Museos del mundo abren sus colecciones virtuales

Con un plan hecho a gusto de cada cual, en tiempos de cuarentena es posible hacer un amplio recorrido por galerías y museos de primer orden, y regresar del viaje virtual fortalecido y lleno de inquietudes en torno al_gran_arte.  

Mientras el coronavirus castiga a Madrid con una dureza implacable y ha impuesto el toque de queda en la ciudad, en una auténtica situación de guerra, el Museo del Prado —que hace un año celebró su 200 aniversario— mantiene muestras virtuales para que cualquier ciudadano del mundo pueda acceder a ellas de manera gratuita.

Esa es una de las formas en que el mítico museo le hace frente a una crisis sanitaria sin precedentes alrededor de un virus que ha puesto al mundo patas arriba. Además, es una manera en que el arte levanta la mano para acompañar a millones de personas confinadas en sus casas, a la espera de que llegue una tregua y se abra la posibilidad de salir a las calles como en tiempos recientes; aunque parece que ese ejercicio corresponde a hace cientos de años.

El Museo de Arte Moderno de Nueva York, conocido como el MoMa, ofrece opciones para que toda la familia pueda pintar, con base en recursos propios de ese espacio, como este cuadro de Andy Wharhol. (Foto: MoMa).

Por medio de Instagram, los interesados en Diego Velázquez, por ejemplo, tienen acceso a videos comentados sobre obras de este autor, algunas de cuyas piezas se encuentran en la sala diez.

Así es como usted puede disfrutar de un análisis puntual de “Los borrachos” o “El triunfo de Baco”, una pieza que —según el experto que aparece en el video— es muy importante, porque a partir de ella Velázquez se inicia en el mundo de los mitos.

La obra es de 1628-1629, detalla el experto, quien acto seguido cuenta que por dicha obra se pagaron 100 ducados.

Velázquez por esas fechas había realizado su primer viaje a Italia y había conocido a  Pedro Pablo Rubens, quien ejerció gran influencia en el arte del pintor español.

Tal pintura, además, estuvo, colgada en el cuarto del rey de España por un largo tiempo, cuenta el narrador, mientras hace diversas interpretaciones del cuadro en el video en el que va desgranando valiosos detalles.

“Esta escena mitológica, la primera que pinta Velázquez, también le permite presentar su primer desnudo en la figura de Baco. Vemos cómo centra toda su luz en él. Es una obra más costumbrista”.

El video incluso se puede descargar si el interesado quiere analizarlo con más serenidad. El Museo del Prado también ofrece dos cursos masivos, uno sobre Velázquez y otro sobre El Bosco, ambos gratuitos.

El Museo del Louvre cuenta con un recorrido virtual sobre antigüedades egipcias, correspondiente al período de los faraones. (Foto: Louvre).

ARTE EN CASA

El Museo de Arte Moderno de Nueva York, conocido por sus siglas en inglés como el MoMa, tiene diversos ángulos desde el que se puede aprovechar en estos largos días de confinamiento y espera.

De esta forma, tiene una sección denominada como las actividades artísticas que las familias pueden hacer en casa, orientada a niños de seis años en adelante.

Con una gran didáctica, la página muestra cómo se pueden aprovechar los recursos que el museo pone a disposición del usuario, con el fin de que tenga una experiencia artística sin salir de su lugar de residencia.

Incluso la sección referida es tan precisa que asegura que con esas acciones, entre las que se encuentran desde luego pintar, los niños pueden pasar ocupados al menos una hora y media.

“Dibuje un retrato de persona usando solo diez líneas. Ahora trate con solo cinco líneas. Puede usted hacerlo en tres líneas”. Esos son parte de los desafíos a los que deben enfrentarse quienes acudan a esta sección del MoMa que apela a la familia.

Ahí mismo, el interesado encontrará otros retos que le permitirán a grandes y niños entretenerse con el arte y así aprovechar las muchas horas que se deben pasar en casa dada la emergencia nacional y mundial que representa el coronavirus.

En el MoMa también hay otras opciones que el curioso puede indagar para descubrir los muchos recursos en línea que tiene este museo.

CUATRO RECORRIDOS EN EL LOUVRE

El Museo del Louvre ofrece cuatro recorridos virtuales gratuitos, algunos en la técnica de 360 grados. Mediante ellos se pueden hacer fantásticos recorridos y, por unos instantes, transportarse a distintas salas para observar el arte desde diferentes puntos de vista.

