Solo se podrá entrar con marchamo universitario

Agujas del parqueo de Ciencias Sociales se mantienen pese a críticas

Personal de seguridad de la UCR había alertado de personas ajenas a la institución que estacionaban en el edificio.

Las agujas del edificio de parqueo frente a la Facultad de Ciencias Sociales no serán removidas, a pesar de las críticas de estudiantes y funcionarios universitarios por limitar el espacio de parqueo dentro de la Universidad de Costa Rica (UCR).

Así lo aseguró el director de la Oficina de Servicios Generales (OSG) de la UCR, Jeffrey Di Marco, quien justificó la decisión por razones de seguridad y ordenamiento.

“En todos los parqueos internos tenemos agujas (…). No es una política nueva”, afirmó Di Marco.

El funcionario agregó, además, que recibieron alertas de parte del personal de seguridad de la institución, de personas ajenas a la actividad universitaria que estaban utilizando el edificio para parquear.

“Algunos casos fueron comprobados, personas sin mayor vinculación a la universidad que estaban utilizando ese edificio”, dijo.

Sin embargo, a pesar de esta situación, desde la Federación de Estudiantes de la UCR (Feucr) critican la decisión como una limitación de los derechos del estudiantado.

“Comprendemos la necesidad de un mayor control con el espacio de parqueo (…). Sin embargo, la solución que se planteó es totalmente desfavorecedora para la comunidad estudiantil”, comentó la Feucr.

La situación se agrava, pues a partir del pasado lunes 27 solo las personas con marchamo universitario tienen acceso a este espacio y a los otros parqueos de la universidad. Además, los cupos de estacionamiento se han reducido en los últimos años producto de las construcciones en el campus.

Según Di Marco, entre un 12% y 13% del espacio de parqueo en la Finca 1 se ha inhabilitado por esa razón, lo que ha recargado la demanda en Finca 2 (Ciudad de la Investigación).

“El poner estas agujas con un criterio de tarjeta, que tanto estudiantes y funcionarios con marchamo puedan ingresar, les permite asegurarse un espacio con mayor facilidad”, comentó.

No obstante, la Feucr asegura que el acceso al marchamo universitario es difícil, pues solo se habilitan 600 por semestre, que se adjudican de forma al azar, mediante una rifa.

Por esto, la representación estudiantil propone que se deje ingresar a personas sin marchamo, “con la condición de que estas sean estudiantes con informe de matrícula o carné estudiantil”.

Di Marco explicó que el edificio de parqueo estuvo cerca de dos años sin agujas debido a que estaban esperando que el proveedor las importara, como parte de una compra que se hizo para cambiar todas las agujas de la universidad.

El ingreso a la Ciudad de la Investigación seguirá siendo abierto por la dinámica propia de la misma, que recibe a personas externas hacia sus centros de investigación.

Nuevo parqueo también con agujas

El nuevo edificio de parqueos que se construye en la Ciudad de la Investigación contará con agujas “desde el primer día”, aseguró el director de la OSG.

Este edificio estará listo entre mayo y junio del presente año y contará con 800 espacios nuevos, que se sumarán a los 550 estacionamientos del edificio actual frente a Ciencias Sociales.

Al finalizar esa construcción, se hará una valoración para determinar si hace falta aumentar el número de marchamos estudiantiles.

Ante las críticas por más construcciones de torres de parqueo como esas, Di Marco explicó que “ha obedecido a un tema (de plan) regulador” de la municipalidad de Montes de Oca, pues para una cantidad determinada de metros cuadrados de nuevos edificios académicos, se requiere de parqueos adicionales que suplan esa demanda.

Actualmente, se construyen o están por construirse 22 nuevos edificios en la UCR, por lo que se necesitarán más espacios de estacionamiento en caso de que no se logre cumplir esa cuota.

Marchamo: una ventaja

De acuerdo con Di Marco, existe una relación entre la cantidad de espacio disponible y la acaparación de espacios destinados a los funcionarios administrativos y docentes.

“Una ventaja de los marchamos es que el parqueo ahora permanece con más espacio, lo que evita que personas ajenas a la institución quiten campo o que estudiantes ocupen lugares de administrativos o docentes”, explica Di Marco.

La Universidad no cuenta con los recursos para ir vehículo por vehículo revisando si el o la propietaria puede estacionar en el espacio donde se ubicó.

Es por eso que se insta a los docentes y administrativos a llamar a la OSG para que los encargados de Seguridad se encarguen de la situación.

“El propietario del vehículo que esté en un lugar que no le corresponde, deberá correrlo. En el caso de no seguir la orden, se procederá a desplazamiento con grúa”, concluye el director de la OSG.

0 comments

Otros Artículos

Esta semana, como las anteriores, llega martes y no ha llegado tu carta.

En la edición del 8 febrero de 2017, publiqué un artículo de opinión acerca de una serie de atropellos que me acometió la Vicerrectoría

En esta serie de artículos dedicados al tema de la crisis de los regímenes jubilatorios, me propongo aportar información básica aclaratoria que resulte útil

Se ha referido que el salario está elevado a rango constitucional, por ser uno de los elementos más importantes de la relación laboral,