Forja

Quino, el gran artista de siempre

El humor gráfico es un arte complejo en su enorme sencillez, el argentino Joaquín Salvador Lavado Tejón (Quino) ha sido coronado como uno de sus máximos exponentes en el mundo. Este nació el 17 de julio de 1932, así que este 2022 hubiera cumplido 90 años, por lo que ha sido objeto de múltiples celebraciones.

Como gran artista conjugó dos méritos excepcionales en su trabajo: su talento y su postura ideológica. El humor fino, sutil pero profundo, humanista, desconcertante, inquietante, cómico, lo unió con un punto de vista social y político en un sentido amplio.

Su personaje más reconocido es la niña Mafalda y su familia y amigos de la clase media de los años de 1960 en Buenos Aires, Argentina.

Mafalda, como Fito Páez, nació en el 63, pero sería publicada hasta el 29 de setiembre de 1964 en el semanario Primera Plana.

La carrera de la niña fue exitosa, pronto se rodeó de compañeros todos ingeniosos y leales, hizo amigos que fielmente acudían a encontrarla cada semana. Luego, viajó por el mundo, aprendió idiomas, conquistó corazones, hasta que, a los diez años, se retiró.

El público esperó, se quejó, especuló, lloró, como cuando se separaron los Beatles, pero la niña lo único que les dejó fue el ramillete de sus andanzas en diez volúmenes, que, de por sí, dan para roer por el resto de la vida.

El gran intelectual y filósofo italiano Umberto Eco propuso la eventual acepción del término Quino: “Dibujante y moralista del siglo XX. En sus cartoons ha dado una visión lunática y surrealista de los aspectos cotidianos de la vida ínfima de nuestros tiempos; además, hizo un dibujo popular en su época de nombre Mafalda».

Y de la niña dijo: “Mafalda es, en último análisis, un «héroe de nuestro tiempo», y no se debe pensar que esta sea una definición exagerada para el personajito de papel y tinta que Quino nos propone.”

El 30 de septiembre de 2020, a los 88 años, un día después de haberse cumplido 56 años de que su inquietante pero divertida Mafalda hubiera sido presentada en sociedad, Quino se despidió sereno de este mundo.

Desde la multitud de agradecidos admiradores y amigos le enviamos un abrazo.

Suscríbase al boletín

Ir al contenido