Activistas Mario Arias y Roberth Castillo:

“Las marchas sacan a la gente del clóset”

Mario Arias y Roberth Castillo esperan la respuesta de la Sala Constitucional sobre el matrimonio igualitario. Este domingo marcharon con esa consigna.

Pocos días después de que el país se agitara con la opinión consultiva de la Corte Interamericana de Derechos Humanos sobre el derecho al matrimonio igualitario y la identidad de las personas, Mario Arias y Roberth Castillo, hicieron pública su intención de casarse.

Dos días antes de su boda, el Consejo Superior Notarial emitió un oficio prohibiendo a los notarios efectuar matrimonios entre personas del mismo sexo, hasta que la Sala Constitucional o la Asamblea Legislativa derogasen el inciso 6 del artículo 14 del Código de Familia.

Ayer, Arias y Castillo fueron parte de las miles de personas que participaron de la Marcha de la Diversidad. Para ellos, la marcha tiene un significado especial: justamente, en el contexto de evento, hace tres años, decidieron salir del clóset.

Arias y Castillo opinan que mientras más personas puedan salir del clóset, y exista un ambiente de seguridad para que eso suceda, más se avanzará en los derechos de las personas LGBTI+.

 

¿Qué les motivó a ir a la marcha y de qué se sienten orgullosos en un momento como este?

Roberth: Yo creo que me motivó el hecho de que hubiéramos pasado un susto tan grande hace muy poco y que, de alguna u otra manera hubiéramos salido vencedores. Que no retrocedimos tantísimo, y que avanzamos en algunos puntos. Me enorgullece un montón que esta vez haya ido muchísima más gente. Que seamos más fuertes, más visibles y que sabemos que vamos a seguir estando presentes.

Mario: A mí también me motiva mucho saber que cada vez somos más: más amigos, más aliados, pero también -sobre todo- me conmueve que más gays y lesbianas vayan a la marcha que no podían ir antes, y este año sí pudieron. Estoy seguro que el otro año más van a poder ir.

Yo creo que estamos abriendo un ambiente más seguro, para que más personas puedan salir del clóset y venir a la marcha. Entre más gente haya en la marcha, es signo de que más personas han podido salir del clóset. Cada una de esas personas es una batalla ganada, en una guerra que aún está pendiente y en la que falta mucho por hacer.

Yo creo que estamos abriendo un ambiente más seguro, para que más personas puedan salir del clóset y venir a la marcha. Entre más gente haya en la marcha, es signo de que más personas han podido salir del clóset.

Por eso la marcha para algunas personas también es una forma de protesta, de decirle a la Sala IV: “¿Cuándo va a aclarar que el matrimonio igualitario es legal en Costa Rica?”. Para otros es más un motivo de celebración por poder ser nosotros mismos. Muy orgullosos de salir a las calles, siendo quienes somos, los otros días del año nos toca cuidarnos un poco más.

Desde la primera marcha a la que fueron hasta esta, ¿cómo lo comparan, cómo la gente se le queda a uno viendo en la calle?

Mario: Yo me acuerdo de la primera marcha a la que nosotros fuimos, que fue en el 2015, cuando Robert llegó acá. El 2015 es muy reciente, porque nosotros llevamos de salir del clóset muy poco tiempo. En el contexto de esa marcha yo salí del closet. Eso es muy curioso, y yo creo que poca gente se da cuenta de eso. Las marchas sacan a la gente del clóset. Estoy seguro de que hoy salieron muchísimas personas del clóset.

Eso es muy curioso, y yo creo que poca gente se da cuenta de eso. Las marchas sacan a la gente del clóset. Estoy seguro de que hoy salieron muchísimas personas del clóset.

Yo salí del clóset en el 2015 y algo que me sorprendió es que yo iba caminando, y en la Avenida Segunda había mucha gente a los lados que no estaban en la marcha y veían con sorpresa o desaprobación lo que estaba pasando. Este año no vi eso, del todo. Yo volvía a ver a los lados y todos tenían banderitas. Tiene que ver con la cantidad de gente, pero también porque lo que hemos avanzado en estos poquitos años ha sido enorme.

En el contexto de ustedes de la notoriedad que tuvo su relación durante la época de la opinión consultiva y que no pudieron llevar a cabo su matrimonio, ¿qué perspectivas tienen para el otro año en cuanto avances de derechos y lograr finalmente llegar a la figura del matrimonio?

Roberth: Yo lo que espero es que la Sala IV de respuesta y, como siempre decimos, la respuesta tiene que ser positiva porque sino quedaría mal la misma Sala. Por lo tanto tenemos cierta esperanza de que responda positivamente, pero no sabemos cuánto tiempo tomará, esperamos que sea poco (aunque ya pasó un montón), pero yo creo que sí hay esperanza de que respondan positivamente.