El primero de ellos, nombrado “La aventura del artista”, en la “Pequeña Galería,” es un espacio dedicado al arte y a la educación cultural. En él se descubrirán trabajos de creadores como Delacroix, Rembrandt y Tintoretto, y conforme el visitante se va adentrando se topa con auténticas joyas.

El recorrido adquiere tintes tan reales que por un momento el visitante va a tener la sensación de que rompió las barreras del espacio y el tiempo, y de que está verdaderamente en el inmenso Louvre.

La segunda exhibición disponible es la relacionada con las antigüedades egipcias y  comprende el período de los faraones. Aquí también el observador irá descubriendo paso a paso las riquezas de tan celebrada civilización.

La tercera exposición a la que podría asistir el visitante virtual es la titulada “Restos del foso del Louvre” en la que apreciará cómo dicha construcción, que data de 1190, fue una fortaleza. El rey Philippe Auguste fue quien mandó a erigirla, sin sospechar que muchos años después serviría de sede al museo más visitado del mundo. El objetivo de la construcción era que sirviera para proteger a París de los ataques que por entonces recibía.

Como cuarta opción para adentrarse en rincones del Museo del Louvre está la “Galería de Apolo”, la que incluye 41 pinturas, 118 esculturas y 28 tapices; todo integrado de una forma espectacular.

En este último recorrido, quien tenga gusto por el arte en sus diferentes manifestaciones tendrá que demorarse para ir despacio y apreciar cada uno de los detalles que se le ofrecen.

Dante retratado por Domenico Pelarmini, pintura que se puede apreciar en un recorrido virtual en la Galería Uffizi de Florencia, Italia. (Foto: Galería Uffizi).

LA MONA LISA

Además de lo apuntado ya sobre el Louvre, que como los grandes museos del mundo permanece cerrado a raíz de la epidemia del coronavirus, este ofrece para los interesados una aplicación digital en la que se puede hacer una inmersión histórica, en varios idiomas, sobre la obra más famosa de Leonardo Da Vinci: “La Mona Lisa”.

En “Mona Lisa más allá de la vitrina” se hace una especie de introspección de quién sirvió de modelo a Da Vinci para el retrato, así como una serie de detalles que hacen que el viaje por el interior de la pintura más famosa del orbe resulte fascinante.

En la app se informa que el Louvre es el museo más famoso del mundo, con un total de 35.000 obras, por lo que convoca al menos a diez millones de visitantes cada año.

“Fascinante. Suelo venir aquí para contemplarla. Aunque a veces diría que no sonríe como de costumbre. Así que por una vez me gustaría que la vieras fuera de esa vitrina y que entiendas quién es la Gioconda”, dice el narrador del video.

“Ves esa fisura. La humedad estuvo a punto de desfigurarla, porque está pintada sobre tabla de álamo”. “Nada nos engaña tanto como nuestro propio juicio. A veces se ha juzgado a Lisa. Se ha llegado a decir que estaba embarazada. Ayyy, ayyy, ayyy, ese barniz hace desvariar”, pronuncia el narrador.

En la app se aclara cómo los colores se han ido modificando con el paso de los siglos y cómo ello ha cambiado la percepción de la pintura que hoy está en el Louvre, pero que en un momento dado fue robada, lo que desató toda una serie de búsquedas y teorías.

Mediante la app de “La Mona Lisa” que hurga en detalles de esta famosa pieza, el Louvre invita a los interesados en el arte a adentrarse en el valor de dicha obra maestra.

EL GUGGENHEIM A UN CLIC

Entre los museos destacados del mundo se encuentra el Guggenheim de Bilbao, que al igual que el resto de las instituciones en España está cerrado. Sin embargo, ha aprovechado la oportunidad para acercarse a un público más amplio durante la emergencia del coronavirus, cuyos estragos en Italia, España y Estados Unidos y sus efectos diversos en el resto de países mantiene en vilo a la humanidad.

En estas circunstancias, el Guggenheim ofrece de entrada un recorrido por lo que significa su arquitectura y su producción, que ha permanecido durante 20 años.

El visitante también puede formar gratuitamente de su “comunidad”, momento a partir del cual puede recibir videos y valiosas informaciones, con lo cual irá conociendo más a fondo a distintos artistas.

Los visitantes virtuales tienen la oportunidad de disfrutar los diferentes movimientos artísticos y cotejarlos con sus respectivas pinturas a modo de ejemplos. También se puede observar el apartado de figuras con una cantidad que supera a las seis mil.

