UCR espera aprobación para ensayos de pruebas con saliva para detectar COVID-19

Iniciativa propone la implementación de pruebas RT-LAMP en el país, para complementar el uso de las pruebas PCR, mismas que actualmente utilizan las autoridades sanitarias del país para detección de COVID-19.

Un grupo multidisciplinario de expertos de la Universidad de Costa Rica propone implementar en el país el uso de pruebas moleculares que utilizan muestras de saliva para la detección de COVID-19. Estas darían resultados en un periodo de aproximadamente una hora y no requerirían de equipos sofisticados para su análisis. 

Se trata de las pruebas tipo RT-LAMP. Este tipo de tests toman la saliva de la persona, la calientan a 95 grados Celsius para amplificar posibles trazas del virus y dan el resultado sin necesidad de laboratorios de biología molecular u otros equipos especializados, como los que se requieren con las actuales pruebas de tipo PCR.

Además, este resultado se manifiesta como un cambio de color en la muestra: amarillo en caso de que sea positivo y rojo si la prueba da negativo.

La Agencia de Alimentos y Medicamentos estadounidense (FDA) avaló el uso de estas pruebas para detección del SARS-CoV-2 como medida de emergencia por la pandemia que tiene lugar actualmente.

“Estas pruebas tienen un costo total de entre $15 y $20, aproximadamente un tercio de lo que cuesta una prueba PCR”, explicó Andrés Gatica, coordinador del proyecto que busca probar la funcionalidad de los tests en el país.

Gatica, docente de la Escuela de Biología de la UCR, explicó que el principal objetivo de este grupo multidisciplinario de expertos es validar e implementar la prueba LAMP como complemento a las pruebas PCR utilizadas en el país.

¿Cómo funcionan?

Primero, la persona que se realiza la prueba escupirá su saliva en un recipiente estéril de plástico.

Luego de 15 minutos a temperatura ambiente, la muestra de saliva se calienta hasta llegar a 95 grados Celsius. Luego se pone a 65 grados Celsius durante 45 minutos en baño maría. Esto lleva a que se amplifique la muestra lo suficiente como para detectar si existe o no presencia de la genética del virus en la saliva.

Después de una hora, la muestra cambia de color. Lo hace a amarillo en caso de que el resultado indique positivo para el virus, o rojo en caso de que sea negativo.

«Al ser el análisis por cambio de color, el personal técnico sanitario capacitado podría determinar de manera sencilla si una persona está o no infectada», dijo Andrés Gatica.

El investigador explicó que a diferencia del hisopado que se realiza para las pruebas PCR, que debe ser realizado por personal sanitario con conocimiento técnico especial, la recolección de las muestras para pruebas LAMP puede ser llevada a cabo por cualquier persona, siguiendo las instrucciones pertinentes y siempre y cuando cuente con un frasco estéril para depositar la saliva.

Nuevas posibilidades con las pruebas RT-LAMP

Uno de los aspectos que plantea la propuesta es el desarrollo de un modelo que permita un diagnóstico utilizando grupos de muestras. Este está siendo desarrollado en conjunto con un equipo de matemáticos de la Universidad.

«Actualmente, ya se ha reportado en literatura a nivel internacional que prueba que se pueden combinar muestras, entonces estamos viendo cuál es la manera más adecuada de llevar a cabo esta combinación», dijo Gatica.

Por ejemplo, la propuesta plantea que, si en una burbuja social una persona da positivo para COVID-19, se le realicen pruebas a los otros miembros de esa burbuja social inicialmente de manera grupal, no individual.

«Inicialmente, no se harían las pruebas a los demás miembros de la burbuja social por separado. Lo que se hace es que se colecta la saliva individual de cada uno de ellos, y después en el laboratorio se mezclan los distintos recipientes con muestra en uno solo, y se hace la prueba».

Gatica explicó que si da positivo, se realizan pruebas individuales para determinar cuál o cuáles de esos individuos tienen COVID-19. En caso de dar negativo, pueden asegurarse de que ninguno de los otros miembros de la burbuja tiene el virus. 

