UCR concilia con 34 estudiantes de Marina Civil

Los estudiantes que cumplen los requisitos para la conciliación representan alrededor de una cuarta parte del total de los afectados, quienes debieron renunciar a la carrera y no haber tomado acciones legales contra la universidad.

La Universidad de Costa Rica (UCR) concilió una retribución económica con 34 estudiantes de la carrera Marina Civil, según confirmaron la Vicerrectoría de Docencia y el Centro de Arbitraje y Mediación del Colegio de Abogados.

Estos estudiantes representan alrededor de una cuarta parte de los que para junio del 2019 habían sido afectados por la falta de maquinaria, docentes u otros requisitos de graduación que los mantenían en la incertidumbre.

Fernando García, vicerrector a.i de Acción Social, dijo que se abstendrá de dar declaraciones sobre los procesos para cumplir con la Ley 7727 Resolución Alterna de Conflictos y Promoción de la Paz Social.

Sin embargo, aclaró que “no se trata de una ‘indemnización’, sino que el término correcto es ‘proceso de mediación’ en el que ambas partes se sientan a dialogar y conciliar en acuerdos mutuamente satisfactorios”.

Según uno de los documentos del acuerdo, al que tuvo acceso UNIVERSIDAD por medio de un estudiante que prefirió mantenerse anónimo para no recibir represalias, dos de los requisitos para aplicar a una conciliación es trasladarse de carrera y no haber interpuesto acciones legales contra la UCR.

Eso significa que Floyd Peterkin, que fungió como presidente de la asociación de estudiantes, y otros seis estudiantes que tienen una demanda contencioso administrativa en contra de la institución no podrían aplicar a este proceso de conciliación.

Además, Peterkin también ha interpuesto a lo largo de los años alrededor de 20 recursos de amparo en contra de la Universidad, principalmente por violación al derecho de obtener acceso a la información.

El abogado y profesor de la UCR, Marvin Carvajal, considera que este tipo de recursos no impedirían a los estudiantes cumplir con los requisitos, los cuales considera injustos y contradictorios en un proceso de conciliación en el que “ambas partes tienen que ofrecer un sacrificio”. En este caso, “los estudiantes parecieran ser los únicos que hacen un gran sacrificio en sus pretensiones”.

Incluso si Peterkin no hubiera demandado a la universidad el proceso le exigiría renunciar a una carrera de la cual ya cursó todo el plan de estudios. De la misma forma, los 62 estudiantes restantes que se reportaron activos en la Oficina de Registro para finales del 2019 tendrían que renunciar a su carrera y trasladarse para cumplir con los requisitos.

Pago por perjuicios 

Aunque la Universidad de Costa Rica no dio a conocer el monto individual o total de los pagos económicos que están recibiendo los estudiantes que participaron en el proceso de conciliación, el acuerdo al que tuvo acceso UNIVERSIDAD incluye la fórmula utilizada en el proceso.

Con base en la fórmula, los estudiantes serán indemnizados según la cantidad de créditos aprobados menos los créditos que se les convalidaron al trasladarse de carrera y utiliza el salario ocupacional para definir el monto. Además, se incluye el aguinaldo y un 50% adicional.

Floyd Peterkin, anterior presidente de la asociación de estudiantes, considera que no es un pago suficiente por todos los daños que recibieron los estudiantes y todas las promesas que se incumplieron.

La apertura de la carrera se dio en el 2012 sin contar con materiales bibliográficos, equipos, profesores o la aprobación de Conare. Actualmente, ninguno estudiante ha podido graduarse.

En octubre del 2019 el plenario aprobó el informe de la Asamblea Legislativa sobre Marina Civil con 43 votos de todas las fracciones y recomendó indemnizar “los daños morales, psicológicos y patrimoniales” que la universidad ocasionó a los estudiantes y sus familias.

Como respuesta a las demandas estudiantiles de los últimos años, la Universidad de Costa Rica ha invertido en la carrera más de $3 millones y actualmente cuenta con la mejor biblioteca náutica de Centroamérica y los mejores simuladores de la región latinoamericana.

Sin embargo, siguen pendientes muchos de los requisitos que requieren los estudiantes para conseguir su titulación como licenciados. Al respecto, la Vicerrectora de Docencia, Marlen León, aseguró que las opciones se limitan a un traslado o a esperar años.

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments