País

Exviceministro de Salud se va con sabor “agridulce” por decreto sobre medicamentos sin publicar

El hasta ayer viceministro de Salud, Dennis Angulo, externó que se pudo haber hecho más con el decreto para prescribir por Denominación Común Internacional (DCI), el cual tiene más de una año sin salir a la luz.

En momentos en que el país enfrenta la pandemia por COVID-19, el ministro de Salud, Daniel Salas, decidió este miércoles remover a su viceministro Dennis Angulo, quien ocupó el puesto desde mayo del 2018, como parte de una “reestructuración institucional” necesaria en la atención de la emergencia.

Durante su estancia en el Ministerio de Salud, desde la dirección de la exministra Giselle Amador, Angulo estuvo impulsando el decreto que permitiría a los médicos prescribir por Denominación Común Internacional (DCI) y no por marca; sin embargo, más de un año después, este sigue sin salir a la luz y sigue sin ponérsele un freno al mercado oligopólico de los medicamentos, lo que le deja “un sabor agridulce”.

“Es un tema que me deja un sabor agridulce. Es un tema que pudimos haber llevado o se puede llegar más allá. No solo con el fortalecimiento del registro sanitario aquí, sino en políticas de Estado que propusimos a través de un decreto que aún no ha salido, a pesar de que nosotros lo concluimos en el despacho. Sobretodo ahora que la gente está golpeada, no solo anímicamente, sino que va a estar golpeada económicamente”, señaló el exviceministro.  

“El precio de los medicamentos es sumamente importante, y pudimos haber incidido en la baja de ellos. Yo cumplí con mi parte, como política de Estado y también como política implementada en otros países con el uso de los genéricos que abaratan los costos. De eso hay un decreto, está totalmente terminado, fue validado en consulta pública, pero es una decisión que no me compete a mi la parte de aprobarlo. Le corresponde al señor ministro y al presidente de la República”, añadió.

En febrero de este año, UNIVERSIDAD conversó con el ministro Daniel Salas sobre este decreto. En esa ocasión, el jerarca afirmó que estaban afinando los últimos detalles y que esperaba firmar el decreto -que llevaba cuatro borradores- a finales de este primer semestre del 2020. Además anunció que el Ejecutivo se encontraba trabajando en un proyecto de ley a la Asamblea Legislativa para bajar los costos de los medicamentos.

Desde que se empezó a barajar la idea del decreto para recetar por DCI y no por marca, se empezaron a generar críticas tanto de los médicos como de los farmacéuticos, quienes se oponían a prescribir por principio activo. 

Consultado por los motivos de su salida, Angulo, quien es odontólogo, relató que su salida se debe a una reestructuración interna para atender la emergencia sanitaria. 

“Hay factores más técnicos que otra cosa que pesan en la decisión del ministro. Él está abrumado. Yo no soy epidemiólogo y él requiere alguien que le dé soporte”, señaló Angulo.

Durante toda la crisis por COVID-19, la población ha visto a diario las participaciones públicas del ministro de Salud, Daniel Salas, del director de Vigilancia de la Salud, Rodrigo Marín e incluso de la directora general de la Salud, Priscilla Herrera; sin embargo, la figura de Angulo nunca ha aparecido públicamente en las conferencias de prensa en la actual coyuntura.

El hasta ayer viceministro de Salud aseguró que sí tuvo participación en la atención de la emergencia, aunque esta no se haya evidenciado públicamente. Alegó que le tocó realizar las coordinaciones para la atención de adultos mayores y personas con discapacidad. “En este momento, en los centros diurnos y de larga estancia tenemos muy controlada la crisis”.

Aseguró también que el actuar del Ministerio en la contención del virus ha sido correcto; sin embargo, considera que las medidas podrían ser “más restrictivas”. 

Durante su paso por el Viceministerio de Salud, Angulo participó en el fortalecimiento de la rectoría del Ministerio y simplificación de trámites.

“Bajamos los tiempos de entrega de permisos sanitarios de funcionamiento. Esto permitió que las empresas abrieran mucho más rápido y se daba más competitividad al país. Pasamos de 200 a 7 días. Reestructuramos varios flujos de permisología que permitió que se hicieran de forma más expedita. Los usuarios necesitaban más rapidez”, señaló.

También tuvo aportes en la disolución del Patronato Nacional de Rehabilitación (PANARE), institución que representaba una duplicidad de funciones en el aparato estatal.

Angulo dejará su cargo a partir de este jueves 16 de abril. Tras su salida pasará a ser asesor en la Regional Chorotega; sin embargo, aún no tiene claras las funciones que desempeñará.

Al ministro siempre lealtad. Con los informes debidos siempre y a la disposición de él”, concluyó.

Ir al contenido