Ada Muñoz, gerente del proyecto: "Los estudios determinarán toda la infraestructura necesaria"

Carretera a San Ramón se estanca a la espera de estudios de factibilidad

Solo el Banco Popular mostró interés en financiar $34,5 millones para fase pre-operativa.

Sin estudios de factibilidad listos, es imposible determinar los tiempos de construcción, montos de peajes y otras cifras que esclarecerían el panorama de la carretera San José – San Ramón, una vía que cocina a fuego lento su ampliación desde 1994.

Actualmente, Ada Muñoz, gerente del proyecto San José – San Ramón, presentó ante el gobierno, autoridades municipales y jerarcas del Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos el estado de la situación en torno a la obtención de financiamiento para la fase pre-operativa del proyecto.

Muñoz afirmó que para poner en marcha esta fase, son necesarios $34,5 millones, que servirán para financiar los estudios de factibilidad técnica, económica y financiera, así como para tramitar permisos y expropiaciones. Luego de esto, se creará una estructura financiera y se formalizarán los contratos de financiamiento.

Para financiar esta fase, los bancos han solicitado información detallada del anteproyecto, definición de costos de construcción, operación y mantenimiento. Además, las entidades bancarias piden demostrar la factibilidad técnica, ambiental, económica y financiera del proyecto, así como haber completado desalojos, contar con permisos ambientales y los seguros de las obras. Todo esto ha complicado la obtención de recursos.

Actualmente, solo el Banco Popular muestra interés en prestar los $34,5 millones que el proyecto necesita para poner en marcha la fase pre-operativa. Recientemente se descartó al Banco Nacional y al Instituto Nacional de Seguros. Además, el Banco de Costa Rica, actor del fideicomiso no puede estar en la formulación de oferta.

“Los estudios de factibilidad determinarán toda la infraestructura necesaria”, comentó Muñoz, quien afirmó, junto a Germán Valverde, ministro del MOPT, que sin estos diagnósticos es imposible determinar cuándo se iniciará o terminará determinada fase de la carretera, así como los montos de los peajes.

Sin embargo, se estima que la primera etapa tome unos tres años, aunque esto depende de la cantidad de expropiaciones que se deban realizar. En el caso de la etapa de ejecución de las obras, tomaría al menos dos años y medio.

La vía a San Ramón también fue un dolor de cabeza para la administración de Laura Chinchilla, que tuvo que frenar una concesión a la empresa brasileña OAS debido a una serie de cuestionamientos sobre el proyecto.

0 comments