Ocho miembros de una familia fueron nombrados en el Ministerio de Justicia

Exdirectora de Recursos Humanos entró en 1986 al Ministerio. Luego ingresaron su esposo, dos sobrinos, el concuño, la cuñada, la sobrina y la hija.

“En la sección de ‘si tiene familia en la Institución’, el Sr. Durán León indicó que ‘sí’ e incluso indicó el nombre de María Eugenia Durán Reyes; sin embargo, ambas opciones fueron borradas con corrector”.

Esta es una de las irregularidades que permitió a un sobrino de la exdirectora de Recursos Humanos conseguir un puesto en el Ministerio de Justicia.

Los detalles se recogen en una auditoría interna de la institución a raíz de una denuncia que señalaba a María Eugenia Durán por incurrir en tráfico de influencias tras supuestamente favorecer el nombramiento de siete familiares.

Durán entró a la institución para trabajar como oficinista en la Dirección General de Auditoría, luego ejerció como asistente en la Oficina de Personal. Poco a poco fue escalando en el Ministerio hasta que asumió el rol de subdirectora de Recursos Humanos, en 1997. Su última designación fue en 2009 cuando se le nombró como Coordinadora del Proceso de Gestión y Organización y Empleo. La funcionaria se pensionó en 2018, mientras era investigada.

El esposo

El primer familiar en ingresar fue su esposo Luis Guillermo Monge, quien fue contratado en setiembre de 1991 por el Ministerio de Justicia para laborar como misceláneo. Tras siete años en el puesto, pidió un permiso sin goce de salario hasta por seis meses para tratar “asuntos personales” y a su regreso se le nombró como chofer.

La auditoría cuestiona que para la obtención de la plaza de chofer, Monge presentó una carta de recomendación en donde se indicó su experiencia como chofer por dos años, en un horario de 4 p.m. a 8 p.m.

“Esta situación llama la atención por cuanto de acuerdo con los horarios establecidos en el CAI Reforma, de 8 a.m. a 4 p.m. era prácticamente imposible que el funcionario Monge Aguilar ejerciera labores de chofer en una empresa privada a partir de las 4 de la tarde”, dice el informe.

El sobrino

El segundo familiar de Durán que ingresó a Justicia fue su sobrino Cristian Durán León. Durán fue contratado como agente de seguridad en setiembre de 1997 y un año después se le nombró como oficinista en el Instituto Nacional de Criminología.

Para entrar a Justicia llevó una carta de recomendación firmada por Luis Guillermo Monge, el esposo de la subdirectora de Recursos Humanos.

El caso de Durán es uno de los más cuestionados por la auditoría interna. Primero, porque en la oferta de servicios se le cuestionó si tenía familiares en el Ministerio. Pese a contestar que sí y anotar los nombres de sus parientes, “ambas opciones fueron borradas con corrector”, dice el informe.

En la oferta de servicios de Cristian León se utilizó un corrector para ocultar las respuestas sobre el parentesco con la subdirectora de Recursos Humanos, María Eugenia Durán.

Cinco meses después, Durán recibió un nombramiento en propiedad en el puesto de oficinista en el Instituto Nacional de Criminología. Posteriormente Durán fue ascendido a analista de sistemas de información y profesional en informática, antes de presentar su renuncia a finales de 2008. Hoy trabaja en Recope.

El otro sobrino

Para la época en que un sobrino de doña María Eugenia estaba entrando como agente de seguridad, otro también lo hacía. Se trata de Jonathan Barquero, hijo de la hermana mayor de la exfuncionaria, Marlene Durán.

El caso de Jonathan es similar al de Christian: entró como agente de seguridad a los 19 años de manera interina. En el folio de su expediente se encuentra una carta de recomendación escrita por el esposo de su tía (el mismo que entró como chofer al Ministerio de Justicia).

La auditoría también señala que en su año de ingreso Jonathan pidió que se le incluyera para realizar una serie de pruebas extraordinarias, y esa carta llevó copia para su tía, que en ese momento ya fungía como subdirectora de Recursos Humanos.

En el expediente de Barquero se reportan tres permisos sin goce de salario que se le autorizaron entre diciembre de 2009 y setiembre de 2010 para trabajar en Recope. Barquero ahora trabaja como informático.

La sobrina

Hellen Barquero Durán, actualmente funcionaria del Ministerio de Cultura, ingresó de manera interina a Justicia como auxiliar de contabilidad en abril del 2000. “De igual manera que en los casos anteriores no hay evidencia de cómo fue seleccionada para dicho puesto”, dice la auditoría.

Barquero, sobrina de María Eugenia Durán, también se desempeñó como oficinista en la cárcel de La Reforma y en 2014 se trasladó al Ministerio de Cultura.

