Juzgado aprueba seguir trámite a Aldesa para salvarse de la quiebra

Instancia judicial otorgó cinco días hábiles a la compañía para presentar una serie de documentos financieros y contables, con el fin de convertir su solicitud de Administración por Intervención a un Convenio Preventivo de Acreedores.

El representante de Aldesa Corporación de Inversiones, Javier Cháves anunció a sus acreedores, a través de un comunicado, que el Juzgado Concursal del I Circuito Judicial admitió la conversión de su solicitud de Administración y Reorganización por Intervención Judicial a un Convenio Preventivo de Acreedores.

Según la información enviada por la empresa a los inversionistas, a quienes desde marzo del 2019 les dejó de pagar intereses por sus dineros invertidos en proyectos y fondos; el pasado 6 de mayo el Juzgado les aceptó la solicitud.

Pero este trámite está condicionado a que la compañía entregue en el plazo de cinco días hábiles, toda la información contable y financiera que le ha solicitado.

“Estamos trabajando en la elaboración de los contenidos requeridos, para procurar la puesta en marcha del Convenio Preventivo de Acreedores, para cancelar los activos de Aldesa Corporación de Inversiones”, aseguró Cháves en su comunicado.

Este nuevo paso en el proceso de Aldesa se da, luego de que un perito judicial emitiera un dictamen negativo a la solicitud realizada por la compañía, en el cual aseguró que la propuesta no tenía viabilidad, ni era de interés público.

De acuerdo con el abogado Ronny García, la Administración y Reorganización por Intervención Judicial tiene como requisito que la quiebra genere un impacto social, y aunque sí afecta a miles de personas que confiaron sus dineros a los proyectos desarrollados por Aldesa, no implica una afectación a toda una población determinada.

“Si Aldesa quiebra, al país no le pasa nada; de hecho, tiene meses de no funcionar y no ha sucedido nada. Además, el perito indicó que no hay datos suficientes para determinar la viabilidad del plan de salvamento propuesto por la compañía”, recordó el abogado.

Si el Juzgado hubiera admitido la Administración y Reorganización por Intervención Judicial, la empresa podría seguir funcionando bajo la tutela de un curador de la Corte y esperar a que les pagara a todos sus acreedores; pero ahora la propuesta del Convenio sería la última opción, previo a la quiebra.

García indicó que, de aceptar los tribunales este procedimiento, Aldesa tendrá que hacer una oferta a los acreedores y ellos decidir si lo aceptan o no. Para ello, la compañía deberá convocar a una asamblea, en la cual esté representado al menos el 70% de las deudas (las personas a quienes les debe la empresa) y deberá lograr al menos el 50% de voto positivo de quienes acudan.

“La estrategia sigue siendo la misma, atrasar el proceso. Ahí Aldesa podrá ofrecer lo que quiera, por ejemplo, como ya había hecho con algunos de los acreedores, con quienes tomó acuerdos”.

Precisamente, la empresa impulsó meses atrás convenios con diversos inversionistas de proyectos, como en el caso del desarrollo inmobiliario Terra Verbena que fue cedido por la empresa como parte de un arreglo de pago por $54 millones que firmó con más de 100 inversionistas, o la entrega de su edificio a un grupo de personas a quienes les debía.

 

 

SUSCRÍBASE A LA EDICIÓN SEMANAL EN FORMATO DIGITAL.Precio: ₡12.000 / añoPRECIO ESPECIAL

0 comments