País

Organizaciones sociales, comerciantes y pequeños empresarios piden diálogo real con el Gobierno

Las personas, organizaciones y sectores que participaron hoy en la Manifestación Vehicular Pacífica solicitaron al Gobierno que instale una mesa unitaria de diálogo.

Este lunes se realizó una «Manifestación Vehicular Pacífica» convocada por el Encuentro Social Multisectorial para denunciar “el drama social de las familias desempleadas producto de la pandemia, de quienes ya trabajaban en la informalidad, de quienes ya estaban sin trabajo, la creciente angustia económica asfixiante para las micro-pequeñas y medianas empresas, y el agobio y el ataque constante al empleo público”.

La actividad empezó al costado este del edificio central del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), en Sabana Norte. Varias personas se dirigieron caminando, en vehículos particulares, en tractores, en bicicleta hasta el edificio de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) en la avenida segunda. Los manifestantes hicieron paradas afuera del edificio de la Contraloría, frente al Consejo Nacional de Producción (CNP) y frente a la Caja.

De acuerdo con los organizadores, quienes participan y convocan están conscientes del riesgo que representa la pandemia, respetan la angustia de quienes hoy son portadores del COVID-19, el duelo de quienes han perdido un ser querido por la enfermedad y al personal de salud en primera línea. Sin embargo, creen que la acción es necesaria ya que no ha sido posible un “diálogo social, transparente y fructífero” con la administración del presidente Carlos Alvarado.

Entre las solicitudes de los manifestantes están la eliminación del Impuesto al Valor Agregado (IVA) sobre la canasta básica; la cancelación de deudas para la agricultura campesina; que se financie parte del Fondo de Emergencia gravando grandes fortunas de personas físicas y rentas de sectores cuyas ganancias millonarias, les permiten un aporte solidario sin tener desplome en sus ingresos.

Asimismo, piden una política integral para restaurantes, bares, y comercio, para que no se extingan y no se siga contrayendo el consumo; que no se elimine la jornada de 8 horas; y que se detenga “la incidencia desmedida en las políticas públicas, de una millonaria cúpula empresarial; concentrando riqueza en pocas manos, y aumentando la desigualdad social”, según su comunicado.

Se planea que la manifestación continuará mañana frente a la Asamblea Legislativa.

El jueves 23 de julio se realizó otra manifestación similar, que llegó hasta Casa Presidencial. Sin embargo, hasta el momento no se ha anunciado ninguna disposición al diálogo de parte del Ejecutivo. Ese día el mandatario aseguró que hay sectores que no quieren hacer sacrificios por el bien de Costa Rica y que reclaman cuando están en mejor situación que otros.

«Los que están mejor tienen que poder decir ‘aquí estoy por Costa Rica’. No es lo mismo una manifestación de alguien que pide trabajar, porque su actividad es cero, que alguien que tiene trabajo y una plaza asegurada, pero no quiere que se le haga una reducción temporal», afirmó Alvarado.

Ir al contenido