGR) es la lentísima ejecución de los proyectos por parte de Fonatel. Este semanario reveló que durante años la ejecución de los proyectos ha estado por debajo del 50%, y la misma Sutel ha explicado que a veces pueden tardar un año en hacer una contratación.

La jerarca del Micitt también recordó que “en general no ha habido ejecuciones de fondos al 100% durante la existencia de Fonatel”.

Hay $170 millones para la Red del Bicentenario

 Ante el argumento de la Sutel de que los dineros de Fonatel no están ociosos y que el Fondo no tiene recursos disponibles, la legisladora Yorleny León rechazó esa argumentación, pues “sí existen recursos disponibles para el financiamiento de la Red Educativa del Bicentenario”. La misma Sutel indicó al Micitt que “para este proyecto hay $170 millones presupuestados”.

La ministra Paola Vega confirmó lo anterior. En declaraciones a UNIVERSIDAD explicó que la Red Educativa del Bicentenario es el proyecto de mayor envergadura que estaría incluido en el Programa Nacional de Alfabetización Digital y que la Sutel tiene previsto en su flujo de caja $170 millones para este proyecto.

En el oficio 03117-SUTEL-SCS-2021, la Superintendencia confirmó eso en un criterio técnico, jurídico y financiero que el Micitt le pidió.

Fonatel se financia mediante las concesiones del espectro radioeléctrico, las multas, donaciones o transferencias y la contribución especial parafiscal, que es entre el 1.5% y el 3% de los ingresos anuales brutos de las operadoras de telecomunicaciones. No obstante, nunca ha subido del 1.5%.

La ministra Vega también se refirió a la posibilidad de aumentar la contribución parafiscal de los operadores y proveedores de los servicios de telecomunicaciones para financiar los proyectos de Fonatel.

“Esta contribución se ha mantenido históricamente en el mínimo previsto por la Ley General de Telecomunicaciones; es decir, en un 1.5% de los ingresos brutos de los operadores y proveedores. Según las proyecciones de Sutel, esto equivale a $25 millones anuales. La actual Ley General de Telecomunicaciones prevé un tope de la contribución parafiscal de 3%; es decir, el doble de lo que actualmente se contribuye, y este aumento depende de la necesidad de financiamiento que tengan las metas incluidas en el PNDT”, apuntó Vega.

La Sutel, por su parte, se ha opuesto al proyecto de ley de Alfabetización Digital desde el día uno, argumentando que “es innecesario” porque la Ley General de Telecomunicaciones permite establecer proyectos de alfabetización digital a través de la política pública “de manera ágil, eficiente, sin aumentar los costos administrativos y evitando duplicidad de funciones entre instituciones” y que así lo ha confirmado el informe de la CGR y el Informe de Servicios Técnicos de la Asamblea Legislativa.

Se le consultó por qué aumentaron los contratos firmados entre diciembre de 2021 y marzo de 2021. El ente regulador aclaró que “los recursos comprometidos aumentan de acuerdo con las metas que Micitt incluya en la política pública” y que, en el 2020 se incluyeron 46.000 familias adicionales en el Programa Hogares Conectados; se aprobó la compra de 86.812 computadoras que se entregarán al MEP; se facilitaron 101.000 conexiones a Internet para estudiantes; y que en febrero del 2021 el Micitt estableció una meta para la Red Educativa del Bicentenario en el PNDT.

Ir al contenido