País Consulta Facultativa de Constitucionalidad:

Sala Constitucional definirá futuro de proyecto que permitiría patrocinio de bebidas alcohólicas en el deporte

En la consulta facultativa, 11 legisladores alegaron una posible violación al derecho fundamental a la salud, una vulneración del principio constitucional de protección del interés superior de las personas menores, una falta de razonabilidad y proporcionalidad de la medida y una violación del principio de progresividad de los derechos fundamentales. 

11 diputados de la Asamblea Legislativa enviaron este jueves a la Sala Constitucional una consulta facultativa sobre el proyecto de ley 21.663 “Ley para el Patrocinio del Deporte Nacional”, por presuntos roces de constitucionalidad en el expediente.

La finalidad del proyecto de ley es eliminar la actual prohibición para uso de bebidas alcohólicas en el patrocinio del deporte. De esta forma, el patrocinio podrá ser utilizado por las marcas o nombres de bebidas con contenido alcohólico, en publicidad relacionada con el deporte, así como en vallas publicitarias en los estadios y gimnasios, rotulación de uniformes, medios de transporte utilizados para competencias y artículos deportivos de todo equipo, asociación, federación, comité olímpico, liga deportiva o comité cantonal de deportes.

En la consulta facultativa, los legisladores alegaron una posible violación al derecho fundamental a la salud, una vulneración del principio constitucional de protección del interés superior de las personas menores, una falta de razonabilidad y proporcionalidad de la medida y una violación del principio de progresividad de los derechos fundamentales. 

“El motivo principal es el riesgo a la afectación del derecho a la salud y a la protección integral del interés superior de las personas menores de edad. El proyecto de ley legaliza la publicidad en actividades deportivas sin analizar ni considerar los múltiples y sustanciosos estudios técnicos que existen que hay una relación directa entre la exposición a la publicidad de licores a temprana edad y el incremento del consumo de licores por parte de personas menores de edad. Esa publicidad va dirigida hacia los menores de edad para captar menores de edad”, externó el frenteamplista José María Villalta, uno de los diputados  que interpuso la consulta.

“EL proyecto de ley no consideró los criterios del IAFA, y la OPS sobre el impacto en la niñez y no incluye regulaciones efectivas para minimizar este impacto”, agregó.

Los diputados señalaron también una presunta violación del principio de convencionalidad, pues el país se ha comprometido internacionalmente a garantizar el disfrute del más alto nivel posible de salud y efectividad del derecho, previniendo y tratando enfermedades de cualquier índole. “Esto no se estaría cumpliendo si se aprueban medidas legislativas que fomenten el consumo de alcohol y significan un importante retroceso con respecto a legislación vigente”, se lee en la consulta. 

“También se señalan vicios de fondo en la forma en que se construyó el impuesto que se crea en esa ley. Se crea un impuesto sobre la publicidad pero violenta el principio de reserva de legalidad tributaria y de reserva de ley en materia tributaria, el impuesto tiene errores gravísimos, eso fue redactado a la carrera y lo metieron el mismo día que se aprobó. Se le cobra a unas personas pero la base imponible se calcula de forma distinta. Tiene errores muy graves que generan gran inseguridad jurídica”, explicó Villalta.

La consulta facultativa señala la posible existencia de vicios esenciales en el procedimiento, pues según los legisladores el proyecto fue aprobado en primer debate sin consultas obligatorias que debieron hacerse. 

“Fue un trámite atropellado donde se metió el texto sustitutivo sin publicidad, sin respetar el derecho de los diputados que queríamos presentar mociones de reiteración y de una vez lo votaron.  Eso es un precedente nefasto en cuanto a los derechos y el principio democrático que debe regir en todo procedimiento parlamentario”, añadió el frenteamplista.

