“Pastor de los ricos” afronta nueva denuncia por corrupción a menor

Víctima es mayor de edad, pero asegura que la agresión ocurrió cuando era niña

El expastor de la Iglesia evangélica Generación 3:16, Carlos Manuel Chavarría Fonseca, conocido como “el pastor de los ricos”, suma una nueva denuncia en su contra por el delito de corrupción agravada contra una persona menor de edad.

La denuncia se presentó el pasado 23 de enero y se unió a los expedientes en que otras siete víctimas lo señalan por delitos de abuso sexual y violación, informó la Fiscalía Adjunta de Heredia, donde se tramitan algunas de las causas.

La ofendida es una mujer mayor de edad, quien afirma que los hechos ocurrieron cuando era una niña de aproximadamente nueve años. Este es el único caso denunciado en que la víctima era menor de edad al momento en que supuestamente se dio la agresión sexual.

El delito de corrupción se comente cuando una persona ejecuta o hace ejecutar a otros “actos sexuales perversos, prematuros o excesivos, aunque la víctima consienta en participar en ellos o en verlos ejecutar”. También, cuando alguien “utilice a personas menores de edad o incapaces con fines eróticos, pornográficos u obscenos, en exhibiciones o espectáculos, públicos o privados, de tal índole, aunque las personas menores de edad lo consientan”, según el Código Penal.

En la modalidad agravada ese delito se puede castigar con entre cuatro y diez años de cárcel. Esto ocurre, por ejemplo, cuando la víctima es menor de 13 años o el hecho se ejecuta con engaño, violencia, abuso de autoridad o cualquier otro medio de intimidación. También, cuando el autor es familiar cercano de la víctima, su tutor o encargado de la educación.

Por encontrarse en fase de investigación, la Fiscalía indicó que de momento no puede dar más detalles de sobre los hechos.

El Ministerio Público recordó que los delitos sexuales cometidos en perjuicio de menores de edad pueden ser denunciados hasta 25 años después de que la víctima ha cumplido la mayoría de edad. Esto debido a una nueva legislación conocida como “Derecho al tiempo”, la cual amplió el plazo de prescripción de 10 a 25 años a partir de que se cumplen los 18 años de edad.

“Si una persona tuviera alguna duda, puede presentarse a la Fiscalía y dar a conocer el caso, donde se le indicará si el caso está prescrito o no”, comunicó la institución.

Chavarría fue detenido el 5 de agosto del 2019 en Asunción de Belén de Heredia. Para ese entonces, cinco mujeres lo habían señalado por supuestas agresiones sexuales. En esa ocasión se le dictó una medida cautelar de dos meses de prisión, la cual posteriormente se prorrogó.

El pasado 23 de enero se llevó a cabo una audiencia en la que el Tribunal Penal de Heredia rechazó una apelación de la defensa, por lo que Chavarría se mantendrá en la cárcel al menos hasta el 20 de marzo, informó la Fiscalía ante consulta de este medio.

Tras la detención, otras tres mujeres se presentaron ante las autoridades para denunciar al predicador, incluyendo a la que era menor de edad en el momento de los hechos.

El Instituto Nacional de las Mujeres (Inamu) ha brindado asesoría legal y apoyo psicológico a las víctimas de este caso. Meses atrás, la presidenta del Inamu, Patricia Mora, manifestó que los relatos que escuchó de varias mujeres son “de terror”.

A raíz de la nueva denuncia, Mora indicó a UNIVERSIDAD que se le ha dado acompañamiento a la víctima, tanto a nivel legal como psicológico. Además, recordó a las víctimas que pueden acercarse al Inamu para obtener asesoría.

La mano de un pastor en política

El nombre de Carlos Manuel Chavarría Fonseca, de 58 años, fue objeto de noticia cuando en junio del 2019 UNIVERSIDAD dio a conocer que el pastor había reclutado a miembros de su congregación para dirigir la campaña política de Fabricio Alvarado, quien en el 2018 aspiró a la presidencia de la República por el Partido Restauración Nacional (PRN).

La investigación de UNIVERSIDAD detalló que integrantes de esa Iglesia se ocuparon de tareas relacionadas con la elaboración del plan de gobierno, mercadeo y promoción del candidato.

También se dio a conocer que, aunque con un bajo perfil público, Chavarría era el religioso a quien acudían algunos personajes famosos como expresidentes, políticos, empresarios, miembros de la farándula y futbolistas, al punto de que se le conocía como “el pastor de los ricos”, como él mismo relató en entrevista con este medio.

Chavarría narró en ese momento que, debido a su sobrenombre, lo buscaron para que apoyara financieramente en la campaña de Alvarado. No obstante, aseguró que él no contaba con recursos económicos y que por eso recomendó a otras personas cercanas a su Iglesia. De ese grupo surgió incluso el gerente de campaña del PRN.

Luego de la publicación de UNIVERSIDAD, a finales de junio del 2019, miembros de la organización religiosa informaron de que Chavarría fue separado de la Iglesia, sin dar detalles al respecto.

No obstante, posteriormente se dio a conocer que tres feligresas lo denunciaron penalmente por supuestos abusos sexuales.

Otras mujeres relataron a UNIVERSIDAD situaciones de acoso, abusos e insinuaciones sexuales ocurridas incluso dos décadas atrás. En sus testimonios mencionaron que recibieron cartas, mensajes de WhatsApp o proposiciones para que hicieran un intercambio de parejas.

Varias de ellas aseguraron que el pastor se aprovechaba de momentos de vulnerabilidad, por ejemplo cuando habían perdido a un familiar o tenido una ruptura con su pareja.

Según sus relatos, Chavarría utilizaba pasajes bíblicos para justificar las agresiones sexuales, pues hacía referencia a que por ser un “hombre de Dios” se le permitía tener varias mujeres. Además, mencionaron que podría haber menores de edad afectadas, pero no se había hecho público ningún caso con esas características.

Exmiembros de la iglesia Generación 3:16 también hicieron señalamientos porque se incitaba a los padres de familia a darles golpes a bebés y a niños con una paleta de madera para “disciplinarlos”. Algunos afirmaron que incluso se les recomendaba castigarlos en las manos o en las plantas de los pies cuando la irritación en las nalgas era muy evidente.

Todas estas acusaciones hicieron que al menos siete pastores se desligaran del grupo religioso.


Delito de corrupción

El Código Penal establece una pena de prisión de tres a ocho años para quien promueva o mantenga la corrupción de una persona menor de edad o incapaz, ejecute o haga ejecutar a otro u otros actos sexuales perversos, prematuros o excesivos, aunque la víctima consienta en participar en ellos o en verlos ejecutar. La misma pena se impondrá a quien utilice a personas menores de edad o incapaces con fines eróticos, pornográficos u obscenos, en exhibiciones o espectáculos, públicos o privados, de tal índole, aunque las personas menores de edad lo consientan.

La pena será de 4 a 10 años de prisión cuando la modalidad es agravada, por ejemplo, porque la víctima es menor de 13 años.


 

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.₡12.000 / añoPROMOCIÓN POR TIEMPO LIMITADO

0 comments