CCSS defiende uso de hidroxicloroquina para tratar pacientes con COVID-19 en el país

Presidente de la CCSS asegura que el medicamento se aplica localmente en etapas tempranas de la enfermedad y vigilando que el paciente no presente contraindicaciones.

Pese a que diversos estudios han cuestionados los beneficios de la hidroxicloroquina en pacientes con COVID-19, el presidente ejecutivo de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), Román Macaya, defendió la aplicación que se da en el país del medicamento.

Según Macaya, el fármaco se aplica en condiciones especiales, lo que genera mayor seguridad en su uso.

«En el contexto de los pacientes COVID-19 primero se analiza el caso para ver si esa persona no tiene otras enfermedades que son contraindicadas para el uso de la hidroxicloroquina. En los casos donde no existan, se le ofrece al paciente y se le da un seguimiento diario por medio de los médicos de familia. Estamos dando esto en un contexto ambulatorio, en un paciente recién diagnosticado, bastante saludable, a veces asintomático», afirmó.

El presidente de la CCSS aseguró que los estudios hechos hasta el momento se realizan en un contexto distinto al que vive el país, por lo que descarta que pueda afectar a los pacientes que reciben el tratamiento localmente.

«Los estudios que se han publicado a nivel mundial prácticamente todos son con pacientes hospitalizados. Esos pacientes ya se complicaron, y más aún si entraron a una unidad de cuidados intensivos. Cuando ya están  en ese nivel de complicación normalmente el abordaje clínico no es de combatir el virus, sino de las secuelas que ya desencadenó», explicó.

Macaya utilizó las cifras de hospitalización en el país por casos de COVID-19 para reforzar la posibilidad de que la hidroxicloroquina sea efectiva.

«Otra situación es que, si vemos los números que se están dando en Costa Rica y los comparamos a nivel internacional, los números nuestros son más bajos. No podemos decir que es a causa del uso de este medicamento, pero tampoco lo podemos descartar. Hay razones para seguir estudiando este medicamento, especialmente  en un contexto temprano, recién diagnosticado, y siguiendo todos los lineamientos de no recetárselo a las personas con contraindicaciones», aseguró.

Plasma convaleciente aún no se aplica

Consultado por UNIVERSIDAD, el presidente ejecutivo de la CCSS informó que el proceso de plasma convaleciente ya se lleva a cabo en su etapa de recolección, mas no así en la aplicación.

Esta técnica consiste en utilizar la sangre de un paciente ya recuperado por COVID-19 en uno activo. El protocolo aprobado hace algunas semanas establece una serie de requisitos para la transfusión, los cuales aún no cumple algún paciente.

«El protocolo define que esa persona tiene que haber sido hospitalizada y haber estado en el hospital por lo menos de 14 días. En este momento tenemos plasma convaleciente ya listo y lo que estamos esperando es a que tengamos el perfil idóneo del paciente, de acuerdo al protocolo establecido, para aplicarle el plasma y medir su impacto», explicó Macaya.

En el país se mantienen 14 personas hospitalizadas por la enfermedad.

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments