Vicerrectoría de Administración de UCR deja sin efecto suspensión de contrato con Selime

«La Universidad no puede cometer una injusticia de este tipo con estas personas que además están en sus casas por una decisión administrativa de la institución, no porque lo hayan decidido», afirmó el vicerrector de administración.

Trabajadoras de Selime, empresa contratada para servicios de limpieza de la Universidad de Costa Rica (UCR), recibieron este miércoles la notificación de que la institución suspendería el contrato de servicios, amenazando sus puestos de trabajo. Sin embargo, en un correo fechado ayer, 31 de marzo, el vicerrector de Administración Carlos Araya ordenó dejar sin efecto estos trámites.

Según Araya, el oficio OSG-SGSC-201-2020 del 30 de marzo de 2020, que comunicaba a la empresa que «la Universidad debe recurrir a la suspensión del contrato, con base en el artículo 210 del Reglamento a la Ley de Contratación Administrativa, durante el período que las instalaciones universitarias se encuentren cerradas», fue enviado sin su autorización y sin su consentimiento.

El vicerrector, superior inmediato de la Oficina de Servicios Generales, dirigió entonces un correo a Jeffrey Dimarco, director de esa oficina, manifestando «extrema preocupación» y ordenando dejar sin efecto el trámite. «Me permito informarle que las autoridades universitarias, incluído este vicerrector, no hemos tomado una decisión sobre el particular; por lo anterior, le ruego dejar sin efecto absolutamente todos los trámites realizados en relación con este contrato y esperar las indicaciones respectivas para proceder conforme», reza el correo.

Semanas atrás, en entrevista con UNIVERSIDAD, Rosibel González de la Unidad de Servicios Contratados de la OSG, informó que la intención de la institución era garantizar el pago y la estabilidad laboral a las trabajadoras subcontratadas durante la emergencia por COVID-19. No obstante, esta misma funcionaria fue quien firmó el oficio enviado a Selime en que se ordenaba la suspensión del contrato.

Este miércoles en entrevista telefónica Araya informó que la intención sigue siendo la misma y que la UCR buscará las medidas «administrativas necesarias» para garantizar los derechos laborales de las trabajadoras, incluidos sus salarios, de forma igualitaria con el personal de planilla UCR.

«La Universidad no puede cometer una injusticia de este tipo con estas personas que además están en sus casas por una decisión administrativa de la institución, no porque lo hayan decidido», dijo.

Jouseth Chaves, secretario general del Sindicato de Trabajadores del Sector Privado (Sitrasep) que tiene una seccional de Selime, comentó que la preocupación se sostiene pues las trabajadoras fueron convocadas a una reunión mañana, en que se anunciarán las «medidas» que la empresa tomará.

«Todo acto relacionado con suspender ese contrato está suspendido, incluída la reunión que hoy tenía la OSG con Selime para comunicar este acto, que insisto, quedó sin efecto. Por lo tanto, creo yo que lo lógico sería que la empresa cancelara la reunión con su personal en este respecto», comentó el jerarca.

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments