Exministro de Hacienda: No tuve los ‘datos concretos’ para presentar un presupuesto extraordinario antes

Helio Fallas se excusó ente la comisión para el Control de Ingreso y Gasto Público, sitio al que deberá llegar también el expresidente Luis Guillermo Solís por decisión de cinco diputados.

El exvicepresidente y exministro de Hacienda, Helio Fallas, aseguró que no pudo enviar a tiempo una propuesta de presupuesto extraordinario para amortizar la deuda interna del Gobierno porque no contó a tiempo con los ‘datos concretos’. Así lo declaró el exjerarca durante su comparecencia en la Comisión de Ingreso y Gasto Público la mañana de este lunes.

Fallas indicó que el presupuesto de 2018 contempló “los recursos necesarios de acuerdo con los datos disponibles y el comportamiento de la economía”, los cuales habrían variado “abruptamente” por dos factores principalmente: la no aprobación de la reforma fiscal por una pérdida de consensos a finales del año anterior y la caída posterior de un posible financiamiento por $1.500 millones (a largo plazo).

Estas situaciones modificaron las condiciones macroeconómicas nacionales y se trajeron abajo todas las previsiones para el año 2018 que no vaticinaban tal incremento en la amortización de deuda a corto plazo, según el exministro. 

Ese panorama obligó al país a captar ¢891.700 millones de deuda interna a corto plazo en el segundo semestre de 2017, ¢599.000 millones más de lo que estaba presupuestado y que se contempló como referencia para los pagos de este año.

A pesar de que esto ocurrió desde finales del año 2017 e inicios de 2018, Fallas indicó que las acciones de Hacienda se enfocaron en «revertir la situación», pues apenas corrían pocos meses desde la aprobación presupuestaria, algo que finalmente no ocurrió.

Según el exministro, la situación estalló hasta junio —ya en la actual administración— cuando la ministra de Hacienda, Rocío Aguilar, recibió los datos oficiales para el presupuesto del próximo año y decidió enviar a la corriente legislativa el abultado presupuesto extraordinario de ¢600.045 millones para amortizar deuda interna.

“No se tenía la reforma y las condiciones del mercado variaron drásticamente”, puntualizó el jerarca de la anterior administración, quien también añadió haberse dado cuenta de ese faltante hasta el anuncio de esa solicitud por parte de la nueva ministra.

Sobre las posibles responsabilidades de Hacienda en la administración anterior, el exvicepresidente reiteró que el Banco Central de Costa Rica (BCCR) y la Contraloría General de la República (CGR) revisaron la propuesta presupuestaria y que los ‘datos concretos’ para pedir el presupuesto extraordinario muy posiblemente llegaron hasta junio o julio, con la nueva revisión de esos dos entes para la elaboración del nuevo presupuesto.

Por último, Fallas puntualizó que el presupuesto “no obedece a un aumento en el saldo de la deuda, sino que viene a cambiar la composición de la misma, reemplazando deuda a largo plazo con deuda a corto plazo”. En otras palabras, subrayó que “el efecto neto en toda la partida es cero”, sino que “cambia los tiempos” de pago.

Por parte de los diputados las críticas fueron intensas. Por un lado, el liberacionista Roberto Thompson indicó que el Gobierno realizó cambios de partidas presupuestarias a nivel institucional desde el 14 de marzo pasado, punto que calificó como “hallazgos de la insuficiencia de recursos” que no fueron atendidos.

Así mismo, el jefe de fracción verdiblanco Carlos Ricardo Benavides cuestionó la falta de comunicación en el cambio de administraciones, algo que —como hizo en reiteradas ocasiones— Fallas refutó diciendo que la revisión de los datos debía hacerse hasta junio, por lo que existían serias “limitaciones en la precisión de los datos”.

Sobre por qué no adelantó los cálculos, el exministro señaló que “no tenían la información, pero estaban conscientes de que en algún momento tendrían que hacerlo”.

De cualquier manera, congresistas como el restauracionista Jonathan Prendas y el liberacionista Luis Fernando Chacón apuntaron a que probablemente sólo “se trató de disimular la situación”.

Llaman a Solís

Concluida la comparecencia, los diputados de la comisión votaron varias mociones para citar a otros personeros a comparecer.

Entre esos textos estuvo uno de la liberacionista Franggi Nicolás, quien pidió citar al expresidente Luis Guillermo Solís argumentando la necesidad de que rinda cuentas,  no sin antes jurar «por Dios” que “no estaba vio banderas políticas” al realizar su petición.

A Nicolás la dejaron sola sus compañeros de fracción en el foro, Yorleny León y Luis Fernando Chacón, quienes salieron de la Sala justo antes de la discusión. También abandonaron el sitio Thompson y Benavides, que habían asistido por cuenta propia.

No obstante, Chacón indicó a través de su equipo de prensa que habría favorablemente el texto, pero que tuvo que retirarse antes de tiempo para asistir a una reunión.

El jefe de fracción del PLN había señalado que no apoyarían la intención de su compañera días atrás; sin embargo, finalmente esta contó con el apoyo de otros cuatro congresistas del foro: los restauracionistas Jonathan Prendas y Xiomara Rodríguez, el socialcristiano Pedro Muñoz, y el independiente Erick Rodríguez.

En contra solo votó la oficialista Paola Vega, mientras que también se ausentó el republicano socialcristiano Otto Roberto Vargas, además de los verdiblancos Chacón y León.

De momento no se ha definido una fecha para la comparecencia del expresidente.

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments