País

Familias de víctimas de femicidio piden más empatía y menos impunidad

Protestaron frente al Poder Judicial y se reunieron con Casa Presidencial para la firma de la ley que amplía la figura de femicidio

Familiares de mujeres víctimas de femicidios se manifestaron este lunes 23 de agosto frente al Poder Judicial, en San José, para pedir «más empatía y menos impunidad» en el tratamiento de los casos.

A la luz de las recientes resoluciones de casos de femicidio, las familias hicieron sentir sus voces frente a la institución que consideran, ha fallado sistemáticamente.

Durante el acto, explicó Oscar Morera (padre de Eva Morera, asesinada en 2019 por Randal Garita), quisieron rescatar los testimonios de las familias, «para ver si al escucharnos, quizá el Poder Judicial tenga más empatía».

«Y cuando decimos que el Poder Judicial, nos referimos a todas las personas, desde el personal administrativo y los investigadores, hasta los jueces; que si tuvieran una perspectiva más amplia, si entendieran qué es violencia de género  y como se relaciona con estos casos, quizá eso pueda generar menos impunidad», dijo.

Semanas atrás el Tribunal Penal de Puntarenas absolvió por «falta de pruebas» a un hombre de apellidos Sancho Rodríguez, a quien se le acusaba de matar a la turista mexicana Mar Mathus (María Trinidad) en Cóbano. También, en días recientes, se resolvieron las causas por las muertes de Luany Salazar (muerta a manos de Kenneth Mejía) y Allison Bonilla (asesinada por Nelson Sánchez).

En ambos casos, a pesar de la evidente violencia machista y de que en ambos casos la Fiscalía solicitó que se trataron como homicidios calificados, a razón de la alevosía y el enseñamiento demostrado, los tribunales consideraron que se trataba de homicidios simples, de modo que las condenas fueron significativamente menores a lo solicitado.

De acuerdo con las familias, estas absolutorias o «condenas leves» para «crímenes tan atroces» deben ser considerados como impunidad.

Por la mañana, antes de la manifestación frente al Poder Judicial, las familias acompañaron al Presidente de la República en la firma de la ley que amplía el concepto de femicidio.

A partir de esta modificación podrá imponerse una pena de prisión de 20 a 35 años a quien se aproveche de una relación o vínculo de confianza, amistad, parentesco, autoridad o relación de poder que tuviera con la mujer víctima del crimen, o cuando el hecho suceda en el amrco de relaciones familiares de consanguinidad o afinidad hasta tercer grado.

Hasta ahora, la legislación nacional solamente consideraba femicidio la muerte violenta de una mujer a mano de su pareja o expareja, aunque de acuerdo con el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (CEDAW), femicidio es cualquier muerte de una mujer, motivada por su género.

«Es gracias a la lucha que hemos avanzado en relación con la deuda que el estado costarricense tiene con las mujeres», dijo Morera, que celebró el avance y agregó: «nuestro activismo es una manera de que las muertes de nuestras hijas, hermanas y madres no hayan sido en vano».

Suscríbase al boletín

Ir al contenido