Rodolfo Hernández:

“No hay que tocar los salarios”

Candidato republicano apunta a reducir el déficit fiscal al 3% del PIB, además defiende permanencia en sistema interamericano de derechos humanos.

El candidato del Partido Republicano Social Cristiano (PRSC), Rodolfo Hernández, se refirió a su ambición de reducir el déficit fiscal y su propuesta de un proyecto de ley que denomina “de arraigo”, que según dice impulsará el desarrollo rural.

En entrevista con UNIVERSIDAD el candidato dijo no apoyar la idea de un salario único en el sector público, sino de un “salario homogéneo”. Además, defendió la permanencia del país en el sistema interamericano de derechos humanos, a pesar de que criticó la decisión de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) sobre el matrimonio igualitario y anunció que incluso sometería el tema a un referéndum, a pesar de la polémica que rodea la noción de someter derechos humanos a votación de mayorías.

¿Cómo valora el desarrollo de esta atípica campaña electoral?
-Efectivamente es una campaña inusual, porque le ha faltado entusiasmo, está rodeada de incredulidad hacia los políticos y de desesperanza en el próximo gobierno. De hecho lo que ha predominado es el comentario en redes sociales de que todos los políticos son corruptos. Yo me defiendo diciéndoles que no soy un político tradicional y también soy de alguna forma un político inusual porque vengo del campo de la ciencia, no de la política.

Pero todo el mundo se pone la ropa de no ser el tradicional.
-¿Qué es un político tradicional? En primer lugar, el que ya ha ocupado puestos en la política, ya sea de designación o de elección popular. ¿Cuál es el concepto que tiene los ciudadanos de un político tradicional? El que ha estado en un escándalo, el que ha sido cuestionado, el que ha estado en problemas de corrupción y vemos que bajo esa definición los que están en el cementazo han estado en la política desde antes, eso es el político tradicional, por eso digo que no lo soy, porque ni he ocupado puestos de designación ni elección popular, los que he ocupado en la función pública son de concurso de atestados y bajo esa definición nunca he estado en un escándalo, nunca he tenido cuestionamiento que riña con la moral, la ética o la legalidad.

Usted tiene razón, esa falta de entusiasmo es de toda Costa Rica, pareciera que todavía a dos semanas ese calor que sentíamos, esa pasión que sentían los costarricenses todavía no se ha visto, en este momento no hay nada definido, se va a definir en la encuesta final, la del 4 de febrero.

El déficit fiscal es un problema que tocará a quien quiera que gane las elecciones, su programa de gobierno aspira a bajarlo al 3%…
-Al 3%, 1% por año. No es una medida, tampoco es decir que bajo salarios y pongo impuestos, que es lo que el Banco Mundial estuvo presionando a este gobierno, que estuvo de acuerdo en subir los impuestos en un 2,5% pero no estuvo de acuerdo -por eso no pasaron ninguna reforma fiscal- en disminuirlo-… El Banco Mundial le pidió a este gobierno aumentar los ingresos -eso sólo vía impuestos- en un 2,5%, pero que disminuyera el gasto 1,25%, hizo todo lo contrario, aumentó el gasto del gobierno casi al grado de desfinanciamiento del gobierno central.

¿Qué es lo que vamos a hacer los republicanos en el poder? En primer lugar, hay que poner orden en las finanzas públicas, eso no es precarizar salarios. Cuando uno precariza salarios, la economía se desestimula, hay menos consumo. No hay que tocar los salarios. Sí hay que hacer una revisión profunda de la forma en que se pagan los pluses.

¿Impulsaría usted el salario único?
-No, el salario único no nos gusta, porque no puede haberlo. Creo que debe haber un salario homogéneo por categoría de trabajo y a partir de eso empezamos con las otras cosas. La Sala Constitucional al principio de los 2000, resuelve que a función igual, salario igual, es la regla de oro. Lo que hay que valorar son algunos de los pluses que se reciben, que hay que hacer una gran diferencia con las remuneraciones, que son el pago por un trabajo realizado, como tiempos extraordinarios, en el caso de los médicos, guardias, en el caso de las enfermeras, recargo nocturno.

Haciendo esa diferencia, me parece que como parte de esta reforma fiscal para llevar a una reactivación económica, ya debemos empezar a valorar a las instituciones públicas y a los empleados públicos por rendimiento, basado en tres rubros, el primero es cumplimiento de metas en proyectos; el segundo, producción personal y el tercero es satisfacción del cliente.

¿Qué cálculos ha hecho respecto a cuánto se puede bajar el déficit por la vía de poner orden en las finanzas y recortar gastos?

