País registra 41 casos positivos por la enfermedad del coronavirus

Ministerio de salud valorará cooperación internacional y con la UCR para atender COVID-19

Entidad descartó hacer uso de antivirales de origen extranjero hasta tener más pruebas de su efectividad

Costa Rica llegó este lunes a 41 casos confirmados de personas afectadas por COVID-19. De ellas, 3 están en cuidados intensivos, en condición delicada, mientras 2 más presentan un estado deteriorado e intubación. Ante el riesgo de un contagio exponencial, y analizando la situación en otros países, el Ministerio de Salud decidió adoptar nuevas medidas, entre ellas el cierre de fronteras y la suspensión del curso lectivo.

A su vez, el ministro de salud, Daniel Salas, aseguró que, en conjunto con la Cancillería, han realizados análisis y acercamientos con otros países para valorar la opción de colaborar en forma conjunta para la atención de la emergencia, además del acuerdo suscrito con las naciones centroamericanas.

Dentro de este estudio internacional, el Ministro aseguró que no se ha valorado el uso del Interferón Alfa 2B, un antiviral que repone las defensas humanas y de origen cubano, requerido por varios países del mundo. «En todo momento surgen nuevos productos para el tratamiento, pero preferimos usar alguno cuando haya evidencia más clara de que usar ese medicamento no es contraproducente», afirmó Salas.

Consultado por UNIVERSIDAD, el jerarca de Salud indicó que, de momento, tampoco se contempla la posibilidad de utlizar el laboratorio clínico de la Universidad de Costa Rica para realizar pruebas de COVID-19, ya que el INCIENSA aún cuenta con capacidad para realizar el proceso. Sin embargo, la opción fue recibida y se dieron reuniones para hacer uso de las instalaciones, en caso de necesidad.

Las pruebas para confirmar o descartar la presencia del virus en un paciente son suministradas por la Organización Panamericana de la Salud, quien donó 2700 reacciones al país para este fin. De momento, aún alcanza para varias semanas y el organismo internacional prometió mantener el suministro de las pruebas.

Ministro pide conciencia a la población

Salas envió un mensaje a la ciudadanía y pidió que se mantengan los estrictos controles, como el lavado de manos y evitar salir del hogar si no es necesario. Además, afirmó que espera que los y las costarricenses hagan un uso adecuado de la libertad de tránsito que aún se tiene.

«No hay un toque de queda ni policías vigilando si alguien no tose o estornuda adecuadamente; el riesgo está en todo lado y no queremos paralizar al país, pero llamamos a la sensatez de cada persona. El artículo 277 del código penal indica que será reprimido con prisión, de 1 a 3 años, o de 50 a 200 días multa, a quien violare las medidas impuestas por la ley o las autoridades competentes, para impedir la introducción o propagación de una epidemia. No queremos llegar a eso pero si es necesario créanme que lo haremos», concluyó el ministro de salud.

0 comments