Universitarias

ONGs y diputado molestos con el Ministerio de Salud por negarse a informar sobre medicamentos contra el cáncer

En un foro de la UCR, Jessica Calvo, representante de la Federación ONGs Pacientes de Costa Rica, y el diputado Villalta, externaron su disconformidad con el Ministerio de Salud por atenerse a que la información es confidencial.

Organizaciones no gubernamentales y el diputado del Frente Amplio, José María Villalta reiteraron al Ministerio de Salud la solicitud de información sobre los medicamentos que se usan para tratar a las personas que padecen algún tipo de cáncer en el país.

Por medio de un foro académico organizado por la Universidad de Costa Rica (UCR), el diputado y candidato a la presidencia José María Villalta mostró su desacuerdo con la posición del Ministerio de Salud de guardar información sobre varios medicamentos utilizados para el tratamiento de cáncer en el país.

También participó Jessica Calvo, representante de la Federación ONGs Pacientes de Costa Rica, la cual agrupa a más de 40 organizaciones nacionales con la intención de buscar cambios en el tratamiento de la salud social y el manejo integral de enfermedades, todo bajo el contexto del Proyecto TCU-758 de la UCR, denominado Acceso a la información pública de medicamentos como derecho humano.

La problemática discutida reside en que hay varios medicamentos contra el cáncer sobre los cuales el Ministerio de Salud no dio la información básica como resultados de pruebas de seguridad, estándares de calidad, pruebas de biosimilitud, entre otros.

Por ello, se le solicitaron esos datos al Ministerio de Salud, a lo que respondieron que es información confidencial amparada por la Ley de la Información No Divulgada y el Acuerdo del ADPIC (Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio) que se tiene con la Organización Mundial del Comercio (OMC).

“Es como si tuviéramos las manos atadas porque, como ONGs, tenemos la necesidad de brindar estos datos, y los pacientes necesitan seguridad y conocimiento sobre los medicamentos. Al nosotros no contar con esa información, estamos a ciegas sobre los registros sanitarios y no podemos dar el apoyo necesario a las personas”, comentó Calvo en el foro transmitido por Facebook.

Por su parte, José María Villalta manifestó su desacuerdo con el Ministerio, ya que considera que la vida y la salud de las personas deberían estar por encima de cualquier propiedad intelectual, dado que así lo ratifica incluso la propia legislación:

“La prioridad debe ser siempre, de todas las autoridades, proteger el derecho a la vida y la salud, y esos derechos, en sentido amplio, incluyen el derecho a la información para tener claridad sobre cualquier medicamento. El criterio del Ministerio de Salud es absolutamente equivocado y afecta esos derechos de los pacientes».

«La Ley de Información No Divulgada y el artículo 39 del ADPIC se refieren a la protección cuando se trata de productos nuevos o cuando es en contra de la competencia desleal en el mercado. En este caso no es así, porque estamos hablando de medicamentos genéricos contra el cáncer solicitados por organizaciones de pacientes que no son competencia”, comentó el diputado.

De hecho, ambos invitados al foro coincidieron que Costa Rica tiene un ordenamiento jurídico que brinda protección a las personas y dispone de instituciones capaces de ofrecer un servicio de salud pública adecuado. Sin embargo, el problema reside en la interpretación errónea que está teniendo el Ministerio de Salud sobre la legislación, y que, si un medicamento ya de por sí es genérico, entonces no tiene por qué estar sometido a cuestiones de propiedad intelectual.

“El problema no estaría en la ley, porque sí contempla la excepción para cuidar la salud de los pacientes, entonces estamos más ante un problema donde se aplica incorrectamente la ley. Lo primero es hacer las gestiones ante el Poder Ejecutivo, y si se mantiene este criterio, lo que procede es acudir a la vía judicial para definir cómo debería aplicarse la legislación”, finalizó Villalta.

Suscríbase al boletín

Ir al contenido