-Un 1% por año. Para combatir el déficit fiscal, el rubro número uno es poner orden en las finanzas y recortar en lo que se puede recortar: consultorías, asesorías y ya hay que entrarle a las pensiones de lujo.

¿Son esos tres rubros suficientes?
-No, eso es una parte. Sólo con las pensiones de lujo, llevando a las 100 más elevadas a ¢6 millones, nos economizamos ¢3 mil millones por año. Pero si a eso le sumamos y le sumamos, pero todavía no es suficiente. Viene la otra parte que mencioné, hay que valorar por rendimiento, porque no se puede seguir nombrando de forma antojadiza empleados públicos, porque eso influye en los disparadores del gasto. La tercer, que es la más importante, tenemos una evasión fiscal, una elusión que es la legalidad pero me parece a veces que son cosas que aunque son legales, son inmorales, y el contrabando, ahí sí impactamos porque sólo en evasión fiscal, sólo en evasión de impuestos de venta, se calcula que hay un 8%, entonces si logramos combatir la evasión, reglar la elusión y combatir el contrabando, ahí sí encontramos el dinero para empezar a bajar.

No han podido hacerlo, la propuesta nuestra es que hay que desarrollar un sistema de recaudación simple, oportuno y confiable., Eso se llama gobierno informatizado, es integrar a todas las instituciones del país, públicas y privadas, todo el comercio, todas las partes que importan, en un sistema informatizado, con controles cruzados con Hacienda. Eso sí va a impactar.
En el primer año de don Luis Guillermo, los ingresos del Estado crecieron como un 3,5% del PIB, y los gastos aumentaron 19%. Eso es insostenible, debe existir una regla fiscal y la propuesta nuestra es que el presupuesto del gobierno no puede aumentar más allá del crecimiento económico de un país. Ahí empezamos a poner orden, subimos ingresos pero mantenemos frenados los egresos.

Eso requiere una reactivación económica, la mejor reforma fiscal son las reactivaciones económicas, y toda reactivación económica lleva implícito creación de empleos.

Hay que ver cuáles han sido las cosas que han frenado el desarrollo económico o que han hecho que algunas compañías que estaba en Costa Rica, se fueron: precio de la electricidad, déficit en infraestructura, la tramitología exagerada, inseguridad jurídica, la seguridad ciudadana, hay que impactar en eso.

Cuando hablamos de generar empleos, ¿cómo hacemos para atraer inversión extranjera sin entrar en competencia para ser mano de obra cada vez más barata?
-No, tenemos un reto enorme y las acciones de Donald Trump afectan nuestra economía, él trata de bajar los intereses y un poco la mano de obra y que la empresa que venga a Estados Unidos le vamos a dar un tratado preferencia y a los que se quedan afuera les vamos a cobrar. Nosotros proponemos un nuevo pacto con justicia social sostenible, que plantea la ley de arraigo, que apunta no sólo a atraer inversión extranjera, pero para atraerla hay que mejorar los rubros mencionados de infraestructura, precios y todo. Además hay que enviar un mensaje exterior al mundo de que Costa Rica está cambiando, el cambio empieza en los que van a gobernar, porque mientras se perciba Costa Rica como el país del cementazo y la corrupción, nadie quiere venir. Hay que empezar por enviar un mensaje de honorabilidad y honradez al mundo.

Eso es lo primero, lo segundo es que hay que ofrecerle algo a las compañías que vienen, que lo haga atractivo. Pero el Partido Republicano no está apostando sólo a la inversión extranjera, pensamos en la reactivación interna, porque la ley de arraigo tiene otros componentes. Tiene el componente de atraer inversión, esta ley en en un resumen muy rápido está enfocada en la unión de la familia, llevando desarrollo a las áreas menos desarrolladas, con un concepto de que Costa Rica no es el área metropolitana, sino las áreas rurales, hay que llevarle focos de desarrollo a las áreas menos desarrolladas, porque así evitamos en primer lugar que se vengan a trabajar aquí, porque los que se vienen de zonas rurales aquí y no encuentran trabajo, se van a la miseria, a los cordones de pobreza, a la prostitución y drogadicción.

Esta ley me ayuda para que los inversionistas nacionales o extranjeros… porque la ley lo que declara es de interés nacional la no migración de las personas de su sitio original. Declara de interés, no es una obligación, la obligación es para el gobierno, porque si yo quiero desarrollar un área poco desarrollada tengo que crear las condiciones para que alguien se vaya para allá, eso significa que el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) tiene que hacerme las carreteras, que el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), Movistar y Claro tienen que aumentarme la conectividad, las carreteras informáticas, porque sino no se van, tiene que haber banda ancha en los lugares que estaos desarrollando; tiene que mejorar la seguridad, tieen que mejorar las áreas de atención en salud. Entonces, integra todo.

