En la Sede del Caribe - Universidad de Costa Rica

Estudiantes de Marina Civil exigen soluciones para graduarse

Falta de docentes certificados, infraestructura y de 7 convenios internacionales ha estancado la carrera a tal punto de que los estudiantes no se pueden graduar.

Durante la mañana de este viernes, decenas de estudiantes de la Carrera de Marina Civil en la Sede del Caribe de la Universidad de Costa Rica (UCR) marcharon para exigir que se atiendan los múltiples problemas que vive esta carrera, en la que tendrían hasta imposibilidad de graduarse.

Los estudiantes que marcharon en Limón de denuncian problemas como la falta de cursos obligatorios, profesores especializados y certificados, ausencia y retraso de aprobación e implementación de convenios internacionales, deficiencias en infraestructura, entre otras situaciones que les impide graduarse y avanzar sus cursos adecuadamente.

Marina Civil se creó en el 2012 y desde su origen fue catalogada como un hito al ser la primera carrera con doble titulación internacional en Costa Rica, además de ser la primera que prepara profesionales en ciencias náuticas y marina.

Según la Vicerrectora de Docencia, Marlen León, la administración de ese momento nunca hizo un estudio de factibilidad de la carrera y por tanto, no se conoció si realmente habían recursos docentes, materiales, de infraestructura y de marco jurídico internacional para desarrollarla y acreditarla como es debido.

De esta manera, el panorama actual para los 151 estudiantes (140 en Ingeniería Náutica, 10 en Ingeniería Marina y 1 en Radioelectrónica) que cursan esta carrera no es alentador.

Requieren la implementación del Convenio Internacional sobre Normas de Formación, Titulación y Guardia para la Gente del Mar (Convenio STCW), de la Organización Marítima Internacional (OMI). Pero además de este, se necesitan 6 convenios más para el adecuado desarrollo profesional de los estudiantes y para la validez prometida de los títulos universitarios en el contexto mundial.  

También, necesitan apertura de cursos que no se han ofertado nunca, profesores certificados para cumplir con los requisitos del Convenio STCW y finalizar la práctica profesional según las exigencias internacionales del mismo.

Por ejemplo, sin el Convenio STCW implementado, las y los estudiantes de esta carrera no pueden finalizar su práctica profesional en aguas internacionales y por tanto, no se pueden graduar.

Otra deuda de la UCR con estos estudiantes es el Convenio con la Universidad de Cádiz (UCA) que permita la doble titulación y la posibilidad de que los mejores promedios viajaran a España a cursar su último año mediante intercambios.

También se prometió que profesores de la UCA vendrían a la UCR a impartir cursos. No obstante, luego de casi 7 años y con la carrera funcionando, el convenio no existe.  

Recientemente la UCR firmó un convenio con esta universidad, pero es en un marco general, es decir, no contempla lo prometido a los estudiantes de esta carrera.

La UCR firmó también un convenio con JAPDEVA, no obstante, según Silos no ha servido para mucho por falta de interés de esta entidad.

Actualmente la carrera cuenta con 3 profesores a tiempo completo y uno parcial, con recargos que exceden en mucho las normas de la UCR, según señaló José María Silos, coordinador de la carrera.

“La principal dificultad es encontrar personal docente. Según el Convenio STCW de la OMI, determinadas materias deben ser impartidas por titulados de esta carrera. En el país no existen o los profesores que se graduaron en el extranjero tienen puestos de trabajo muy bien remunerados y no están interesados en la docencia”, explicó Silos.

El coordinador de la carrera también destacó el retraso de casi 3 años en el edificio del Banco Mundial donde va instalado el simulador de Navegación para diversos cursos obligatorios como Navegación III, un curso que nunca se ha ofertado.

Según Marlen León, Vicerrectora de Docencia, el edificio está por terminarse y la instalación del simulador con sus respectivos softwares ya se contrató. El costo supera los $2.5 millones.  

La UCR señaló que la agilización de los procesos en esta carrera no sólo depende de ellos, sino también del Ministerio de Obras Públicos y Transportes (MOPT), de Casa Presidencial, de la Dirección de Migración y Extranjería (DGME) y de la Asamblea Legislativa, entre otras entidades externas a la universidad.  

“Cada año aparecen más carencias sin haberse solventado las anteriores y generando una reacción de cadena. Cada vez vemos más lejos la posibilidad de graduarnos, ya que se nos atrasa en nuestro plan de estudio dejándonos con un futuro incierto. (…) necesitamos las herramientas para poder formarnos”, subrayó Cristina Sánchez, estudiante de la carrera que se manifestó hoy en Puerto Limón.  

UCR responde

La Vicerrectora de Docencia, Marlen León, indicó a UNIVERSIDAD que esta carrera se abrió sin un estudio de factibilidad.

“Soy la primera en reconocer que en su momento se tuvo que prever cada uno de estos detalles a la hora de hacer la apertura de la carrera. Desconozco los criterios que motivaron a las autoridades de la época a abrirla. Las carreras pasan por un estudio de factibilidad según lo establecido en el Estatuto Orgánico que en ese momento no se hizo”, añadió.

León indicó que la situación es compleja, pues la carrera requiere de la aprobación e implementación de 7 convenios internacionales, de los cuáles ninguno está implementado.

“Se ha gestionado durante, antes y ahora con Casa Presidencial y con el MOPT la implementación de estos convenios, pero, la limitante es que esto no depende estrictamente de la Universidad”, destacó.  

“Además se necesitan profesores con características profesionales específicas con las que la universidad no cuenta, por lo que se deben buscar en el extranjero mediante un proceso muy lento, que contempla la solicitud de visas especiales a migración que pueden tardar hasta un año”, añadió.    

Ante esto, León indicó que se está en proceso de un concurso internacional para encontrar profesores y así poder solventar el faltante docente. Además, planteó que se debe trabajar con el nuevo ministro del MOPT para la creación de la Autoridad Marítima, buscar los profesores que se necesitan, construir e instalar la infraestructura faltante y gestionar la aprobación de los convenios internacionales.

0 comments