El investigador mencionó que la aplicación de este método permitiría ahorrar tiempo y dinero, además de que permitiría ser más precisos con el tema de diagnósticos por nexo.

También dijo que podría tener utilidad en distintos contextos, ya que podría aplicarse el método de pruebas grupales en aviones, parques industriales o escuelas.

Un posible complemento para las pruebas PCR

«Nuestra propuesta parte de implementar y validar la prueba RT-LAMP aquí en Costa Rica, y ofrecerla como un complemento para las pruebas que actualmente utiliza el Ministerio de Salud (pruebas PCR)», explicó Gatica. El investigador aclaró que la propuesta contempla que, una vez que la prueba pueda ser implementada, se entregaría a las autoridades sanitarias del país y quedaría a criterio de estas la decisión de si utilizarla o no.

«Esta prueba que nosotros estamos proponiendo es mucho más rápida, más sencilla y más barata que la PCR. Además, permitiría un tamizaje masivo a bajo costo», explicó Gatica. También dijo que en caso de que en estas pruebas masivas haya resultados positivos o dudosos, eso se podría complementar con la aplicación de pruebas PCR.

El investigador aclaró que la propuesta no plantea sustituir la prueba PCR, sino representar una alternativa para el diagnóstico.

German Madrigal, director del Instituto de Investigaciones Farmacéuticas de la UCR, afirmó que las pruebas LAMP cuentan con la misma precisión y especificidad que las pruebas PCR. También dijo que al ofrecer estas pruebas un resultado rápido, es más fácil realizar la trazabilidad del virus.

“El problema que hemos tenido es que el Ministerio (de Salud) tiene un vacío en la trazabilidad del virus, en parte porque el resultado de las pruebas se atrasa por diferentes motivos. En ocasiones no por la técnica, sino por la saturación del sistema. Entonces, esto ya no permite darle trazabilidad al virus en tiempo real, sino que hay un atraso”, afirmó.

Madrigal también dijo que están trabajando en el desarrollo de una aplicación complementaria a las pruebas, que enviaría informes sobre el resultado de las mismas a las autoridades sanitarias, en un esfuerzo por intentar llevar un registro en tiempo real de la trazabilidad del virus.

Andrés Gatica explicó que el proyecto también pretende desarrollar la prueba RT-LAMP a nivel local. Para esto, dijo que contemplan buscar con el apoyo del sector farmacéutico, la industria química o la industria de dispositivos médicos. Aclaró que todavía no se han realizado acercamientos formales, ya que primero quieren tener disponible el producto para ofrecer.

Además, para realizar ensayos con las pruebas RT-LAMP en el país, primero necesitan de la autorización del Comité Ético y Científico de la CCSS.

Gatica y Madrigal dijeron que es importante recalcar que todo el proyecto se ha desarrollado de manera conjunta junto con múltiples entes, donde los aportes de todos han sido de suma importancia para el desarrollo de la iniciativa.

Esta propuesta es un esfuerzo conjunto de la Escuela de Biología, la Facultad de Farmacia, el Instituto de Investigaciones Farmacéuticas (Inifar), la Escuela de Matemática, la Escuela de Física, la Escuela de Estadística, la Escuela de Ciencias de la Comunicación Colectiva, la Escuela de Economía, la Escuela de Administración Pública, la Escuela de Salud Pública y el Centro de Investigación en Contaminación Ambiental (CICA), el Centro de Investigación en Cuidado de Enfermería y Salud (Cices), Instituto de Investigaciones en Ciencias Económicas (IICE) de la Universidad de Costa Rica.

Con respecto al acercamiento a las autoridades sanitarias del país, tanto Gatica como Madrigal explicaron que se han se ha intentado contactar tanto con el Ministerio de Salud como con la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) para discutir la propuesta, pero hasta ahora no han recibido respuesta, por lo que no ha sido posible entablar conversaciones con ninguna de las dos instituciones.

Se intentó consultar con representantes de la CCSS para conocer su criterio con respecto a este proyecto, pero al momento de publicación de esta nota no se había recibido respuesta.

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments