Iniciativa ciudadana partió de grupo en redes sociales

La coalición sin partido que tomó partido

En cuestión de días,un grupo en Facebook aglutinó a más de 200.000 personas de distintas agrupaciones políticas interesadas en evitar que Fabricio Alvarado sea Presidente.

En la casa de Geisel Sánchez, una joven siquirreña de 27 años, egresada de Ingeniería Ambiental del TEC, la victoria del candidato presidencial Fabricio Alvarado no causó ninguna sorpresa.

En este cantón limonense, el Partido Restauración Nacional (PRN) acaparó el 45,38% de los votos válidamente emitidos en la papeleta Presidencial, el pasado domingo 4 de febrero.

Casi 10.000 personas votaron por el candidato impulsado por ese partido evangélico. Esa cifra duplicó al segundo lugar, el Partido Liberación Nacional (PLN), que obtuvo 4.233 votos (19,57%) y casi quintuplicó al tercer lugar, el Partido Acción Ciudadana (PAC), que recibió apenas 1.981 votos (9,16%), según el último corte de los resultados provisionales brindados por el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE).

“Tienen una maquinaria política gigante en la zona. Es un área con poca cultura política y no es un secreto que los gobiernos han abandonado históricamente estos lugares”, respondió Sánchez.

La Coalición Costa Rica se reunió por primera vez para conocerse el sábado 10 de febrero en la Plaza Roosevelt, en San Pedro de Montes de Oca.

La joven afirmó que no milita en algún partido político pero sí reconoció haber participado de la campaña del Frente Amplio. Esta agrupación logró ocho diputaciones en la Asamblea Legislativa hace cuatro años, entre ellos al exsacerdote católico limonense Gerardo Vargas Varela.

El liderazgo que poseen los representantes de congregaciones católicas y protestantes en el cantón le hizo prever que ganaría Fabricio Alvarado. Eso sí, su familia prestó atención al resultado esa noche para conocer su rival en la segunda ronda.

Aunque su familia poco se inmutó por el gane de Alvarado, sí les sorprendió que el PRN ganara tres de los cinco escaños disponibles en la provincia del Caribe.

“En mi núcleo familiar, mis padres tienen tres hijas que estudian en la Gran Área Metropolitana (GAM), entonces les llevamos más información a ellos. Pero sí nos dolió ver la cantidad de diputados (del PRN elegidos) de Limón. Nos sorprendió muchísimo”, narró Sánchez.

La joven es uno de los 259.711 miembros del grupo Coalición Costa Rica en Facebook, creado hace menos de una semana por un grupo de jóvenes preocupados por las altas posibilidades que el diputado Alvarado ganara la segunda ronda. Ella es ahora una de las voceras del brazo formado en la provincia de Limón.

Explosión

El lunes pasado Sánchez fue agregada por un conocido a un grupo de Facebook llamado Coalición Juventudes, pero no le dio mayor seguimiento al grupo hasta un día después.

La iniciativa, ahora denominada Coalición Costa Rica, creció exponencialmente en cuestión de horas. Empezó con ocho personas, una hora después tenía 100 miembros y ocho horas después eran más de 8.000.

En cuestión de dos días se superaron los 200.000 integrantes y ahora está cerca de llegar a los 260.000.

El grupo se ideó para “juntar a personas de distintas juventudes partidarias o sin partido para ponerse al servicio de la gente” y generar un proceso de apoyo a la candidatura de Carlos Alvarado, explicó Javier Alonso Ballesteros, un politólogo y relacionista público “afín al PLN y a la socialdemocracia” que funge como representante del comité de coordinación central de Coalición Costa Rica.

Luego se convirtió en un foro de discusión abierto que tomó “vida propia”, al cual se unió mucha gente con la energía y el entusiasmo de participar, pero que desconocía como articularse, agregó.

“Quisimos, entonces, garantizar un espacio de diálogo ciudadano para que la gente creara grupos por localidades y sectores profesionales”, manifestó Ballesteros.

Para este miércoles estos subgrupos suman más de 70, según datos brindados por la organización. Entre ellos están divididos por provincias o por cantones como Montes de Oro, Talamanca, Siquirres, Alajuelita, El Guarco, Sarapiquí, León Cortés, Bagaces, Nicoya; por localidades como Guararí, San Nicolás de Cartago, San Mateo de Acosta, Los Guido, San Rafael Montes de Oca; o por sectores como salud, comunicación, educación, etcétera.

¿Qué tenían en común los autores intelectuales del grupo? Todos son jóvenes con formación universitaria residentes en el Valle Central, pero no desean que esto se convierta necesariamente en una debilidad del movimiento.

“Respondimos a una necesidad de las personas de involucrarse. Somos personas en una situación de privilegio y sabemos que muchos otros no contaron con las mismas oportunidades, sería muy mezquino decir que no. Nuestro interés no es figurar, nos esforzamos para que sea por y para las personas, todas, y no solo los llamados académicos, respondió la activista Karla Acuña.

Acuña también es politóloga y estudia Trabajo Social, no tiene afiliación partidaria y se dedica al activismo en defensa de los Derechos Humanos. La joven fue criada en Ciudad Quesada de San Carlos, uno de los cantones bastiones del PRN que ha albergado durante la última semana una férrea oposición a los programas de educación para la sexualidad y afectividad.

“Apoyamos un enfoque amplio de Derechos Humanos para todos y todas, sin ningún tipo de distinción, tampoco edad. Eso incluye el tema de la educación en general y por supuesto de la educación para la sexualidad y afectividad”, respondió Ballestero cuestionado por este tema, uno de los que separa a Fabricio Alvarado de Coalición Costa Rica.

Nuevas preocupaciones

La Coalición se basa en cuatro principios fundamentales: que se respeten los Derechos Humanos, los principios democráticos, la experiencia necesaria en las autoridades públicas (afirman que el Fabricio Alvarado no está capacitado para gobernar el país) y que se vite la incidencia directa de la religión en la política.

Para el analista político y consultor centroamericano en comunicación y estrategia política, Gustavo Araya, la Coalición Costa Rica creció desaforadamente debido a tres factores:

la cercanía relativa entre los jóvenes con alta escolaridad, la presencia de elementos articuladores más próximos a sus preocupaciones (como Derechos Humanos, nuevos grupos sociales y preocupaciones políticas y económicas más que religiosas) y la conformación “en contrario” de un grupo que representa todo lo que les disgusta: fundamentalismo religioso, discriminación y el clientelismo desde las iglesias.

“No necesariamente hablas de juventud sino de juventudes. La agenda del cambio, de transformación, de equidad, de género, tolerancia, respeto, derechos humanos y demás -así como los grupos menos confesionales-, se encuentra sobre todo en las poblaciones jóvenes”, expresó Araya.

Una encuesta de Unimer del 2013, publicada en el diario La Nación, encontró que tres de cada diez costarricenses entre 18 y 29 años no profesa ninguna religión. Esa cifra, prevé Araya, ha crecido desde entonces.

La Coalición tiene claro que la iniciativa debe trascender de un apoyo al candidato Carlos Alvarado en las elecciones del domingo 1º de abril, reconoció Ballesteros.

Su objetivo a corto plazo es presentarle a la campaña del candidato oficialista propuestas en materia fiscal, seguridad ciudadana, educación, desarrollo sostenible, movilidad urbana, derechos humanos, infraestructura y participación ciudadana. Esto con el interés de que las incluya en sus planes.

Si Fabricio Alvarado gana, “vamos en esa misma responsabilidad” de defender sus principios. “Si gana don Carlos (Alvarado), tampoco vamos a ser un apoyo incondicional, más bien, a partir de la construcción (de propuestas que tienen), vamos a pedir que su Plan de Gobierno se respete y se mejore”, concluyó.

0 comments