Cuando puede hacer eso, la familia se queda ahí, pero para trabajar en la siguiente empresa hay que preparar a la gente, de acuerdo al perfil de los puestos que requiere esa empresa. Los gerentes, ingenieros, informáticos, mantenimiento, electromecánicos, lo que sea. Esa ley es para decirle a las universidades, al Instituto Nacional de Aprendizaje (INA), al Tecnológico de Cartago, a la Universidad Técnica Nacional (UTN), “ésta empresa va para allá, fórmeme el recurso humano, varios de cada tema, hombres y mujeres”. Pero también esta ley de arraigo impulsa a los emprendedores, vamos a impulsar en todo Costa Rica el turismo de salud, el eco-turismo a través de microempresarios, alta tecnología, un lugar para desarrollar alta tecnología necesita conectividad y lo puede poner uno en la China y en Cochinchina.

En sus redes sociales usted celebró que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) acusó recibo de una denuncia de Rafael Ángel Calderón, es un caso que sirve para ilustrar la importancia de pertenecer al sistema intermaericano de derechos humanos.
-Sí, vamos a ver. Yo me pronuncié en contra de la consulta. Hacen una consulta, responden la consulta, aquí hacen una interpretación de acatamiento obligatorio. Ahora hay mucha más evidencia que no es así, porque fue una consulta a escondidas, existiendo en Costa Rica mecanismos para resolverlo. Cosas como el matrimonio igualitario se resuelven en la Asamblea Legislativa, es el foro de discusión en Costa Rica y brincándosela, hacen una consulta, por eso dije que no comparto ni la consulta ni la respuesta. A partir del 8 de mayo haré los mecanismos legales necesarios y las consultas por si esto continúa, revertirlo, llegando incluso a lo que ellos si tendrían que respetar, que sería el referendum.

Ahora, debemos seguir perteneciendo a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, no podemos salirnos, sería un contrasentido que en el país de la democracia y los derechos humanos saquemos la Corte IDH, sería un contrasentido si el pacto de San José se firmó aquí y después de firmarlo nosotros fuimos los que pedimos que la Corte estuviera aquí, no, me parece que esas rabietas no tienen sentido.

Los tribunales internacionales representan lo siguiente: si yo aquí agoto las cosas y no estoy satisfecho, puedo recurrir al tribunal internacional. Lo que no pueden es, ante consultas, tratar de violentar la soberanía de un país.

Claramente la figura de Rafael Ángel Calderón no goza de la popularidad que alguna vez tuvo, ha sufrido un gran desprestigio. ¿Siente usted que le suma o le resta a su campaña?
-Don Rafael Ángel es miembro fundador de este partido, igual que yo y la gente que se encuentra en este edificio, porque fuimos mucha gente que refundamos el Partido Republicano, que en general venimos de familias republicanas, yo soy la tercera generación de los fundadores del Partido Republicano en 1897, un partido que se forma con médicos y con maestros para impulsar a un abogado, Máximo Fernández, a la presidencia, que nunca llegó a ser presidente pero fue un hombre luchador.

En esta campaña don Rafael Ángel no ha intervenido, por ahí alguien dijo que sí, pero yo no se de dónde sacó eso. Tal vez como muestra de agradecimiento, don Rafael Ángel ha sido una persona en extremo respetuosa, ocasionalmente nos reunimos, pero es un hombre respetuoso que no está participando en política en algunos de los comandos que yo tengo y ha dicho públicamente que él es un peón más, que si se requiere su ayuda, encantado, y que está cuidando nietos. Así que como no ha estado, no sabría decirle si suma o resta.

Lo que sí veo, es que cuando él pone algo en redes sociales, hay casi 50 y 50 de buenos y de malos comentarios.

Al hablar del tema de reforma fiscal, dijo que entre las reducciones que se deben hacer figuran las pensiones de lujo. Ha trascendido que el exfiscal general Jorge Chavarría de más de ¢6,7 millones. ¿Qué opinión le merece ello?
-Estoy totalmente en contra de pensiones de lujo y totalmente en contra de premiar a una persona que no cumplió con su trabajo, él fue un Fiscal que hizo las cosas mal, la Fiscal actual está desempolvando expedientes que él tenía archivados. No, me parece una exageración, una gollería.


Warning: file_get_contents(https://graph.facebook.com/?ids=https://semanariouniversidad.com/pais/no-tocar-los-salarios/): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /home/alfred06/public_html/wp-content/themes/abomb-child/elements/element.php on line 80
0 comments