En la sección de artistas del Guggenheim, a la que se puede accesar en línea, cabe la opción de hacer un recorrido por obras de Rembrant, Raphael, Gustav Klint, Paul Gauguin, Vicent van Gogh, Paul Cézanne, Manet, Edgar Degas, Frida Khalo, Diego Rivera, El Greco y Auguste Rodin, entre muchos otros.

La oferta que tiene para explorar el Guggenheim es extraordinaria, solo se requiere paciencia para ir descubriendo las joyas que ofrece. Además, si emplea unos minutos y se une a su comunidad, comenzará a recibir valiosa información por medio de videos y otros formatos.

La obra “El Último Búfalo”, de Albert Bierstadt, es un western que se observa digitalmente en la Galería Nacional de Arte de Washington. (Foto: Galería Nacional de Arte de Washington).

VIENDO A BOTTICELLI

La prestigiosa Galería Uffizi, de Florencia, Italia, tiene a disposición del público un “Maratón de Primavera” sobre Sandro Botticelli (1 de marzo de 1445 – 17 de mayo de 1510), en un ejercicio que implicó al público y que se tramitó en gran parte con un llamado hecho desde las redes sociales, a través de las cuales los participantes respondieron a cómo observan la obra del pintor desde diferentes ángulos.

La propuesta, eminentemente, interactiva, generó una gran respuesta y fue así como se abordó la obra del gran pintor con una mirada moderna y ajustada a los tiempos actuales.

En la sección “Hypervisions” hay, además de las obras ya citadas, una amplia gama de posibilidades de adentrarse en las piezas de maestros de la pintura.

Hay una colección de arte dedicada a la figura de Dante, y en ella se puede apreciar cómo lo retrataron y pintaron distintos creados de diversas épocas.

De nuevo para apreciar estas galerías virtuales se ha de ir despacio, porque

es la mejor manera de contemplar las muchas joyas que se tienen a disposición. Todo ello gracias a la magia virtual que, ante los acontecimientos que gobiernan al mundo, se ha vuelto cada vez más relevante y llama a una nueva forma de relación con el arte. Este, si bien es incomparable con la experiencia sensorial de la presencia en el lugar indicado, constituye una excelente alternativa para que cada cual enriquezca sus conocimientos culturales.

GALERÍA NACIONAL DE WASHINGTON

La capital estadounidense no solo es conocida como la capital política del mundo, sino que también goza de un gran prestigio por la enorme oferta cultura que brinda a sus visitantes en tiempos “normales”. Aunque también lo hace en esta coyuntura marcada por ese virus que no se sabe exactamente dónde se originó, pero cuyas primeras huellas conducen a Wuhan, China.

La Galería Nacional de Arte de Washington es un espacio extraordinario para disfrutar del arte en toda su grandeza. Ahora que está temporalmente clausurada por la emergencia que vive Estados Unidos y el resto del mundo ha reforzado sus recursos para fortalecer la oferta digital.

Así es que el observador incansable también puede en este espacio acercarse a grandes creadores y maestros de diferentes épocas.

Manet y Monet, Salvador Dalí, así como Leonardo Da Vinci y Pedro Pablo Rubens, son algunos de los grandes con que puede “dialogar” el visitante virtual a dicha Galería.

En tiempos de crisis, en los que la recomendación clave es soportar la tempestad en la casa, a las posibilidades que dan las plataformas digitales con historias visuales, se puede contraponer la visita a museos y galerías, las que en su mayoría cuentan con contenido virtual gratuito.

Esta es una manera —marca siglo XXI— de que, en este confinamiento macondiano en el que se está, la estancia en el hogar se vuelva más placentera y culmine con un enriquecimiento cultural y artístico para todo aquel que lo desee.

En este sentido, el filósofo español Antonio Escohotado daba en el blanco cuando afirmaba que hoy día cualquiera que quiera convertirse en experto en algún determinado campo del conocimiento humano tiene todos los elementos para conseguirlo, dadas las enormes ventajas que en este sentido tiene Internet.

Con base en ello, el lector lo que requiere es de un plan mínimo para diseñar una hoja de ruta y empezar a visitar museos y galerías. De forma que cuando acabe el confinamiento regrese a su mundo habitual con una serie de inquietudes y observaciones que, incluso en una etapa en la que se pueda salir con la frecuencia anterior al coronavirus, sorprendan a sus amigos y familiares, tras haber visitado muchos museos en distintos lugares del mundo con solo un clic.

De ahí que la cuarentena no solo sirve para reflexionar y sopesar a través del arte, sino que su mundo se puede ver felizmente trastocado si decide lanzarse por las opciones de primer orden que se le entregan por medio de las posibilidades virtuales de acercarse a los grandes creadores.

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments