Diálogo, negociación y consenso en Asamblea Legislativa son necesarios

Próximo Gobierno deberá reactivar economía y solventar déficit

Expertos aseguran que urge un mensaje de calma; así como el análisis de propuestas en materia económica para reducir incertidumbre de mercados e inversionistas.

Costa Rica no se encuentra al límite de una quiebra financiera como han querido alertar algunos sectores; tampoco la inestabilidad económica ha sido gestada únicamente en los cuatro años de la Administración Solís Rivera.

Lo que sí es cierto es que el país viene arrastrando un déficit fiscal que se ha proyectado a niveles para arriba del 7% en 2018 y un crecimiento económico desacelerado, pero no estancado.

Por lo tanto, serán asuntos que no podrán obviarse en el próximo Gobierno, sea quien sea el que quede electo en segunda ronda. Según datos del Mercado de Valores, a diciembre de 2017, los ingresos totales del Gobierno alcanzaron ¢4.742.918,6 millones; mientras que los gastos sumaron ¢6.764.020,3 millones.

Eso significa que se presentó un déficit financiero del 6,2% del Producto Interno Bruto (PIB).

Los gastos siguen creciendo más que los ingresos, las cifras registran un 9,1% y 3,8% respectivamente. Mientras, el rubro de intereses continúa aumentando con una variación interanual de 16,9%, seguido por el de transferencias corrientes con un 8,8% y el de remuneraciones con un 5,2%.

Además de que el endeudamiento del país ha crecido, según datos suministrados por el Grupo Financiero ACOBO, se juntó la presión de que en los próximos 4 años se vence el 48,2% de la deuda que tiene Costa Rica, de hecho, para este 2018 se vencería el 12%, esto debido a que gobiernos anteriores prefirieron bajar el costo de la deuda acortando los plazos de captación, es decir en lugar de dar bonos a 10 años, lo hicieron a 4 o 5 años.

Ahora bien, de cara a asumir las riendas del país, expertos consideran que es tiempo de dejar de lado la inacción política -que recorrió varias administraciones- y tomar decisiones para determinar cuál es el camino adecuado en esta materia y ponerlas en marcha.

“Hay desconfianza en la economía, esto incide en que la gente deje de consumir y por ende, se recauden menos impuestos en las finanzas públicas, no se trata solo de que el costo de la deuda va aumentando, sino que se contrae la economía.

Por ello, es necesario que se arranque con un proceso de negociación, con un paquete fiscal que cale en todos los sectores, pasando por recortar el gasto e inyectar más recursos a las finanzas públicas, pero también requerirá de desentrabar la burocracia para poder hacer más negocios y recuperar la competitividad”, detalló Orlando Soto Solera, Gerente General de ACOBO.

En su criterio, el próximo gobierno deberá diseñar un paquete fiscal que traiga la equidad, especialmente porque hay sectores que tienen altas exenciones, en comparación con otros que sí deben pagar impuestos.

Por su parte, Rudolph Lücke, investigador del Instituto de Investigaciones en Ciencias Económicas (IICE) de la Universidad de Costa Rica, coincidió en que el próximo gobierno tendrá como reto esencial el tema fiscal, pero no se tratará solo de la Presidencia, sino de coordinar con la Asamblea Legislativa una propuesta que incluya diversas temáticas, para ello será necesario ceder y negociar.

Esto porque, aunque se hagan recortes en gastos, hay un gasto inflexible que no se puede tocar, pues se descuidaría la atención de sectores sociales, por lo tanto, debe ser integral, un gobierno sin recursos no puede hacer crecer al país. En este sentido, se podría pensar en un mix de propuestas de los diversos partidos políticos.

“Otro reto es el empleo, porque la estructura de la economía está orientada a sectores como equipo médico o tecnología, pero es necesario buscar opciones para fomentar al sector agrícola, las pequeñas y medianas empresas y los emprendimientos, hacer más accesible la banca para el desarrollo, que en la práctica no ha beneficiado a tantos”, señaló Lücke.

INCERTIDUMBRE POR ELECCIONES

Dado que Costa Rica deberá elegir en segunda ronda electoral, entre dos partidos tan diversos, los inversionistas han mostrado una incertidumbre y desconfianza sobre lo que podría acontecer en la economía local.

Esto genera una mayor inactividad de la economía, se contraen las inversiones a la espera de lo que sucederé, incluso el tipo de cambio es el primer precio sensible en ver los efectos, con un alza importante en los últimos días, así lo confirmó Silvia Jiménez, Jefe Analista y Estratega de Inversión de Mercado de Valores.

