Noticias desde México: Exsacerdote Mauricio Víquez fue detenido y afrontará caso por violación

Fuentes en territorio mexicano reportan la captura del cura que llegó a fungir como vocero de la Iglesia en Costa Rica. Se reduce posibilidad de que prescriba la única acusación que, por ahora, lo expone a pena de cárcel

El conocido exsacerdote católico Mauricio Víquez Lizano fue detenido este domingo en México y podría llegar en próximas horas a Costa Rica para afrontar un proceso penal por violación contra un menor de edad.

La noticia la confirmaron fuentes judiciales consultadas en México y Michael Rodríguez, una de las víctimas de los casos prescritos de abuso sexual que se atribuyen a Mauricio Víquez. Coinciden en que el sacerdote fue detenido hoy domingo en un pueblo en el noreste de México, país al que llegó desde enero huyendo del único proceso legal que, por ahora, podría enviarlo a la cárcel.

La noticia sobre la captura la confirma de manera preliminar la Fiscalía General en Costa Rica: “esta mañana se recibió información verbal que aún no ha sido oficializada”, contestó la oficina de prensa ante la consulta de este medio.

Así acaba la fuga del connotado exsacerdote Víquez, expulsado desde febrero de la Iglesia Católica tras conocerse al menos nueve denuncias por abusos sexuales contra monaguillos que le sirvieron en Tres Ríos y en Patarrá.

Se frenaría entonces la cuenta regresiva que abría un peligro de impunidad, pues si no se le capturaba pronto, el caso prescribía en setiembre, debido a que se cumplen diez años desde que la víctima cumplió la mayoría de edad y así lo estipulaba hasta hace poco la ley para delitos sexuales contra menores. Recientemente se aprobó una reforma que aumenta esos plazos, pero se debe valorar jurídicamente si aplica en casos antiguos.

Víquez podrá ser notificado e interrogado antes de que se venza el plazo y esto expone a un proceso judicial a este cura que llegó a desempeñar funciones como vocero de la Iglesia Católica en asuntos relacionados con la familia.

Esta denuncia por violación la presentó un joven de Desamparados al ver en las noticias los señalamientos directos de otros hombres que aseguraron haber sufrido abusos sexuales por parte de ese mismo cura, sin que la jerarquía de la Iglesia Católica hubiera actuado a lo largo de 15 años.

El arzobispo de San José, José Rafael Quirós, firmó la expulsión de Víquez de la Iglesia Católica después de que en febrero se publicaron varias denuncias. Se conoció que eran al menos nueve las que se habían recibido por la vía canónica y se reveló la existencia de una de ellas aún vigente en la instancia judicial.

En mayo, la Universidad de Costa Rica (UCR) también informó de que Víquez perdía su puesto como docente de la Escuela de Bibliotecología y Ciencias de la Información, pues no se había presentado a trabajar.

El caso de Víquez salpica a la jerarquía de la Iglesia en Costa Rica. Quirós enfrenta denuncias por supuesto encubrimiento a favor de Víquez, según los testimonios de varias personas presentados ante la Nunciatura, representación del Vaticano en Costa Rica.

Uno de los denunciantes, Michael Rodríguez, lamentó la falta de respuestas de las autoridades eclesiásticas, pero celebró la noticia de la detención de Víquez.

“Me toma por sorpresa. Teníamos la esperanza de hallarlo antes de setiembre. Es un paso más en la búsqueda de sanación de los que sufrimos abusos sexuales de Mauricio. Ahora confiamos en las autoridades y en la Fiscalía allá en Costa Rica. Debe ser un mensaje claro de que estos delitos nunca más van a quedar impunes”, dijo desde Puebla, México, país al que viajó durante esta semana junto a al denunciante Anthony Venegas para pedir a los mexicanos que ayudaran a hallar a Víquez.


Warning: file_get_contents(https://graph.facebook.com/?ids=https://semanariouniversidad.com/pais/noticias-desde-mexico-sacerdote-mauricio-viquez-fue-detenido-y-afrontara-caso-por-violacion/): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /home/alfred06/public_html/wp-content/themes/abomb-child/elements/element.php on line 80
0 comments