Respira UCR empezará a probar ventiladores en seres humanos dentro de seis o 12 semanas

El proyecto de la Universidad de Costa Rica espera donar 50 ventiladores a las autoridades de salud del país.

Luego de realizar las pruebas preclínicas con cerdos, las cuales fueron calificadas como «exitosas», el coordinador del proyecto Respira UCR, Ralph García Vindas, aseguró que el equipo se prepara para probar los ventiladores en seres humanos, en unas seis o 12 semanas.

Las personas profesionales involucradas en el proyecto están en periodo de construir los protocolos clínicos, siguiendo normativas internacionales, tanto estadounidenses con europeas, para poder seguir con el proceso de prueba.

«El procedimiento es terminar de construir estos protocolos, someterlos ante un Comité Ético Científico (CEC) y después ir al Consejo Nacional de Investigación en Salud (CONIS), que es el que autoriza la investigación en seres humanos. Si todo es expedito, estaríamos esperando que en un mes, mes y medio, estemos presentándolo. El tiempo más largo que podríamos durar, dependiendo de la burocracia, es de hasta tres meses», explicó García.

Este protocolo incluirá parámetros como en qué tipo de pacientes se probarán los ventiladores, por cuánto tiempo y si se hará a través del sistema público o privado.

García agregó que, en caso de que la pandemia empeore y las autoridades de salud necesiten empezar a usar los ventiladores de una vez, las pruebas clínicas continuarán por aparte. Por ejemplo, si las autoridades usan los ventiladores en cinco personas, esas no se contarán como parte de los ensayos.

«Es contradictorio decir que no se puede usar en seres humanos, si no se tienen las pruebas, cuando las mismas pruebas serán en personas. Si llegamos a un estado de emergencia y ocupamos aplicar los ventiladores, usaremos los que estén más avanzados; pero lo que se obtenga de ahí no puede emplearse en las pruebas clínicas, y en la carta del ministro está muy especificado», dijo.

Respira UCR espera donar a la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) un lote de 50 ventiladores para atender la pandemia, los cuales son de muy rápida fabricación.

«Estamos viendo con todos los cooperantes y patrocinadores que ofrecieron ayudarnos cuánto se recauda para poder construir esos 50 e irlos haciendo paralelamente. Teniendo los componentes se tarda hora y media para fabricarlos y a todos se le instala el programa. Esto es una actividad sin fines de lucro; el ventilador que estamos haciendo de emergencia se liberará cuando ya se hayan pasado todas las pruebas», afirmó el coordinador.

El proyecto inscrito en la Vicerrectoría de Investigación de la Universidad de Costa Rica (UCR), a dos años plazo, terminará con la producción de un ventilador mecánico de los que se encuentran en el mercado y con características distintas al que se hace ahora para atender el COVID-19

«En el mercado estos ventiladores valen $50 mil. Al final tendrá otra tecnología de ventilación diferente, como la que usan los comerciales», dijo García.

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments