País

La violencia de género no da tregua a la sociedad costarricense

En este 25 de noviembre: las cifras de femicidio, agresión intrafamiliar, abuso, violaciones y discriminación continúan demuestran que el país está lejos de alcanzar una sociedad más justa

No resulta extraño ver en las noticias con frecuencia historias de mujeres que fueron asesinadas a manos de su compañero o de menores abusadas por una persona de su confianza; eso ya no resulta noticia y ahí está lo más triste. Las estadísticas muestran que la tendencia de violencia de género en Costa Rica se mantiene y en muchos rubros va en incremento.

La conmemoración de este 25 de noviembre, Día Internacional de la No Violencia Contra las Mujeres da lugar al análisis de la situación que enfrenta el país, la cual aparentemente se agravó durante este año de pandemia, con cifras que van en incremento y que ponen sobre el tapete una dura realidad que viven miles de mujeres.

Evidencia de ello son las 14.431 mujeres que fueron víctimas de delitos sexuales durante el año 2019, según cifras del Observatorio de Violencia de Género del Poder Judicial; para ese mismo año, un total de 152 hombres intentaron matar a sus compañeras y esposas; pero 16 mujeres sí perdieron la vida por culpa de sus femicidas.

Para este 2020, a octubre el país ha registrado 11 mujeres asesinadas, asesinatos calificados como femicidio, o sea que han muerto a manos de sus parejas, exparejas o desconocidos por su condición de mujeres. Además, 50 mujeres han muerto de forma violenta, de las cuales 41 están todavía en estudio para determinar si son femicidios, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Mujeres (INAMU).

Por su parte, los albergues del INAMU, donde ingresan mujeres que se encuentran en alto riesgo de femicidio, han salvado, en lo que va del año, a un total de 234 mujeres. Incluyendo a las hijas e hijos, la cifra total de personas albergadas es de 504 personas albergadas, para el 2019, fueron 203 mujeres.

La ministra de la Condición de la Mujer, Patricia Mora envió un mensaje en el que recordó que históricamente las mujeres han sido acechadas por distintas formas de violencia y discriminación.

“Hoy debemos alzar la voz contra el machismo y exigirle a la sociedad en su totalidad y al Estado que cuide de la seguridad de nuestras niñas y mujeres, y haga valer la justicia pronta y cumplida ante cualquier acto de agresión”, señaló Mora.

La violencia de género no da tregua y su tendencia en Costa Rica va en incremento, algo que preocupa a las autoridades vinculadas. Por ejemplo, la Fuerza Pública, ha tenido un aumento de informes policiales por casos asociados a la violencia intrafamiliar durante el primer semestre de 2020.

En el año 2019 se realizaron 7.162 informes policiales por la Ley de Violencia Doméstica y en el 2020, se registran 9.206, mostrando un aumento de 2.044 casos.

En cuanto a las denuncias por delitos sexuales ingresados al Ministerio Público, durante el primer semestre del año 2020, también se dio un aumento en diversos delitos, como tentativa de abusos contra mayor, tentativa de abusos contra menores de edad, y difusión de pornografía y en de trata de personas, que pasó de 22 denuncias a 37 en el 2020.

Las denuncias por agresiones contra personas menores de edad del Ministerio Público son más que alarmantes, pues al 30 de setiembre se habían recibido 7.060 denuncias, de las cuales 3.830 eran por delitos sexuales.

“Los estudios demuestran que cerca del 99% de estos delitos son cometidos por hombres, el 96% de las víctimas son niñas y en el 60% de los casos son actos realizados por un miembro de la familia, cuando se supone que la familia debe ser el lugar más seguro y protector”, señaló la jerarca del INAMU.

La pandemia que va más allá del virus

Precisamente, como parte de la conmemoración del Día Internacional de la No Violencia Contra las Mujeres, el Poder Judicial llevó a cabo un panel denominado “Cómo entender las desestimaciones, sobreseimientos y absolutorias en los procesos de delitos sexuales, en el cual participaron distintas autoridades Judiciales.

Como parte del análisis se planteó la forma en que la crisis sanitaria ha incidido negativamente en la condición, que de por sí era desigual, de las mujeres en América Latina.

Así lo analizó la magistrada Roxana Chacón, coordinadora de la Comisión de Género, quien recordó que esta crisis está impactando todas las áreas del quehacer humano e institucional, con un efecto diferenciado en hombres y en mujeres.

Hay cuatro aspectos primordiales, el impacto a nivel económico; a nivel de salud, en los trabajos domésticos y de cuido; y por último en el incremento de la violencia doméstica y sexual en perjuicio de las mujeres y las niñas.

“En el plano económico, de acuerdo con el Informe del Estado de la Nación 2020, recién dado a conocer, la pandemia afectó más el empleo de las mujeres, quienes enfrentaron más despidos, mientras que a los hombres se les redujeron las jornadas laborales en mayor proporción. Una de cada dos mujeres busca empleo mientras que respecto de los hombres son 2 de cada 5”, señaló.

Del total de puestos de trabajo que se perdieron en Costa Rica hasta el segundo trimestre, un 52,5% pertenecía a mujeres, o sea 229.728 mujeres perdieron su fuente de empleo, por lo que la cantidad de mujeres ocupadas se sitúa en una cifra similar a la de 2011, es decir, casi una década de retroceso.

Asimismo, indicó, hoy más que nunca hay una sobre posición de cargas laborales, las mujeres deben asumir desproporcionalmente las tareas adicionales de limpieza del hogar, los cuidados y educación por cierre de instituciones de cuido; así como atender en sus hogares a las personas que enferman por COVID-19.

“Las manifestaciones de violencia en este período son preocupantes, desde que se desató el brote de COVID-19, los nuevos datos e informes revelan que se ha intensificado todo tipo de violencia contra las mujeres y las niñas; lo cual se ha visto especialmente en el incremento de denuncias por medios no tradicionales, como lo son las redes sociales e internet, cada vez más accesibles a las mujeres”, acotó.

Ir al contenido