La cuñada

De auxiliar de contabilidad a guarda, para luego desembocar en la oficina de Recursos Humanos. Ese fue el camino de María del Rosario Monge Aguilar, cuñada de María Eugenia Durán, quien autorizó en 2002 un trámite para trasladar el presupuesto de ese cargo a la Dirección de Adaptación Social.

En 2004 pasó a un puesto de oficinista en la oficina de Recursos Humanos, “pero no se documenta su ingreso a esta unidad”.

El concuño

José Antonio Araya Navarro se casó con Sonia Monge Aguilar en 1982. Sonia es hermana de Luis Guillermo Monge, funcionario de Justicia y esposo de María Eugenia, quien en ese momento era subdirectora de Recursos Humanos.

Pese a tener una relación de parentesco, entre la documentación presentada en 1998 indicó que no tenía familiares trabajando en la Dirección General de Adaptación Social.

 

 

Araya entró como trabajador especializado en el área de construcción civil y en 2010 fue ascendido como electricista, meses antes de volver a presentar una declaración jurada de parentesco, en donde rectificó y dijo que sí tenía familiares en el Ministerio. Días después ocupó el cargo de electricista.

La hija

La última familiar de María Eugenia que ingresó al Ministerio de Justicia fue su hija Angie Monge Durán, profesional en informática que entró de manera interina a mediados de 2011.

A Durán se le prorrogó su nombramiento interino hasta 2013, cuando renunció para ocupar una plaza en el Ministerio de Educación. Al mismo tiempo, Durán pidió a Recursos Humanos que solicitara al Servicio Civil la agilización un trámite de ampliación de oferta, con el fin de ser incluida en un concurso para un puesto en Justicia.

Ese concurso lo ganaría por encima de otros dos candidatos, uno de ellos recuerda haber partido en desventaja.

“Yo sentí que ya conocían a la muchacha, yo dije: ya está interina y ya tienen conocimiento de ella. Habló con gente que estaba fuera de Reclutamiento que le hablaban. Yo dije, seguro trabajaba ahí, ya la iban a contratar”, comentó Giovanni Chacón, quien participó del concurso y puntuó 93 en la calificación final, tres puntos por debajo de Monge.

La auditoría encontró que Monge recibió pagos de un 20% por concepto de dedicación exclusiva y 65% de prohibición, pese a que no tenía los títulos necesarios para cobrar estos pluses salariales.

Una vez que se hizo un reajuste de sobresueldos, se pasó de un 65% a un 30%; sin embargo, no se documentó el reintegro de las sumas pagadas de más.

Reajustes

De acuerdo con el Ministerio de Justicia, hoy hay mejores controles para que este tipo de situaciones no se den.

Mediante una circular del 4 de junio, el Ministerio recordó la obligación de los funcionarios de “inhibirse de cualquier procedimiento en la contratación del personal que tengan a su cargo dentro de sus funciones, cuando medie una relación de parentesco por consanguinidad o afinidad hasta tercer grado inclusive, situación que deberá hacer constar por escrito a su superior jerárquico”.

UNIVERSIDAD intentó conocer la versión de María Eugenia Durán y de sus familiares. Sin embargo, a través del departamento de Recursos Humanos, su hija Angie Monge manifestó que no tienen interés en dar su versión de los hechos.

¿Tráfico de influencias?

Pese a encontrar un “uso indebido del cargo”, la investigación interna no pudo concluir que la exdirectora de Recursos Humanos sugiriera o presionara a que otra persona alterase el proceso de nombramientos a favor de sus familiares.

“Con las pruebas recabadas no fue posible documentar la existencia de tráfico de influencias en los nombramientos, dada la poca información disponible y el tiempo en el que fueron nombrados los familiares de la señora Durán Reyes”.

La auditoría señaló que “no hay evidencia de quién recomendó a cada uno de los familiares para ser considerados en el puesto al que ingresarían”. También, el estudio encontró que varios familiares utilizaron permisos sin goce de salario para ir a otra institución, para supuestamente ganar experiencia y al regreso solicitar una reasignación.

“Si bien es cierto, mi esposo, mi hija y una cuñada trabajan para la Dirección General de Adaptación Social, sin embargo, como cualquier ciudadano, participaron en los procesos de reclutamiento y selección promovidos por la Dirección General de Servicio Civil para optar por una oportunidad laboral en alguna institución del Gobierno Central, entre ellas esta institución, de la cual me siento orgullosa de laborar. En ese sentido, sus nombramientos han sido como en derecho proceden”, comentó María Eugenia Durán cuando fue consultada por auditores internos del Ministerio de Justicia, el año pasado.


Warning: file_get_contents(https://graph.facebook.com/?ids=https://semanariouniversidad.com/pais/ocho-miembros-de-una-familia-fueron-nombrados-en-el-ministerio-de-justicia/): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /home/alfred06/public_html/wp-content/themes/abomb-child/elements/element.php on line 80
0 comments