“Quien quede en la Presidencia enfrentará retos muy importantes en materia económica, un déficit fiscal preocupante, un alto endeudamiento, una necesidad de incentivar aún más la actividad económica, sobre todo de mantener activo el sector servicios que ha sido un dinamizador de la economía, ahí necesitamos ver las luces que nos den estos candidatos”, indicó Jiménez.

Además, el nuevo gobierno deberá hacerle frente a un desempleo estancado en el 9%, con problemas estructurales, dado que afecta en mayor medida a las poblaciones más vulnerables del país. La llegada de un nuevo Presidente de la República estará, en definitiva, vinculada con la búsqueda de soluciones para enfrentar el déficit fiscal, lo cual es muy difícil si no se establecen reformas, deberá entrársele a los ingresos y gastos.

“Se requiere que los candidatos salgan hoy a darle tranquilidad al mercado bursátil, nacional e internacional, a decir la política que seguirán, aclarar que Costa Rica no tiene problemas para honrar sus deudas y no hay riesgo de impago de la deuda interna y externa; los fondos de inversiones podrán estar tranquilos”, argumentó Orlando Soto de ACOBO.

REACTIVACIÓN DE LA ECONOMÍA

Pero el tema de impuestos no es el único que incidirá en las acciones de un nuevo gobierno, pues tiene frente a sí, enormes retos en materia de reactivación económica, como el desarrollo de infraestructura y obra pública, que le permita venderse al mundo como un verdadero país desarrollado.

Luis Diego Solera, analista Económico de ACOBO indicó que hay una necesidad en el control y reducción del costo de la energía, sobre todo para los sectores empresariales y productivos, así como la capacitación del capital humano en áreas como idiomas y tecnología.

Si bien es cierto, el país destaca en atención de salud, estabilidad política, educación primaria y superior, cuando se trata de la preparación tecnológica los indicadores internacionales demuestran que falta camino por emprender.

“Definitivamente la reducción de trámites burocráticos es una acción urgente, pues esto genera confianza para el sector externo, que busca invertir en el país.

Asimismo, se deberá trabajar en la seguridad ciudadana, que presentado una desmejora”, argumentó Solera.

Desde luego, no se pueden dejar de lado las acciones necesarias para reducir la pobreza, el desempleo y la desigualdad.


Algunas respuestas

De acuerdo con diversos expertos en la materia, hay una serie de explicaciones a las dudas que tienen los costarricenses sobre los temas que actualmente afectan la economía.

¿Por qué si no hay altos niveles de inversión extranjera directa, no se logra reducir el desempleo?

-Las empresas transnacionales demandan un recurso humano con mayores calificaciones en idiomas y tecnologías, pero la formación educativa no está enfocada en estas áreas, entonces hay un desface entre oferta y demanda.

¿Qué elementos debe contener una reforma fiscal efectiva?

-Se debe diseñar un paquete fiscal que garantice la equidad; impuestos que sean acordes con los ingresos de cada uno. Deberá integrar tanto el recorte de gastos como la inyección de nuevos recursos; para eso será necesario negociar, ceder y llegar a acuerdos con los diferentes sectores políticos y económicos.

¿En qué beneficia al país una tasa de inflación estable y baja?

-Permite una mejor toma de decisiones para las personas y beneficia a los sectores más vulnerables, pues no hay aumentos desmedidos en los precios.

¿Nos cobran menos impuestos en Costa Rica que en otros países de Latinoamérica?

-Es cierto que el porcentaje de impuestos es menor que en otras naciones; sin embargo, no se puede perder de vista que en Costa Rica se paga la Seguridad Social -CCSS, pensión y otros-, esto hace que las reducciones al salario sean mayores y los costarricenses lo sientan más.

¿Puede el Gobierno entrante, por sí solo, resolver el problema fiscal?

-No. Deberá llegar a consensos en la Asamblea Legislativa, debido a la gran diversidad de partidos que obtuvieron curules y a que no tiene la mayoría en el Congreso.

Es positiva tanta estabilidad en el tipo de cambio?

Es bueno porque mantiene un costo de vida más estable, pero afecta a sectores como el exportador.

Además, puede generar una confianza extrema y hacer que la gente pierda el miedo al riesgo cambiario; es decir, que se endeude en dólares mientras gana en colones.


 

(Créditos: Foto Katya Alvarado)


Warning: file_get_contents(https://graph.facebook.com/?ids=https://semanariouniversidad.com/pais/proximo-gobierno-debera-reactivar-economia-solventar-deficit/): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /home/alfred06/public_html/wp-content/themes/abomb-child/elements/element.php on line 80
0 comments