“Nunca nos dijeron cuáles eran los cargos”, denunció Albino Vargas tras ser liberado

El dirigente sindical señaló que su detención fue arbitraria y que, para su sorpresa, las declaraciones de los testigos se recogieron después de que él y sus compañeros fueron detenidos. 

El secretario general de la Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP) denunció a UNIVERSIDAD que él y otros miembros del sindicato fueron detenidos “arbitrariamente” el miércoles al mediodía, pues “nunca nos dijeron cuáles eran los cargos”.

Según el relato de Vargas, él se encontraba en la Municipalidad de Talamanca dejando un papel para proteger los derechos laborales y evitar el despido de varios trabajadores del municipio -a quienes se estaría despidiendo por razones políticas- cuando llegó el dirigente del otro sindicato, Winston Norman, a cuestionarle por qué estaba ahí y a lanzarle insultos.

“Yo le pedí a un compañero de la Municipalidad que grabara; Winston intenta bloquear la pantalla. Luego caí al suelo y ahí se produce la agresión, recibí varias patadas”, indicó Vargas.

El dirigente sindical contó que después de esto se levantó y se encontró a personeros de la Fuerza Pública -que queda cerca de la Municipalidad-. Fue entonces cuando Vargas y tres otros integrantes de ANEP decidieron entrar a las instalaciones del local de la Fuerza Pública a resguardarse y minutos después les indicaron que estaban detenidos. 

“Atiendo a varios medios ahí. Le pido al jefe de policía que me ayude a entregar a la Municipalidad el documento que yo traía y que no pude dejar y no me dice nada. También pedí que nos escoltaran para salir de Talamanca; pero solo me dice que esperemos. Me quedo ahí esperando y en medio de una entrevista, el oficial me dice que había recibido orden de que estábamos detenidos. Quedamos detenidos sin saber por qué. Yo no sabía que el fiscal había visitado la oficina de alcalde”, mencionó.

Luego los pasaron a una celda de la Fuerza Pública. Vargas hizo una llamada y pidió ser valorado médicamente. Según dijo, estando en el Ebais de Hone Creek en Talamanca, tras ser atendidos, les dijeron que debían llevarlos a la Fiscalía. “Nos trasladan en perrera a la Fiscalía de Bribri”.

El dirigente agregó que, para su sorpresa, las declaraciones de los testigos se recogieron después de que ellos fueron detenidos. 

Vargas alegó que tanto él como sus compañeros de la ANEP estuvieron detenidos arbitrariamente durante ocho horas, pues no les dijeron los cargos ni supieron quién dio la orden para detenerlos. 

El director regional de la Fuerza Pública de Limón, Adrián Salazar, confirmó a UNIVERSIDAD el miércoles por la tarde, que tanto Albino Vargas como sus compañeros fueron detenidos por presunta agresión a funcionarios municipales.

La tarde del miércoles, tanto la ANEP como el Sindicato de la Judicatura (Sindijud) presentaron recursos de Hábeas Corpus, los cuales solicitaban la liberación de los sindicalistas, lo que, según Vargas, pesó sobre su salida de las celdas. 

Tras los hechos sucedidos, Vargas señaló que harán las denuncias correspondientes.

El secretario adjunto de la ANEP, Walter Quesada, destacó  que «este proceso se hizo totalmente al revés, pues tenían que investigar y, si había algún argumento, detener»; sin embargo, primero se hizo la detención.

Además, criticó que solo detuvieron a miembros de la ANEP que estuvieron en el conflicto que se dio en la Municipalidad de Talamanca y no a las otras personas involucradas.

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments