Universitarias Gustavo Gutiérrez:

“No solo nos interesa que la persona ingrese a nuestra universidad, sino que permanezca “

El candidato considera que no es siempre el rector quien debe viajar para representar a la Universidad en eventos internacionales, sino la persona idónea por área de conocimiento.

Fortalecer el sistema de becas, buscar más equidad para las sedes regionales y una reforma para corregir los problemas del esquema salarial de la Universidad de Costa Rica son parte de las propuestas del candidato a la Rectoría, Gustavo Gutiérrez Espeleta, de cara a la elección del próximo 20 de noviembre.

Sobre alternativas para mejorar las finanzas de la UCR en el contexto de esta crisis fiscal, Gutiérrez aseguró que se debe buscar primero un acercamiento, tanto con la Asamblea Legislativa como con el Poder Ejecutivo, pues asegura que muchos políticos no han puesto nunca un pie en la Universidad para conocerla.

“Muchas de las críticas en contra de las universidades públicas son mero desconocimiento,  eso lo tenemos que combatir. Seremos defensores fuertes del financiamiento de la educación superior pública, pero creo que esa estrategia de inicio va a funcionar en lugar de buscar confrontación”, aseguró Gutiérrez.

De llegar a la Rectoría, el biólogo especializado en genética anuncia que estaría anuente a trabajar por el diseño de un nuevo esquema salarial en la institución, pues en su criterio sí hay aspectos que se deben corregir de la situación actual.

“Claramente no todos los salarios en la Universidad Costa Rica son altos, pero sí hay salarios muy altos que no se justifican bajo ninguna circunstancia, lo complicado es que no podemos hacer nada retroactivamente, tenemos que hacerlo en forma prospectiva”, afirmó.

La idea del candidato sería establecer un órgano colegiado y representativo que se aboque al análisis del esquema salarial y haga una propuesta que sea vinculante para la administración.

“Definitivamente ajustar, por ejemplo, en este momento tenemos anualidades, se gana por tiempo servido a la Universidad, no por mérito, no tenemos un sistema de evaluación permanente como para poder decir “no aquí el rendimiento no ha sido el idóneo”. Hay gente que da el mínimo esfuerzo”, criticó.

Gutiérrez no considera que la venta de servicios de la UCR a la sociedad deba convertirse en una fuente de ingresos de la cual la institución deba depender, aunque sí está abierto a que se generen recursos, que se puedan reinvertir en beneficio de la sociedad, principalmente, hacia los sectores más vulnerables. .

“Sí es importante considerar que es una posibilidad de generar fondos, siempre y cuando sean bien invertidos también en ese buen desarrollo de la educación superior pública”, aseguró.

“Nosotros visualizamos una Universidad de Costa Rica atendiendo la agenda nacional, sobre todo ahora durante y post pandemia. La idea nuestra es volcarnos a atender esa problemática nacional, donde vamos a integrar la investigación, acción social y, por supuesto, la docencia para atender una necesidad particular, idealmente de una comunidad vulnerable”, agregó.

Para Gutiérrez son preocupantes las tendencias de recorte a los presupuestos de las universidades públicas dadas en la Asamblea Legislativa, por lo que considera que el Consejo Nacional de Rectores (Conare) debe unirse en la defensa “a ultranza” del financiamiento, aunque también comprende la difícil situación que vive el país y se debe analizar hacia dónde se dirigen los recursos.

“Nosotros hemos dicho que el sistema de becas más bien hay que fortalecerlo y que el monto dedicado a la Vicerrectoría de Acción Social debe de incrementarse”, apuntó.

Gutiérrez cree necesario que se regrese a una negociación quinquenal del Fondo Especial para la Educación Superior (FEES), aunque no lo ve factible a mediano plazo pues considera que el Poder Ejecutivo no va a ceder en ese aspecto.

El candidato considera que las universidades van a tener que restringirse en las partidas de gasto en las que es posible, como es el caso de la compra de vehículos, pero insistió en la necesidad de aumentar los fondos destinados a los becarios.

“Es extremadamente importante y nos hemos dado cuenta que la situación socioeconómica de nuestros estudiantes cambió radicalmente a propósito de la pandemia. Pues no solo nos interesa que la persona ingrese a nuestra universidad, sino que permanezca y también se pueda graduar y en eso vamos a poner nosotros muchísimo énfasis en nuestra administración”, expresó.

Interinazgo y Sedes

Sobre la situación de las personas que se mantienen laborando en condición de interinas en la Universidad de Costa Rica, Gutiérrez considera que la institución no ha cumplido bien con los derechos humanos y laborales de este sector.

El aspirante a la Rectoría apuntó que hay niveles de interinidad que no son problema, como el de las personas que tienen un trabajo a tiempo completo en otro lugar y llegan a la institución a dar clases; caso contrario al de las personas que arrastran esta condición por años, pese a servir completamente en la universidad.

“Con respecto a la tercerización, nosotros hemos pedido a las autoridades universitarias que queremos ver cuánto representa de ahorro tener un personal contratado a una empresa externa, una empresa evidentemente privada, versus que nosotros tengamos a todas estas personas en planilla. Ese es un tema que nosotros lo tenemos contemplado para su respectivo análisis”, respondió.

Para Gutiérrez, la UCR no puede auspiciar el contrato de empresas que no respeten los mínimos derechos humanos a sus trabajadores, por lo que cree se debe hacer un análisis sobre las condiciones de esas contrataciones.

Sobre el tema de las sedes regionales, se preguntó a Gutiérrez cuál de ellas considera necesita una atención prioritaria en caso de llegar a la Rectoría de la UCR, a lo que el candidato respondió que cada una tiene sus necesidades específicas.

“Son muy, muy diferentes entre sí y requieren de mucho apoyo. Las sedes consumen el 16% del presupuesto universitario y atienden aproximadamente a casi un cuarto de la población estudiantil. El proceso de inequidad en la distribución de los recursos materiales, talento humano, de infraestructura es totalmente evidente si se compara con la Sede Rodrigo Facio”, criticó.

“Por ejemplo, es un hecho que la carga académica asignada en las sedes para investigación, acción social es completamente diferente. Mientras una persona en la Rodrigo facio puede tener hasta tres cuartos del tiempo justificados en una investigación, en una sede pueden existir solo dos tiempos completos para investigar”.

Sobre el manejo de la partida de Servicios Especiales de la Rectoría, de la cual dependen actualmente más de 500 funcionarios con tiempos asignados de ese presupuesto en distintas unidades, Gutiérrez aseguró que se debe hacer un análisis para buscar una distribución equitativa de esos recursos en las diferentes sedes y recintos.

De acuerdo con el candidato, en lo que respecta a la internacionalización de la UCR, se debe considerar que la virtualidad vino para quedarse con esta pandemia, lo que abre grandes posibilidades para que ofrezca sus cursos a personas en distintas partes del mundo.

“Hay limitaciones, tenemos que pensar en los laboratorios, tenemos que pensar en el trabajo de campo. Hay carreras como geografía, como geología, como agroalimentarias, como biología que tienen esa necesidad de hacer girar al campo, hay que solucionar eso”, apuntó.

Gutiérrez es del criterio que un rector no debe ser quien siempre represente a la Universidad en los eventos que se realicen en el extranjero, sino que se debe buscar a la persona idónea según el área de conocimiento para que sea la que participe de estos eventos.

Ir al contenido