El diputado del Partido Integración Nacional (PIN), Wálter Muñoz, apoyó también la consulta facultativa. “Nos parece que aquí tenemos un tema importante al hacer que la gente, sobretodo menores de edad, tengan la propaganda para en algún momento tener un hábito que no conviene en la prevención ni en la posibilidad de defunción de algún tipo de enfermedad que sea producida por las bebidas alcohólicas”, señaló Muñoz.

La organización sin fines de lucro “Costa Rica Saludable” mostró a través de un comunicado de prensa su apoyo a la iniciativa de los legisladores. 

“La Coalición Costa Rica Saludable está en contra de las propuestas de Ley que no tienen otra justificación que aumentar el consumo, pues si no fuera esto no habría interés de patrocinio. Sendas propuestas van claramente en contra del avance en materia de salud pública y en detrimento de la calidad de vida de los costarricenses”, explicaron.

El diputado socialcristiano e impulsor del proyecto, Erwen Masís, se mostró molesto tras la presentación de la consulta a la Sala Constitucional. Según señaló el legislador, la medida obstaculiza el avance del proyecto que busca la reactivación de la economía.

El proyecto «Ley para el Patrocinio del Deporte» tenía previsto ser votado en segundo debate esta semana por los legisladores; no obstante, ahora deberá esperar el estudio de la Sala Constitucional.

La consulta facultativa de constitucionalidad fue presentada por los diputados José María Villalta, del Frente Amplio; los independientes del Bloque Nueva República (PRN) Carmen Chan, Marolín Azofeifa, Ignacio Alpízar, Nidia Céspedes y Harllan Hoepelman; Paola Vega, del Partido Acción Ciudadana (PAC); Walter Muñoz y Patricia Villegas, del Partido Integración Nacional (PIN); y Shirley Díaz y María Vita Monge del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC).

¿Qué dice el proyecto?

La iniciativa “Ley para el patrocinio del deporte nacional” fue impulsada por el diputado socialcristiano Erwen Masís y pretende que se dé el patrocinio de bebidas con contenido alcohólico en todo tipo de deporte, por parte de empresas públicas o privadas productoras, comercializadoras o distribuidoras. Todo esto con el objetivo de dotar de más recursos a los deportistas de alto rendimiento.

El patrocinio podrá ser utilizado por las marcas o nombres de bebidas con contenido alcohólico en publicidad relacionada con el deporte, así como en vallas publicitarias en los estadios y gimnasios, rotulación de uniformes, medios de transporte utilizados para competencias y artículos deportivos de todo equipo, asociación, federación, liga deportiva, entre otros.

El proyecto 21.663 plantea la creación del Fondo Nacional para el Financiamiento de los Deportes de Alto Rendimiento, el cual será administrado por el Icoder, ente que los distribuirá de la siguiente forma: 3% al Comité Olímpico de Costa Rica, 1% a los Comités Cantonales de Deportes, 1% al Comité Paralímpico Nacional y 1% al Icoder.

El proyecto además establece un impuesto de un seis por ciento (6%) sobre los ingresos derivados de las actividades y eventos deportivos, artículos e implementos deportivos, de cualquier naturaleza, donde se brinde propaganda, publicidad y patrocinio de marcas, distintivos, emblemas o nombres de bebidas con contenido alcohólico.

Masís ha destacado en múltiples ocasiones que, alrededor del mundo, marcas de renombre  invierten grandes cantidades de dinero en promover las buenas prácticas, la disciplina, el sacrificio y el esfuerzo de muchos deportistas de muy alto nivel que buscan siempre alcanzar sus metas y superarse continuamente.

“17 de los 18 equipos de la liga mexicana son patrocinados por una marca de cerveza. Cuando estos equipos vienen a celebrar un partido en nuestro país o por medio de las transmisiones de las televisoras de cable, fotografías en medios o redes sociales, todos estamos expuestos a la exhibición de la marca. Esta oportunidad se la estamos limitando a nuestros deportistas”, señaló esta semana a UNIVERSIDAD.

Ir al contenido