Mario: Yo lo que sí quiero decirle a la Sala IV es que están haciendo el ridículo. Chile ya ha hecho avances con la opinión consultiva, aún cuando no fue Chile el que la solicitó: fue Costa Rica. Ya el Tribunal Constitucional de Chile está avalando lo que está diciendo la opinión consultiva en cuanto la identidad de género. En Costa Rica la Sala IV no se ha referido todavía, y cada día que pasa hace más el ridículo.

Yo lo que sí quiero decirle a la Sala IV es que están haciendo el ridículo. Chile ya ha hecho avances con la opinión consultiva, aún cuando no fue Chile el que la solicitó: fue Costa Rica.

Y ese no es el mayor problema, sino que cada día que pasa es un día más en donde no hay derechos igualitarios para las demás personas. Eso es muy importante que la Sala IV lo entienda. Saben que tienen que decir que sí. De eso no hay quite, y aquí el asunto es cuándo. Ellos son responsables, con cada día que pasa, de que se esté violando hoy el derecho a la igualdad entre las demás personas. Cada excusa que ponen lo que hace es que Costa Rica, con cada día que pasen siga incumpliendo la igualdad ante la ley.

¿Qué saca el movimiento positivo después del trauma que vivió en el proceso electoral?

Roberth: Yo creo que mucha fuerza. Esto de que vengamos 60 mil personas más que el año pasado, según lo que he escuchado, no es una casualidad. Hemos crecido un montón. Yo creo que hay muchas personas que no pertenecen a la comunidad LGTBI que ahora son aliados. Eso es muy importante reconocerlo. No solo somos personas que pertenecen a la población, sino aliados, personas que están ahí apoyando a un familiar, a un amigo, o quizás a nadie en particular, solo porque están conscientes de que los derechos tienen que ir por esa vía. Para mí eso es algo que hay que rescatar: cada vez somos más fuertes y estamos mejor coordinados y coordinadas.

Ahora Ana Helena Chacón, cuando salió a la tarima, lo primero que preguntó es que si se sentían más dignos. ¿Qué hace falta para que la población, pueda sentirse plenamente digna?

Mario: Que el Estado garantice todos los derechos para toda la población LGTBI. El problema de la discriminación es social. Yo pienso mucho en los jóvenes que están en el colegio en zonas rurales. ¿Cómo les está yendo a ellos? Un niño de Guanacaste puede estarla pasando muy mal, y que se siente que no es igual a los demás.

Claro, porque la Marcha, además, no pasa por Nicoya…

Roberth: Y si lo ve en la prensa lo que va a ver es la crítica que la familia va a hacer sobre la marcha. Que es una marcha del demonio, del pecado. Y obviamente lo van a encajonar más en el clóset. Yo creo que a pesar de que para nosotros sea una reivindicación, esto no es suficiente para las personas que no están en la zona metropolitana. Para esas personas sigue siendo un evento más, lejano, que no afecta en nada mi contexto en el que vivo…

Mario: Por eso hace falta que el Estado realice acciones afirmativas especialmente en esas zonas. Y eso incluye más capacitación en escuelas y colegios y que el Estado garantice los derechos para todas las personas, porque mientras el Estado siga tratando de forma diferenciada a las personas va a validar que la sociedad lo haga. La sociedad sigue siendo homófoba, y lo hace amparada en que si el Estado los discrimina, ¿por qué yo no? El papel del Estado es fundamental: no solo debe garantizar el acceso a todas las figuras, sino también hacer acciones afirmativas hacia las personas más vulnerables.

¿Cómo se encuentra la situación de ustedes en este momento?

Mario: Nosotros estamos presentando varios recursos ante la Sala IV. Un recurso de amparo contra la Dirección Nacional de Notariado porque la Dirección Nacional de Notariado lo que dice es que la Asamblea Legislativa es la que tiene que garantizar, y no es cierto. Ya es de todos sabido que la opinión consultiva es de acatamiento obligatorio e inmediato, y eso lo sabemos por la fertilización in vitro. La Sala IV tiene que condenar a la Dirección Nacional de Notariado por obstruir un derecho que hoy está garantizado. Si ustedes, Sala IV, no lo hacen van a volver a cometer exactamente el mismo error que cometieron con la Fertilización in Vitro.

Estamos presentando ese recurso de amparo ante la Sala IV, y también presentamos una coadyudancia a una acción de inconstitucionalidad que ya se había presentado, y  estamos a la espera.


Warning: file_get_contents(https://graph.facebook.com/?ids=https://semanariouniversidad.com/pais/las-marchas-sacan-a-la-gente-del-closet/): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 403 Forbidden in /home/alfred06/public_html/wp-content/themes/abomb-child/elements/element.php on line 80
0 comments