Nuevas Pruebas Nacionales FARO desplazarán a las de Bachillerato y comprometen más a docentes

Las pruebas FARO serán obligatorias y pretenden ser una oportunidad para renovar los aprendizajes y fortalecerlos; además se encuentran relacionadas con los actuales planes de estudio. Su aplicación se dará de manera paulatina.  

Luego de 30 años de evaluar la memorización de contenidos, el Consejo Superior de Educación (CSE), decidió el martes ponerle fin a la era de los exámenes de Bachillerato y avanzar hacia las “Pruebas Nacionales FARO” que calificarán las habilidades del estudiante tanto en primaria como en secundaria.

Las pruebas FARO pretenden ser una oportunidad para renovar los aprendizajes y poder fortalecerlos; es decir, mostrarle al Ministerio de Educación Pública (MEP), qué debe robustecer o dónde están sus debilidades. Además comprometen más a los docentes con el proceso educativo, pues ahora deberán elaborar planes de mejora.

“Las pruebas permitirán diagnóstico del estudiante, el centro educativo, la Dirección Regional, el desempeño nacional y la pertinencia curricular.(…). Esta prueba no va a ser un equalizador al final. La idea es aportar más al estudiante a través de diagnósticos precisos y oportunos”, aseguró el ministro de Educación Pública, Édgar Mora.

El ministro destacó que FARO “hilvana la prueba con el proceso formativo” pues los programas de estudio vigentes aprobados por el Consejo Superior de Educación en el 2012, están relacionados con el dominio de habilidades.

Según afirmó, actualmente el programa de estudios no tiene relación con el proceso de evaluación que realiza el Ministerio y que se caracteriza por su enfoque en la memorización de contenidos.

¿En qué consisten?

Las nuevas pruebas serán obligatorias y brindarán un diagnóstico de distintas habilidades de los estudiantes en asignaturas como Español, Matemáticas, Estudios Sociales y Ciencias, tanto en primaria como en secundaria.

FARO será un requisito indispensable para que los estudiantes que finalicen la escuela y el colegio, reciban los certificados de Conclusión de Primero y Segundo Ciclo de Educación General Básica y Bachiller en Educación Media, respectivamente.  

En primaria, los estudiantes realizarán las pruebas nacionales en quinto grado. Estos exámenes no tendrán nota mínima y no se aprueban ni se reprueban.

La misma situación ocurre en secundaria. En este caso, los estudiantes se someterán a las pruebas en décimo año.

A partir de los resultados, los docentes elaborarán planes de mejora para sexto grado, quinto o sexto año; y realizarán estudios de contexto asociados a los buenos o malos resultados en las pruebas.

Según el MEP, los resultados en estas pruebas se ponderarán con el promedio anual de asignaturas en sexto grado de escuela o quinto año de colegio (sexto en educación técnica). De esta manera, FARO tendrá un valor de 40%; mientras que el promedio de todas las asignaturas en el último año de escuela o de secundaria será de 60%.

Con la nueva evaluación, el Ministerio pretende darle más peso al promedio anual del último año académico que a las pruebas nacionales.

Al igual que las pruebas de Bachillerato, las nuevas evaluaciones serán realizadas a final de año en cada centro educativo; además se mantendrá el método de selección única. A mediano plazo, el MEP espera que el examen se realice de forma digital y que se evalúen respuestas extensas del estudiante (desarrollo).

Estos exámenes estarán libres de la aplicación de “curvas”, una práctica que en el pasado le otorgaba puntos a todos los estudiantes para elevar la promoción a nivel nacional y que provocaba un sesgo a la hora de analizar los resultados de estudiantes de secundaria en el país.

Transición

Los exámenes FARO regirán a partir de este año; sin embargo, su aplicación se hará paulatinamente.

Durante este año, en primaria, se aplicará un plan piloto de la nueva prueba en sexto grado; es decir, se seleccionará una muestra de centros educativos para evaluarlos. Estos resultados no tendrán peso en el promedio final para los estudiantes de ese nivel.

De acuerdo con el MEP, el 2020 será el primer año en que se aplique la prueba nacional FARO a todos los quintos grados del país; no obstante, tampoco tendrán valor en la promoción final de primaria.

FARO tendrá valor en la promoción final para los sextos grados hasta el 2021. Durante ese año, los estudiantes de quinto seguirán sometiéndose a las nuevas pruebas.

En cuanto a secundaria, este año los estudiantes realizarán los convencionales exámenes de Bachillerato bajo el esquema del 2018 (40% examen + 60% nota de presentación). Esta medida aplica tanto para colegios académicos como profesionales.

Los alumnos que cursan actualmente décimo (colegio académico) o undécimo año (colegio técnico) sí realizarán las pruebas FARO a finales del 2019.

El Ministerio informó también que los estudiantes que no obtengan el rendimiento esperado en alguna de las Pruebas Nacionales FARO, podrán repetir el examen de la asignatura en convocatorias para así elevar sus notas.

Durante este año, la única prueba que no se aplicará será la de Estudios Sociales pues el programa de estudios será sometido a cambios. Esta disposición aplica tanto para primaria como secundaria.

En cuanto a las pruebas de idioma (Inglés, Francés o Italiano), el Ministerio indicó que este año sí aplicará un cambio. En lugar de realizar prueba de Bachillerato, los estudiantes deberán realizar un examen de dominio lingüístico.

En esas evaluaciones, el estudiante no aprueba o reprueba; solo obtiene un indicador de su nivel, según el idioma seleccionado.

El director de Evaluación y Gestión de la Calidad, Pablo Mena, destacó que estas pruebas harán que los estudiantes salgan mejor preparados.

“No tenemos una bolita de cristal (…). Pero la propuesta hace que sepamos desde antes cómo está (el estudiante) y que luego se dé el acompañamiento”, señaló Mena.

El MEP informó también que los estudiantes de la generación 2018 que tienen pendiente la aprobación de pruebas de Bachillerato, podrán enfrentarse a las convocatorias establecidas en el Calendario Escolar.

Finalmente, los rezagados hasta el 2017, deberán realizar las pruebas en Educación Abierta si desean alcanzar el título de Bachiller en Educación Media.  


Warning: file_get_contents(https://graph.facebook.com/?ids=https://semanariouniversidad.com/ultima-hora/nuevas-pruebas-nacionales-faro-desplazaran-a-las-de-bachillerato-y-comprometen-mas-a-docentes/): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /home/alfred06/public_html/wp-content/themes/abomb-child/elements/element.php on line 80
0 comments