País

Área de salud de Los Chiles prohíbe atender migrantes indocumentados sin presencia de Fuerza Pública o Migración

Directriz del 29 de mayo obliga a negar atención hasta que se presenten las autoridades, bajo riesgo de procesos y acciones de regreso si se incumple la norma.

El Área de Salud de Los Chiles envió a los médicos coordinadores de EBAIS, jefaturas y colaboradores del equipo de apoyo una directriz para negar la atención a las personas migrantes indocumentadas hasta que se presenten autoridades de Migración o la Fuerza Pública a las instalaciones.

«Todo Paciente indocumentado, se deberá de realizar llamada inmediata al 911 para el despacho de unidad de Migración y Fuerza Pública. NO se debe de atender hasta tanto estos no se apersonen al EBAIS. En caso de que se considere que está en peligro o riesgo la vida de la persona se procederá a brindar los auxilios necesarios, contabilizando lo utilizado y de igual manera se solicitará la presencia de Migración y Fuerza Pública para lo que proceda una vez que se encuentre el paciente bien», se lee en el documento.

La directriz también indica que todo paciente indocumentado que llegue al EBAIS a ser atendido, sin importar su condición, deberá de ser tratado como posible paciente positivo por COVID-19, por lo que debe ser aislado inmediatamente en el toldo o zona predispuesta por cada EBAIS.

El tamizaje se realizará «solamente a personas costarricenses, residentes con documentación probatoria de su estado en Costa Rica de lo contrario NO se realiza tamizaje por COVID-19 sino es indicado por la Dirección del Área de salud», señala la instrucción.

El comunicado, además, es claro en señalar que «de no proceder como indicado supra, se corre el riesgo de procesos y acciones de regreso. Estas medidas también se aplican para de traslados por parte de la Cruz Roja».

«Si por caso fortuito Cruz Roja lleva paciente indocumentado, no Costarricense, se atiende en la unidad para valorar rápidamente su estado de salud y si efectivamente amerita atención inmediata, NO se admite en el EBAIS en tanto no corra peligro su vida y se deba de  estabilizar o realizar algún procedimiento inmediato (sutura de herida por ejemplo). No se firma ni recibe ninguna boleta que no cumpla con criterios como lo indicado», reza la directriz.

La directriz señala prohibiciones expresas de atención hacia personas indocumentadas. Esta fuer firmada por el Dr. Rubén Flores Campos, director médico del Área de Salud de Los Chiles.

Consultada por UNIVERSIDAD, la dirección de comunicación organizacional de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) indicó que esto es parte de las medidas locales en coordinación para la atención de la emergencia y es exclusiva de esta área de salud.

Preocupación por inmigrantes

La abogada de la Clínica Legal, de Migración, Refugio y Protección Internacional de la Universidad de Costa Rica (UCR), María Gabriela Castillo Cartín, quien ha trabajado en la zona, asegura que los afectados por esta medida son grupos que se dedican a la agricultura.

«Los más afectados son comunidades de inmigrantes. Hay comunidades que sea han ido expandiendo alrededor del cultivo de piña; muchas personas entran a Los Chiles en época de cosecha. La piña está disponible todo el año entonces la gente siempre está entrando para trabajar ahí», dijo Castillo.

La abogada agregó que estos pueblos son de pocos recursos y condiciones muy humildes.

«Son comunidades muy poco desarrolladas, con calles sin pavimentar, el transporte público y acceso es muy complicado, con buses que salen una o dos veces al día. Muchas de las personas que viven en esas zonas lo hacen en extrema pobreza, en cuarterías, cercanas al cultivo de piñas, y poco a poco así han crecido», detalló Castillo.

En su experiencia, por razones económicas, por descuido o por falta de información, la gente no busca cómo documentarse y depende de la institucionalidad, a la cual no puede acceder por la falta de documentos.

Además, esta medida extendida por el área de salud de Los Chiles podría tener un efecto contraproducente.

«Las personas no se están acercando a los centros de salud por temor a ser deportadas o denunciadas, por lo que se está poniendo en riesgo su salud y esto va a resultar en una alzada de casos. Si hay personas con COVID-19 dentro de la comunidad van a contagiar a otros, porque por sus condiciones de vivienda la propagación del virus es más sencilla y factible», concluyó Castillo.

Ir al contenido