Encuesta Continua de Empleo del INEC:

110 mil mujeres y 72 mil hombres salieron de la fuerza de trabajo entre abril y junio

El total de personas fuera de la fuerza de trabajo suma 235 mil personas, la mayoría mujeres.

La tendencia a la disminución en la cantidad de personas ocupadas y del aumento del desempleo y subempleo, en el contexto de la pandemia de COVID-19, se profundizó en el II Trimestre (abril, mayo y junio) del 2020, según reveló la Encuesta Continua de Empleo (ECE), cuyos resultados fueron dados a conocer esta mañana por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos(INEC).

La tasa neta de participación (es decir, el resultado de dividir la población en la fuerza de trabajo -personas ocupadas y desempleadas-  entre la población en edad de trabajar) disminuyó 5,4 puntos porcentuales (p.p.) y se ubicó en 57,6 %.

De ese total, la tasa neta de participación de las mujeres fue de 44,6 %, con lo cual descendió 6,2 p.p., mientras que la de los hombres bajó a 70,5 %, con lo cual disminuyó en 4,6 p.p.

En términos absolutos, la población en la fuerza de trabajo presentó una disminución de 182 mil personas y se ubica en 2,30 millones, de las cuales 1,41 millones son hombres y 886 mil son mujeres.  Por sexo, la fuerza de trabajo decreció en 110 mil mujeres, mientras que entre los hombres disminuyó en 72 mil personas.

La tasa de ocupación se ubicó en 43,7 %, lo cual es una disminución de 11,7 p.p. en comparación con el mismo trimestre del año anterior, mientras que la tasa de desempleo registró 24,0 %, lo cual significa un incremento de 12,1 puntos p.p. respecto al mismo período del año pasado.

En el caso del subempleo, este alcanzó un 20,5 %, esto es, un aumento de 10,3 p.p. respecto al segundo trimestre de 2019.

La ECE también registró un aumento de 5,4 p.p. en la tasa de no participación laboral, la cual llegó al 42,4%. Este indicador permite saber que 1,69 millones de personas se encuentran fuera de la fuerza de trabajo, lo que significa un aumento de 235 mil personas. Del total de personas fuera de la fuerza de trabajo 1,10 millones son mujeres y 591 mil son hombres.

La población ocupada nacional fue de 1,75 millones de personas, lo que significó una disminución interanual de 438 mil personas.

Este segundo trimestre la componen solo 1,13 millones de hombres y 617 mil mujeres; la disminución en las mujeres es de 230 mil puestos de trabajo, mientras que en los hombres es de 208 mil puestos de trabajo, con respecto al mismo período del 2019. Como consecuencia de lo anterior, la tasa de desempleo llegó a 24,0 %, un aumento de 12,1 p.p., en relación con el mismo período del año pasado. La tasa de desempleo entre las mujeres alcanzó un 30,4 %, un aumento de 15,4 p.p. y entre los hombres llegó a 20,0 %, lo que representa un incremento de 10,1 p.p.

Lo anterior “denota que, en el caso de las mujeres, se presenta un mayor nivel de desempleo, aunque en ambos sexos la tasa de desempleo se duplica respecto a lo observado en el mismo periodo del año anterior”, resaltó el INEC en su comunicado.

En términos absolutos la población desempleada alcanzó a 551 mil personas, lo cual implica un aumento interanual de 256 mil personas con respecto al año pasado.

Del total de personas desempleadas, 282 mil son hombres y 269 mil mujeres. También por sexo se observan incrementos, tanto en los hombres (136 mil personas) como en las mujeres (120 mil personas).

Durante este segundo trimestre, tenían un empleo informal el 24,1% del total dependientes, esto es 324 mil personas que trabajaban para un empleador, ya sea empresa o institución, lo que implica que disminuyen en 179 mil personas al compararlo con el segundo trimestre del 2019.

Por otra parte, las personas independientes que trabajan por su cuenta, tienen una empresa o actividad y son empleadores, se clasifican en su mayoría con empleo informal.

Para el segundo trimestre 2020, un total de 370 mil ocupados independientes tienen actividades clasificadas como informales (disminuyeron en 139 mil personas).

Los sectores que durante este trimestre registraron mayor afectación laboral por la pandemia de Covid-19, según la ECE, fueron: comercio y reparación, transporte y almacenamiento, hoteles y restaurantes, y construcción entre otras ramas de actividad.

El efecto causado por la emergencia sanitaria por rama de actividad indicó que el 62,3 % de las personas que trabajan en actividades asociadas a los hoteles y restaurantes se vio afectada por esta crisis, mientras que, en transportes y almacenamiento, lo fue el 55,5 %.

En el caso de la construcción, la crisis generada por la COVID-19 afectó el empleo en el 51,0 % y en comercio y reparación, el 38,5 %.

Otros sectores golpeados por la crisis sanitaria fueron comunicación y otros servicios relacionados con actividades culturales, recreativas y artísticas con el 37,6 % y actividades de los hogares como empleadores, con 21,7 %.

La ECE del INEC también estimó que, el total de personas ocupadas con actividades propias (independientes), el 13,4 % presentó cierres o restricciones a su negocio a causa de las medidas por la emergencia. En el 10,4 % de los casos, las personas independientes realizaron una o varias estrategias para innovar o cambiar su negocio o actividad.

Entre las modificaciones que señalaron fue la incursión en ventas por Internet (62,2 %), implementación de servicio a domicilio (28,3 %), ofrecieron combos o paquetes a clientes (27,5 %) o iniciaron ventas de nuevos productos en su negocio (13,7 %) y, por último, regalías y descuentos a clientes (11,4 %).

Estas medidas de innovación en los negocios o actividades de los independientes se dieron en las ramas de actividad de construcción (24,8 %), comunicación y otros servicios (23,1 %),
comercio y reparación (14,9 %) e industrias manufactureras (10,6 %), entre otras, concluye el INEC.

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments