Restauración propone prohibir diputaciones “independientes” tras salida de ocho congresistas

Reforma constitucional quitaría las credenciales a los legisladores que intenten separarse de su partido, pues considera que el voto en el país “es ideológico, a favor de un partido político y con él, su oferta ideológica y pragmática”.

Los diputados que permanecieron en la fracción de Restauración Nacional (PRN) buscarán prohibir constitucionalmente el llamado “transfuguismo” de congresistas, nombre con el que se suele llamar a la práctica que han realizado algunos diputados de declararse independientes de sus fracciones luego de resultar elegidos bajo el amparo del partido.

La propuesta llega apenas un par de semanas después de que ocho diputados de esa fracción dejaran el partido para componer un bloque independiente llamado “Nueva República”, nombre que el excandidato restauracionista Fabricio Alvarado —quien también renunció a la agrupación— informó le pondrá a un nuevo partido fundado por su persona.

Lea también: Fabricio Alvarado renuncia a Restauración Nacional y se lleva a 7 diputados

Específicamente, la propuesta de los aún restauracionistas es reformar el artículo 106 de la Constitución Política, al cual se agregaría que “las diputadas y los diputados que, durante el ejercicio de su cargo, se separen a renuncien al partido político por el que fueron electos, perderán sus credenciales y la respectiva vacante será suplida conforme a las disposiciones vigentes en materia electoral”.

El texto de ley no contó con la firma del jefe de fracción del PRN, Carlos Avendaño, quien no estuvo presente en el momento de la recolección de las firmas, según informó el equipo de prensa de su partido.

No obstante, el texto sí contó con el respaldo de otros 14 diputados de las fracciones del Partido Integración Nacional (PIN), el Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), Liberación Nacional (PLN) y el oficialista Acción Ciudadana (PAC), incluidos sus jefes de fracción.

Sobre la iniciativa, el primer proponente por el PRN, Eduardo Newton Cruickshank, aseguró que se trata de una solución a “una mala práctica”, pues se trata de una inconsistencia con entre los resultados electorales y los resultados políticos de los mismos.

“Esta reforma pondría fin a una mala práctica denominada transfuguismo político, que es inconveniente para el sistema político y hace que los diputados que dejan su fracción rompan también su vínculo con el electorado que lo eligió”, puntualizó.

En esa línea, la exposición de motivos escrita por los diputados restauracionistas sobre el proyecto argumenta que “el electorado no vota por el candidato persona física, sino por la propuesta país planteada por el partido político”.

“En este sentido, el voto emitido a favor de la lista de candidatos partidista, no es un voto curricular donde se avalen los atestados del candidato, más bien se trata de un voto ideológico, a favor de un partido político y con él, su oferta ideológica y pragmática. El partido político se torna así, en el único instrumento constitucionalmente válido para canalizar la voluntad política del electorado, y constituirse en vehículos de canalización de la voluntad de la ciudadanía, el parlamento y el gobierno”, señalan.

Esto, según los diputados, se rompe con la práctica del transfuguismo, que al eliminar ese vínculo político entre el diputado y el partido provoca que el congresista “engañe al sistema” y desarrolle una suerte de “fraude al electorado y una traición política a su partido”.

Ya lo conocían

Ante la consulta de este medio, el diputado independiente, recién separado de RN, Harllan Hoepelman, indicó que no veía el texto como una respuesta a la salida suya y de sus otros siete compañeros de la agrupación restauracionista, pues el propio Carlos Avendaño ya les había comentado sobre ese interés de presentar la iniciativa desde antes de la separación.

“Él nos dijo además que no lo hizo por nosotros, sino que de antemano ya lo había hecho y lo iba a presentar incluso antes de que se diera la salida de nosotros. Además, el proyecto tiene un transitorio que aplicaría a partir de la próxima legislatura”, explicó.

Sobre la posición suya en relación con el proyecto de ley, Hoepelman aseguró que es tema que tendrán que “analizar”, a pesar de que si la norma estuviese aplicando en este momento no habría permitido su salida de la bancada por la que fueron elegidos él y sus compañeros Ivonne Acuña, Jonathan Prendas, Carmen Chan, Nida Céspedes, Ignacio Alpízar, Floria Segreda y Marolin Azofeifa

“Esto tiene sus puntos de vista. Por ejemplo, la parte fuerte que él (Avendaño) decía es que la gente no vota por un diputado sino por un partido, y eso tiene cierto sentido, pero para mí también tiene cierto sentido que a veces también se vota por un candidato”

“Nuestra salida es diferente, no es que salimos sólamente para ser independientes, sino para seguir al candidato, que para nosotros fue el que arrastró el chorro de votos. Hay gente que piensa que votaron por un partido, pero a veces votan por un candidato”, concluyó.

En nombre del bloque independiente se referirá oficialmente sobre el tema Jonathan Prendas; sin embargo, su encargada de prensa informó que se encontraba en una reunión hasta el cierre de esta publicación.

Trámite de ley

La aprobación del proyecto en esta legislatura no tendría efecto sobre la actual composición de la Asamblea Legislativa, pues la iniciativa propone que lo estipulado tendría vigencia “a partir del periodo constitucional poster or al de su aprobación”.

Además, las reformas constitucionales requieren de un proceso más largo, con cinco votaciones en dos legislaturas consecutivas. Es decir, aprobar una enmienda de este tipo requiere de al menos dos años, más el tiempo destinado al análisis anterior y la redacción final de la iniciativa.

0 comments