Universitarias Marcha por la ciencia

La ciencia es necesaria para las decisiones políticas

Estudiantes e investigadores demandaron que las políticas públicas estén basadas en evidencias científicas y no en creencias e intereses económicos.

Políticas públicas basadas en criterios científicos y un mayor presupuesto para la ciencia son parte de las demandas de costarricenses y extranjeros que participaron del movimiento global en defensa de la ciencia.

En una marcha organizada por la Universidad de Costa Rica (UCR), nuestro país se sumó este 22 de abril del 2017, Día de la Tierra, a las más de 600 marchas efectuadas en diversos países alrededor del mundo.

Investigadores y estudiantes de diversas áreas y carreras de la UCR, de la Universidad Nacional (UNA) y algunos académicos estadounidenses jubilados, llenaron la Plaza 24 de abril, de la UCR, con globos, pancartas y música y con consignas que aluden a la importancia de la ciencia para el desarrollo del país y en general para los seres vivos.

Henriette Raventós Vorst, especialista en genética y parte del comité organizador, expresó que uno de los intereses del movimiento es reflexionar y entender acerca de la importancia de “una ciencia éticamente responsable, diversa, participativa, transdisciplinaria y al alcance del público;  y que sea un insumo para la definición de políticas públicas que contribuyan al bienestar humano y del planeta”.

En cuanto a la relación de la ciencia y la política, Vanessa Smith Castro, directora del Instituto de Investigaciones Psicológicas de la UCR, manifestó que “los gobiernos deben tomar sus decisiones basados en investigación científica, no pueden tomar decisiones antojadizas, por intereses políticos o por el fervor del momento”.

La Marcha por la ciencia en Costa Rica fue organizada por estudiantes y representantes de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Costa Rica (FEUCR), con el apoyo de algunos profesores e investigadores de esta misma universidad.

Por su parte, Pedro León Azofeifa, biólogo y presidente de la Academia Nacional de Ciencias, destacó que “la ciencia introdujo la racionalidad en nuestra cosmovisión”. Recordó el legado de Copérnico, Kepler y Galileo por su enorme aporte científico en la transformación de la visión que tenemos sobre el cosmos.

Asimismo, resaltó los avances científicos en áreas como la salud y la comunicación y dijo que gracias a la ciencia nos hemos dado cuenta que la especie humana “está teniendo un impacto notable negativo en la atmósfera y el mar con las emisiones de gases de efecto invernadero de origen antropogénico”.

Con consignas como “La ciencia es suya, no se censura”, “Evidencia científica. Mejores leyes y políticas públicas” y “La ciencia es conciencia”, los participantes marcharon pacíficamente desde el campus Rodrigo Facio hacia la Fuente de la Hispanidad, en San Pedro de Montes de Oca, para llamar la atención de los transeúntes y hacer llegar su mensaje.

Para el presidente de la FEUCR, Gregory Garro Jiménez, esta no es la primera vez que la ciencia es atacada y cuestionada por sectores políticos y económicos, ya que “muchos siglos atrás ha pasado lo que está pasando ahora y nosotros no podemos cruzarnos de brazos”, expresó.

“La ciencia es un motor de innovación y de transformación social. Nosotros como estudiantes tenemos que comprometernos porque también producimos conocimiento y ese conocimiento lo tenemos que llevar a las comunidades”, recalcó.

Por su parte, la representante de la Federación de Estudiantes de la Universidad Nacional (FEUNA), María José Acuña, hizo un llamado “a no dejar que se tomen decisiones sesgadas con base en juicios económicos o morales. Tenemos que ser conscientes de todas las decisiones que se están tomando pasándole por encima a la ciencia”.

“¿Cómo es posible que se cuestione dar educación sexual cuando tenemos cualquier cantidad de investigaciones que apoyan la importancia de esta? ¿Cómo es posible que se atropelle la naturaleza un día como hoy por intereses económicos?”, cuestionó en referencia a la coyuntura actual en la que el presidente de Estados Unidos Donald Trump pone en duda la evidencia científica sobre el cambio climático, que afecta a todo el planeta .

Movimento global

La marcha por la ciencia se llevó a cabo a lo largo y ancho del planeta Tierra, con la participación de miles de científicos y científicas de distintos campos. La iniciativa de este multitudinario evento surgió en Estados Unidos, tras declaraciones de escepticismo del actual Gobierno norteamericano acerca del cambio climático y recortes en el presupuesto público destinado para la investigación científica.

Científicos y científicas de países como Australia, República Checa, Zambia, Nigeria, Uganda, Estados Unidos, Alemania, España, entre otros, salieron a las calles a mostrar su apoyo a la ciencia y la importancia de esta en la vida diaria de la sociedad.
Según la organización oficial de la actividad, esta marcha “es el primer paso de un movimiento global para defender el papel vital que juega la ciencia en nuestra salud, seguridad, economías y gobiernos”.

Ir al contenido