País

Huelga en pie, millones que se pierden

El país pierde millones de colones por cada día de huelga, según las estimaciones preliminares que han realizado algunas instituciones y organizaciones empresariales,

El país pierde millones de colones por cada día de huelga, según las estimaciones preliminares que han realizado algunas instituciones y organizaciones empresariales, en el marco del movimiento de protesta que realizan los sindicatos desde el lunes de la semana anterior para oponerse a la reforma fiscal.

Solo los primeros tres días de la protesta (que hoy miércoles cumple diez días), significaron para la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) un perjuicio de unos ¢2.800 millones. Ese dinero es el equivalente a 394 bonos de vivienda para familias de bajos ingresos.

El monto se desglosa en las consultas externas perdidas (¢1.450 millones), cirugías que se dejaron de hacer (¢241 millones), los salarios de trabajadores ausentes (¢1.000 millones) y la contratación de servicios para lavar ropa (¢55 millones), detalló la oficina de prensa de la institución.

Aunque esta institución no ha contabilizado el total de pérdidas económicas en todos los días de la huelga, sí ha registrado la cantidad de procedimientos cancelados debido a la falta del personal.

Hasta ayer, se habían suspendido más de 1.500 cirugías y 43.600 citas médicas, las cuales tendrán que ser reprogramadas con prontitud, informó el presidente de la entidad, Román Macaya.

También se habían presentado problemas en la atención de pacientes que reciben quimioterapia y radioterapia.

Además, el lunes la CCSS denunció que algunos huelguistas impedían la salida de ropa de los centros médicos.

No obstante, la entidad presentó un panorama más alentador para la atención de pacientes, pues indicó que se dio una reducción de 37,5% en el apoyo de sus funcionarios a la huelga.

Es decir, mientras que los primeros días el movimiento era respaldado por 10.336 empleados de esa institución, este lunes se mantenían en huelga 6.463 funcionarios.

La protesta sindical también tuvo uno de sus impactos más significativos en el Ministerio de Educación Pública (MEP), donde se ausentaron más del 80% de docentes, según la muestra que pudo recabar la entidad.

Para conocer el ausentismo durante la huelga, el MEP puso a disposición de los directores una herramienta en la que deben registrar a los funcionarios que no se presenten a laborar.

No obstante, menos de la mitad de escuelas y colegios del país entregaron el reporte.

Por ejemplo, el viernes 14 de setiembre, el 30% de los centros educativos del país brindaron los datos. Ese día, faltaron a clases el 88,7% de los funcionarios de esas escuelas y colegios.

A todas estas personas el MEP deberá entregarles el salario completo, a menos que un Juzgado de Trabajo declare ilegal la huelga, con lo cual podrían determinarse sanciones. Todavía, esta institución no ha determinado el monto que debería cancelar por remuneraciones del personal que se ausentó.

Con respecto a los recursos policiales desplegados para atender bloqueos e incidentes de vandalismo que se han presentado en lugares como Limón, el ministro de Seguridad, Michael Soto, dijo este martes que todavía no se tenía determinado el costo económico de estos operativos.

Por su parte, la ministra de Comercio Exterior (Comex), Dyalá Jiménez, reportó ayer que empresarios que comercian frutas y alimentos perecederos, así como energía y gas, fueron los más afectados, aunque todavía no se maneja una cifra aproximada de pérdidas.

De momento, Casa Presidencial no tiene un estimado general del costo económico de la huelga para el erario público.

Empresarios exigen

También este martes, empresarios de la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Privado (Uccaep) se mostraron molestos por el impacto de la huelga en el sector económico y tildaron a este movimiento de “terrorismo”, “ilegal” y “antipatriótico”.

Por ejemplo, el sector autobusero informó que las tres grandes empresas autobuseras Coesa (este de San José), Tapachula (Escazú) y Tracasa (Limón) registraron pérdidas por ¢107 millones.

Además, las compañías Tralapa (Guanacaste) y Transtusa (Turrialba) comunicaron afectación en el 60% y 80% de sus servicios, respectivamente.

Específicamente en Limón, las autobuseras Tracasa y Autotransporte MEPE incluso tuvieron que suspender el servicio.

Los empresarios además lamentaron que dos cruceros que venían para el país hubiesen decidido tomar un rumbo distinto, lo cual significó pérdidas de ¢230 millones. Uno de ellos iba a atracar el domingo en Puntarenas con 2.143 turistas y otro ayer en Quepos con 1.100 pasajeros; no obstante, ambos tomaron rumbo hacia Panamá.

La Cámara de Turismo de Monteverde indicó que en la zona, en esta semana, se cancelaron 500 reservaciones. Otros comerciantes turísticos de Puntarenas, Guanacaste y Limón también comunicaron haberse visto afectados por la huelga.

Javier Pacheco, de la Cámara Nacional de Turismo (Canatur) y la Cámara Nacional de Hoteles, afirmó que en Limón hubo una desocupación de 75% en los hoteles.  “Estos bloqueos nos han hecho una afectación directa en reservaciones, a los transportistas, a las agencias”, lamentó.

“Si nosotros no logramos llevar a los turistas a las zonas remotas, si no logramos llenar los hoteles, los restaurantes, hacer que los turistas lleguen a todos estos lugares, lo que va a pasar es desempleo”, sentenció Pacheco, quien además advirtió que se ve afectada la imagen del país. También resaltó que el sector turismo representa el 27% de la fuerza laboral del país.

La cámara de Turismo afirmó que, en una estadía de 12 días en el país, un turista puede dejar ganancias de $1.200.

Por su parte, la Cámara Nacional de Transportes de Carga (Canatrac) comunicó que cuatro grandes empresas de carga y mercancías ya tienen pérdidas de hasta $120.000 semanales, pues los bloqueos causan retrasos en las entregas y que se dañen productos perecederos.

Debido a esto, los empresarios de Uccaep reprocharon la huelga y exigieron al Poder Ejecutivo y al Poder Judicial que tomen las acciones para declarar este movimiento ilegal. Al mismo tiempo, alabaron la labor de la Fuerza Pública al levantar los bloqueos en las carreteras.

Precisamente, el lunes la Fuerza Pública levantó un bloqueo en el plan de la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope), en La Garita.

Alberto Masis, de la Cámara de Empresarios del Combustible, detalló ayer que esa acción permitió llenar 272 camiones cisterna que aguardaban en las afueras del plantel.

Masis indicó que ayer solo había cuatro estaciones con faltante de combustible, ubicadas en la zona norte del país. No obstante, aseguró que iban a ser abastecidas e hizo un llamado a la calma porque aseguró que “hay suficiente” gasolina.

Ir al contenido