Diálogos sobre el Bienestar


Consumo de drogas: un mal que crece en Costa Rica

Pese a la existencia de diversos programas gubernamentales para combatir el abuso de las drogas, el mal sigue creciendo e incluso la población no confía en el accionar del Estado.

El consumo de drogas en Costa Rica ha ido en aumento, y ahora son más personas, quienes deciden probar alcohol, tabaco, marihuana u otras sustancias. De acuerdo con la VI Encuesta Anual sobre Consumo de Drogas (2015), en el último mes de ese año, el 27,9% de los encuestados consumía alcohol, 10,5% tabaco y 3,2% fumaba marihuana.

Ese mismo estudio revela que, del total de personas consultadas que consumieron alcohol, 34,9% eran hombres; mientras que el 20,7 fueron mujeres.

En cuanto al consumo de tabaco, de los encuestados, 15,4% resultaron ser hombres y 5,5%  mujeres. A diferencia de las otras dos drogas, el tabaco es la única sustancia que evidencia una disminución; esto también se debe a la promulgación de la Ley Antitabaco en el 2012 que ha permitido también la nula exposición de esta publicidad.

Por otra parte, un 5,0% de los consultados son hombres que consumen marihuana y 1,4% son mujeres.

Teniendo como base estos números, entonces se puede decir que, de las personas consultadas, la droga que más se consumió fue el alcohol, y que fueron hombres, quienes en su mayoría consumieron estas drogas.

Asimismo, el grupo etario más seducido por las drogas, es el que ronda entre los 20 y 29 años de edad.

Ante la pregunta de ¿cuáles son los lugares donde es más fácil conseguir drogas ilícitas?, un 42% reveló que en el vecindario, un 22% en bares y un 12% en casas de otras personas.

Finalmente, un 66,9% de los encuestados tiene una percepción desfavorable de la acción estatal en cuanto a la salud y tratamiento de drogas; mientras que un 58,3% califica también de desfavorable la acción policial contra el narcotráfico.

Al final de esto, es fácil deducir que pese a la existencia de instituciones como la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), Instituto Costarricense sobre Drogas (ICD), Instituto sobre Alcoholismo y Farmacodependencia (IAFA) y el Ministerio de Seguridad Pública y sus diversos programas para combatir el abuso de las drogas, el mal sigue creciendo e incluso la población no confía en el accionar de las autoridades.

Además, es necesario hacer un abordaje integral de este tema pues no solo se trata de mitigar el consumo de drogas con unas pocas instituciones y actores sociales; en general, las drogas se han convertido en un problema de salud pública que debe ser atendido diferentes aristas e involucrando a todos los sectores del Estado.

Para abordar el tema del aumento del consumo de drogas en Costa Rica y mostrar las acciones estatales para mermar esta problemática, Diálogos sobre el Bienestar convocó a siete expertos.

El director ejecutivo de la Asociación Costarricense para el Estudio e Intervención en Drogas (ACEID), Ernesto Cortés, señala que resulta imprescindible que no se sancione penalmente el consumo de drogas, pues la evidencia muestra que la intervención policial y judicial en relación con el consumo, más bien aleja a las personas usuarias de los servicios e instituciones públicas.

El coordinador Nacional Programa Regional Antidrogas, Alexander Gamboa, acota que la prevención del consumo de drogas debe abordarse de manera integral iniciando desde el seno del hogar con la educación que desde la familia se da a los menores, con la existencia de valores como la honestidad, el respeto y el amor al trabajo, que son elementos que cambiarán de manera rotunda el actuar de un niño.

Por su parte, el antropólogo social del IAFA, Jesús Alberto Méndez, destaca que en el 2015, se dio una disminución relativa en los niveles de prevalencia de consumo de tabaco; sin embargo, otras sustancias como el alcohol y la marihuana presentan un aumento significativo en el total de personas consumidoras.

El profesor de la Escuela de Enfermería de la Universidad de Costa Rica, Daniel Martínez, asegura que la edad de inicio y la ausencia de control alrededor del consumo de drogas hacen que se dé un uso desmedido y que además se convierta en un problema individual, familiar y comunitario.

Asimismo, el encargado de proceso en el Centro de Atención Integral en Drogas para Personas Menores de Edad, Oswaldo Aguirre, señala que en  el primer semestre del 2018 se ha atendido un total de 1.174 personas menores de edad desde el servicio de Valoración de este Centro de Menores.

La presidenta de la Asociación Casa Libertad, Erika Lizano, menciona algunos consejos para prevenir el consumo de drogas; tales como que los padres enseñen a los hijos que pueden enfrentar los problemas y salir adelante sin necesidad de consumir drogas; brindarles información sobre daños a la salud, económicos y legales que ocasionan el consumo de drogas y enseñarles que el uso y el abuso de alcohol y tabaco no son necesarios para el éxito social.

Finalmente, la jefa de la Unidad de Prevención del ICD, Eugenia Mata, destaca que los servicios de salud juegan un papel determinante y deben contemplar los aspectos sociales necesarios para la plena satisfacción de los ciudadanos, la prevención y el tratamiento de los problemas asociados al uso y abuso de sustancias psicotrópicas.

0 comments

By