País Hoy se lanzó la campaña “Un verano sin incendios forestales”

Marzo y abril son los meses pico de incendios forestales

El 58% de los siniestros ocurridos en el periodo 2007-2020 se concentraron en los meses de marzo y abril. Por esta razón, SINAC hace un llamado a prevenir el fuego, sobre todo a evitar las quemas ilegales.

Año a año, la temporada de incendios forestales se extiende desde enero hasta junio. Sin embargo, marzo y abril suelen ser los meses más devastadores para los bosques costarricenses debido al fuego.

En el periodo 2007-2020, y según datos del Programa Nacional de Manejo del Fuego (PNMF), los bomberos forestales atendieron un total de 1.623 incendios. De estos, 515 se presentaron en marzo y 436 en abril. En otras palabras, estos dos meses concentraron el 58% de los siniestros ocurridos en el país.

En un afán por prevenir los incendios en esta época, el Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE) y el Sistema Nacional de Áreas de Conservación (SINAC) lanzaron la campaña “Un verano sin incendios forestales”. La iniciativa difundirá materiales informativos y educativos en radio y televisión con cobertura nacional, redes sociales y en el sitio web www.veranosinincendios.com.

“Solicitamos ayuda para llevar el mensaje de prevención a todos las ciudadanos. Para esta tarea es que se generaron los materiales de esta campaña. Aún nos restan marzo y abril que son los dos meses más fuertes de la temporada de incendios, donde un simple descuido o acción inapropiada puede traer serias consecuencias”, manifestó Rafael Gutiérrez, director ejecutivo del SINAC.

Asimismo, Luis Diego Román -coordinador del PNMF– indicó que la campaña “se complementará con un trabajo de difusión y capacitación con los pobladores que se ubican en las zonas con mayor incidencia de incendios forestales, por medio de visitas domiciliarias y retenes de carretera, donde se entregará calcomanías, brochures y volantes”.

Esta labor es particularmente relevante para evitar las quemas ilegales. En el 2020, según datos del PNMF, las principales causas de incendios forestales fueron quemas agropecuarias (55,5% de los casos), vandalismo y actividades de caza (37%) así como cambio de uso del suelo (3,7%), entendiéndose este como la corta de vegetación que luego se quema para dar paso a pasturas o agricultura.

Los primeros meses del año reúnen una serie de condiciones propicias para incendios forestales: el ambiente es cálido y la humedad es poca, también los fuertes vientos pueden dispersar —rápidamente— las chispas a largas distancias.

Asimismo, esas condiciones ambientales también hacen que la vegetación esté más seca, lo que la convierte en potencial combustible. Otro factor radica en que estos meses coinciden con las labores de preparación del terreno para la siembra, siendo las quemas uno de los métodos más utilizados por los agricultores.

La campaña cuenta con el apoyo del gobierno de Canadá, que donó tanto dinero como equipos y materiales por un monto de 98.000 dólares canadienses (unos 47,15 millones de colones). Ese dinero, administrado por Asociación ProParques, sirvió tanto a la campaña como a dotar de equipo a los bomberos forestales para que puedan realizar una labor más eficiente y segura.

“Canadá está comprometido con la protección del medio ambiente y con la cooperación entre países para la lucha contra el cambio climático. El aumento de la frecuencia e intensidad de los incendios forestales pone en evidencia los enormes riesgos que enfrentamos y la necesidad de actuar con determinación y responsabilidad”, dijo James Hill, embajador de Canadá en Costa Rica.

Campaña Un Verano Sin Incendios Forestales 2021

Ir al contenido