País Según estudio:

Virus del COVID-19 puede permanecer tres días en superficies plásticas y acero inoxidable

Científicos de los institutos de salud de Estados Unidos, Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) y Universidad de Princeton analizaron permanencia del virus en distintos materiales. Sus hallazgos resaltan la importancia de tomar medidas de higiene para evitar propagación.

El virus SARS-CoV-2, que está provocando la pandemia por COVID-19, no solo se transmite por vía aérea o contacto directo con saliva. Este tipo de coronavirus puede permanecer viable en superficies durante horas e inclusive días.

“Nuestros resultados indican que es plausible la transmisión del SARS-CoV-2 por aerosol y por fómito (superficies), ya que el virus puede permanecer viable e infeccioso en aerosoles durante horas y en superficies hasta días”, señalaron investigadores de los institutos de salud y centros de control de enfermedades de Estados Unidos así como científicos de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) y la Universidad de Princeton.

Específicamente, SARS-CoV-2 se mantuvo viable en aerosoles (en el aire) durante las tres horas que duró el experimento, mientras que estuvo estable y detectable hasta 72 horas en superficies de plástico y acero inoxidable. En cobre, el virus puede estar presente hasta cuatro horas y en cartón por 24 horas.

De allí radica la importancia de seguir protocolos de estornudo y tos así como lavarse las manos constantemente con agua y jabón, pero también se requiere ser constante en la desinfección de superficies y objetos.

Para los investigadores, la higiene personal y ambiental es relevante porque personas infectadas con este tipo de coronavirus podrían estar propagando el virus sin saberlo.

El estudio, publicado recientemente en la revista científica The New England Journal of Medicine, recoge los resultados de 10 condiciones experimentales con dos virus (SARS-CoV-2 y SARS-CoV-1) en cinco condiciones ambientales (aerosoles, plástico, acero inoxidable, cobre y cartón).

El objetivo de la investigación era analizar la estabilidad en aerosoles y superficies del SARS-CoV-2 y compararlo con la de SARS-CoV-1, este último fue el causante del síndrome respiratorio agudo severo (SARS) que afectó principalmente a los países del Sudeste Asiático en 2002 y 2003.

En términos generales, los dos virus se comportaron de manera similar. “Esto indica que las diferencias en las características epidemiológicas de estos virus probablemente se deben a otros factores, entre ellos la elevada carga viral en las vías respiratorias superiores y la posibilidad de que las personas infectadas con el virus del SARS-CoV-2 transmitan el virus mientras están asintomáticas”, advirtieron los investigadores.

¿Cuál es la forma más efectiva de desinfectar superficies?

Según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, si bien la transmisión del SARS-CoV-2 se produce más comúnmente a través de gotas de saliva que por contacto con superficies, la evidencia reciente demuestra que el virus puede permanecer viable en una variedad de materiales, por lo que no está de más tomar medidas de limpieza.

«La limpieza de las superficies visiblemente sucias, seguida de la desinfección, es una medida de práctica óptima para la prevención de COVID-19 y otras enfermedades respiratorias virales en los hogares y en los entornos comunitarios», se destaca en el sitio web de CDC.

En este sentido, se recomienda poner en práctica una rutina de limpieza en aquellas superficies que suelen tocarse con frecuencia como mesas, perillas de puertas, interruptores de luz, manijas, escritorios, inodoros, grifos y lavabos. Por seguridad, lo mejor es usar guantes.

Si la superficie está sucia, CDC sugiere limpiarla antes de desinfectarla. Para ello, lo mejor es recurrir a agua y jabón. Seguidamente se procede con la desinfección con soluciones con al menos un 70% de alcohol, la mayoría de los desinfectantes domésticos sirven para este propósito.

«Las etiquetas contienen instrucciones para el uso seguro y eficaz del producto de limpieza, incluidas las precauciones que debe tomar al aplicar el producto, como usar guantes y asegurarse de tener una buena ventilación durante el uso del producto», advierte CDC.

Otra recomendación: hay que darle tiempo al producto para que sea efectivo, no debe removerse de inmediato sino darle entre uno y cinco minutos para actuar.

Terminada la labor de limpieza, y tras tras quitarse los guantes, las personas deben lavarse las manos con agua y jabón.

Asimismo, se debe seguir estrictamente el protocolo de estornudo así como el lavado regular de manos. Las personas deben evitar al máximo tocarse la cara para evitar el contagio.

Suscríbase al boletín

Ir al contenido