Minae sobre proyecto minero en Sardinal: “El error se va a reparar”

Según los vecinos de Sardinal, hace más de 10 años lucharon para detener las obras que inició una constructora sin permiso. Hoy la historia se repite, pero esta vez la misma empresa tiene el aval de la concesión.

El Ministerio de Ambiente y Energía (Minae) aseguró que el error que consignaron  en la resolución R- 413- 2018- MINAE mediante la cual le otorga el aval de concesión para la explotación minera de extracción de materiales a la Constructora Magnate Sociedad en el Río Brasil-en Sardinal- se corregirá en los próximos días.

La agrupación Asociación Confraternidad Guanacasteca presentó una denuncia el pasado lunes 13 de mayo ante la Fiscalía General contra la concesión minera de extracción de materiales a la Constructora Magnate Sociedad.

Según la Asociación, dicha resolución consigna varios errores, entre ellos la ubicación del permiso, pues se contempla que el permiso rige para la explotación en las Juntas de Abangares, no para Sardinal.

Consultada al respecto, la viceministra de Gestión Ambiental, María Celeste López, aseguró que el proyecto seguirá en pie y descartó que el error en las coordenadas del proyecto tenga algún efecto de nulidad.

“Eso fue un error material que está dentro del expediente, pero no hubo un error en el sitio que se realizaron las inspecciones ni un error en la forma en la que se evaluó, lo que hay una error material en la resolución. Lo único que tenemos que generar es una nueva resolución en la que se firma y se repara la información que había quedado mal consignada”, aclaró la jerarca.

Las declaraciones de la jerarca surgen una semana después de una publicación que realizó este Semanario sobre la denuncia que interpuso la Asociación Confraternidad Guanacasteca al ministro de Ambiente, Manuel Rodríguez, y al presidente de la República, Carlos Alvarado.

En este momento López se negó a dar las declaraciones y en su lugar envió un documento con una serie de correcciones a una información que circuló en otro medio de comunicación.

Un conflicto viejo

Los vecinos de la zona se oponen al proyecto porque consideran que generará destrucción ambiental. Añaden que la misma empresa a la que se le otorgó la concesión en el pasado tuvo problemas por ejecutar obras en el mismo sitio y en un tajo en la comunidad de Bejuco sin contar con los permisos.

En uno de los documentos sellado por la Dirección de Geología y Minas del 2006, se detalla que la empresa llevó a cabo  obras de explotación en un tajo en la comunidad de Bejuco de Sardinal de Carrillo, Guanacaste,  (extracción de minerales piedra y arena)  pese a que no contaba con los permisos de funcionamiento, esto mediante una inspección que realizaron las autoridades. 

En el mismo documento se consigna que en el 2000, los vecinos presentaron una queja porque la empresa introdujo en el cauce del Río Brasil dos back hoe y cinco vagonetas para extraer materiales sin tener la autorización.

Consultada al respecto, la viceministra de Gestión Ambiental quien fue la vocera designada por el ministerio para hablar del tema, indicó que no tenía conocimiento de los antecedentes de este proyecto.

“Desconozco si antes se había generado un proyecto en ese mismo sitio. Lo que sí le puedo decir es que si se reactivó el interés es parte del interesado de la parte privada y no del Estado en promover que en estos sitios ocurran los aprovechamientos”, puntualizó.

“La resolución que tenemos en la Secretaría Técnica Nacional (Setena) es que el expediente ingresó antes del 2016 puesto que la resolución es del 2016. Anteriormente pudo haber habido otros trámites, en este en específico para ese sitio se da la resolución de la viabilidad ambiental en el 2016, lo cual pasa para análisis de geología y minas y ahí tarda este espacio de tiempo que es prácticamente dos años”, añadió.

Fernando Pizarro, representante legal de la empresa a la que se le otorgó la concesión dijo desconocer las acusaciones de los vecinos.

“Lo desconozco. En algún momento, la empresa fue cuestionada, hace  años pero por un tajo y recuerdo que el Minae le impuso el pago de una multa y la multa se hizo efectiva pero era de un tajo, no de un río”, señaló.

Según consta en la resolución en la que se le otorga el permiso de concesión a la Constructora Magnate Sociedad Anónima, las gestiones para este aval arrancaron en julio 2005.

El Registro Nacional Minero le pidió a la empresa presentar en un plazo de 10 días la vigencia de la Viabilidad Ambiental, en el 2011. Dos años después, en el 2013, el presidente de la sociedad solicitante, Morice Zamora, solicitó la suspensión del trámite hasta obtener de nuevo la viabilidad ambiental.

Setena le otorgó la Viabilidad Ambiental al proyecto en diciembre del 2016  y posterior a ello, el departamento de Geología y Minas remitió el caso al despacho del ministro para que firmara la concesión; sin embargo,  días después el despacho devolvió el documento pues la empresa no estaba inscrita ante la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) y tenía deudas pendientes con Tributación.

Finalmente, en setiembre del 2017 la Dirección de Geología y Minas le otorga a la sociedad Constructora Magnate Sociedad Anónima la concesión de explotación de materiales en Cauce en  Río Brasil, por un plazo de 6 años.

Proyecto en marcha

Actualmente, los vecinos mencionan que la empresa arrancó con las obras durante la Semana Santa, pero las detuvieron.

Al respecto, el representante legal de la empresa explicó que las obras se paralizaron “temporalmente” no por denuncia de algún vecino, por la denuncia que le presentaron al presidente, o por orden de Geología y Minas, sino por un temporal que hay en la zona y que les dificulta la extracción de materiales.

Según Néstor Espinoza, vecino de la zona, cuando la empresa arrancó con las obras sin tener los permisos años atrás, los vecinos formaron  la Asociación de Vecinos de Río Brasil para oponerse al proyecto. 

Señaló que incluso el ministro de Ambiente, Carlos Manuel Rodríguez, quien ocupaba el mismo cargo durante la administración del expresidente Abel Pacheco (2002-2006) les recibió para escucharles.

“El ministro, a través de Mauren Ballestero, que era una diputada de Guanacaste y muy amiga de la zona, nos dio una audiencia con él. Ella nos acompañó hasta el propio despacho; le expusimos la situación y el ministro estuvo muy anuente a apoyarnos”, señaló el vecino.

 

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments